Menú
Cobayas como mascota: Conoce todo sobre ellas
ANIMAL ADORABLE

Cobayas como mascota: Conoce todo sobre ellas

La cobaya es el animal perfecto para tener en casa, son fáciles de cuidar aunque precisan de nuestra compañía y no pueden pasar mucho rato solas

Aunque es su momento fueron creadas para granjas y pruebas de laboratorio, hoy en día las cobayas son en muchas casas un miembro más de la familia y la mascota más adorada por lo más pequeños del hogar. Este roedor, originario de las colonias indias de los andes, es más grande que un hámster ? puede llegar a pesar 150 gramos- y tiene un gran carisma, pero necesita de muchos cuidados que te explicaremos a continuación desde Bekia.

La cobaya puede llegar a pesar 150 gramos

La cobaya puede llegar a pesar 150 gramos

Existen dos categorías de esta especie de roedor, dependiendo del tipo de pelaje que les recubre, pudiendo distinguir fácilmente entre las de pelo corto y las de pelo largo. En las cobayas de pelo corto nos encontramos con un tacto muy liso y suave, entre los que podemos distinguir varias especies: tricolor, en los que su pelaje se divide entre blanco, marrón y negro; holandesa, ya que se forma una línea que atraviesa todo su lomo como si fuera una bandera de este país; himalaya, de color claro pero con las puntas de las orejas y de las extremidades el color negro, como si se tratara de la cordillera; y dálmata, del mismo color y pelaje que la raza canina.

Por otra parte, en las cobayas de pelo largo encontramos mucha más textura y forma en el pelaje que las rodea, encontrándonos con las especies Shelties, Peruvianas y Tisilares. Las Shelties tienen un pelo liso y largo y muy pegado al cuerpo, como si se tratara de un Yorkshire. Las Peruvianas tienen un pelo muy alocado y que se dirige hacia todas las direcciones, formándose remolinos. Por últimos las Tisilares tienen el pelo rizado.

Hábitat de la cobaya

Antes de elegir como animal de compañía a una cobaya debemos conocer sus características en su hábitat natural, para así darle los mejores cuidados como mascota y que sea lo más feliz posible junto a nosotros. Por eso debemos saber que la cobaya en estado salvaje es un animal que vive en grandes colonias y está acostumbrada a la compañía de los suyos en grandes cantidades. A la hora de adquirir una cobaya como amigo en nuestro hogar debemos tener en cuenta esto para, si es posible, adquirir más de un ejemplar y que no se sientan muy solos.

La jaula debe ser de aproximadamente 60 cm de ancho

La jaula debe ser de aproximadamente 60 cm de ancho

Si decidimos adquirir una pareja de cobayas, lo mejor que podemos hacer es coger una hembra y un macho, aunque ello suponga la posible reproducción y las crías futuras. En caso de que no fuera posible deberíamos decantarnos antes por dos hembras que por dos machos, para evitar conflictos.

En el caso en que no podamos tener una pareja y solo optemos por un ejemplar de esta magnífica mascota, debemos tener en cuenta que precisa de nuestra compañía constante, y no le gusta pasar grandes periodos de tiempo solos.

Dentro de nuestro hogar, este animal de compañía precisa de un espacio grande con unas características especiales. La jaula debe ser de aproximadamente 60 centímetros de ancho para que tenga lugar de desarrollar sus actividades y pueda moverse con facilidad. Dentro de la jaula deberá tener su comedero y su bebedero, además de un pequeño escondite donde pasará sus horas de sueño. El suelo debe estar cubierto de virutas de manera o en su defecto papel prensado y con una altura de 3 centímetros, para que se encuentre a gusto.

También tenemos que tener en cuenta el lugar de la casa donde colocamos la jaula ya que la cobaya es un animal muy aprensivo a los cambios de temperatura, sobre todo cuando son bajas, por lo que debemos tenerla a una temperatura media de 18-24 grados y donde no haya corrientes de aire.

Que le coloquemos en una jaula no significa que tenga que estar ahí todo el tiempo, sino todo lo contrario. La cobaya necesita de altas dosis de actividad física ya que tiene que controlar el peso, por lo que deberá salir unas horas al día a corretear por la casa.

Alimentación

La cobaya es un animal hervíboro por lo que solo come frutas y verduras. Sobre todo necesita de altas dosis de la vitamina C esencial, por lo que le administraremos las que tengan más nutrientes de este tipo, y si es necesario dosis extras de la vitamina. Si decidimos darle pienso especial para cobayas debemos saber que éste ya aporta los níveles necesarios para que tenga una salud de hierro. Además de la vitamina, la cobaya necesita de fibra de forma diaria, por lo que también está bien darle heno, una de sus comidas preferidas.

La cobaya necesita vitamina y fibra diaria La cobaya necesita vitamina y fibra diaria

Lo que nunca debe faltarle a la cobaya es un dispensador de agua para que siempre esté bien hidratada, incluso algunas personas incluyen dos dispensadores para que nunca les falte de líquido.

Salud y crías de la cobaya

Este animal de compañía no tiene grandes problemas de salud debido a sus características físicas por lo que las visitas al veterinario serán en la mayoría de los casos por cuestiones rutinarias para comprobar que todo está correcto. Esto sucederá si sigues las recomendaciones de hábitat y alimentación que te hemos comentado anteriormente: realizar deporte de forma diaria, realizar una correcta adaptación del nuevo animal a la casa cuando llegue para que no sufra episodios de estrés, lavarlos una vez al mes y cepillarlos con regularidad sobre todo si se trata de una raza con características de pelo largo, ya que así eliminaremos los pelos muertos.

La esperanza de vida de las cobayas es de 4 a 6 años, por lo que puede llegar a convertirse en una primera mascota ideal para los pequeños de la casa. Se lleva muy bien con los niños, solo basta que se les trate con cuidado sobre todo a la hora de cogerlos ya que son muy asustadizas. Si optamos por la cobaya como animal de compañía debemos enseñar a nuestros hijos que no son un juguete, sino un ser vivo.

Las hembras de cobaya suelen tener entre 2 y 4 crías en el parto, pero son de gran tamaño. Esto puede llegar a ser un problema si la hembra no ha tenido ningún parto antes de los 11 meses de vida, debido al gran tamaño de las crías. Por eso el momento ideal se encuentra a las 8 meses, aunque ya están en edad de gestación desde los 4.

Artículos recomendados

Comentarios