Menú
Cómo cuidar a un hurón
Cómo cuidar a un hurón
CONSEJOS

Cómo cuidar a un hurón

El hurón es un animal sencillo de cuidar y que no requiere una atención constante. Aquí te mostramos algunos trucos para mantener a tu mascota sana y feliz.

Los hurones son animales muy curiosos, listos, amantes de la diversión y a veces, son un poco gatos. Los hurones han sido utilizados para la caza y el control de plagas desde siempre aunque actualmente cada vez son más personas que las tienen en sus hogares como mascotas. Pueden dormir entre 18 y 20 horas al día y resultan más activos durante el amanecer y el anochecer.

Los hurones pueden vivir de 5 a 15 años, aunque el promedio es que vivan entre 8 y 10 años. Tanto los hurones machos como las hembras maduran sexualmente en su primera primavera, es decir, cuando tienen unos 9 meses. Los machos suelen ser más grandes que las hembras y si no han sido castrados tendrán un fuerte olor que para algunas personas puede resultar desagradable.

Los hurones pueden vivir de 5 a 15 añosLos hurones pueden vivir de 5 a 15 años
Los hurones puedes tenerlos sueltos por casa como si fuese un gato o un perro o también metidos en jaulas. Otra opción es que combines tenerlas en jaulas con tiempo libre por casa, eso dependerá del carácter de tu hurón y de las posibilidades que tengas de poder tenerle suelto por casa. En caso de que quieras tenerle suelto, deberás tapar todos los agujeros que puedas tener en tu hogar y guardar las cosas frágiles porque al ser expertos trepadores podrían romperte algún objeto de valor.

El confort para los hurones

Si quieres que tu hurón sea feliz a tu lado deberás cuidarle en condiciones para que así sea. Los hurones necesitan espacio para poder correr y jugar. Si quieres tenerle durante algún tiempo en jaula, lo ideal es que sea de al menos 3 metros de largo, dos metros de alto y otros dos metros de ancho.

A los hurones les encanta cavar y son capaces de escapar a través del más diminuto agujero. Para evitar que desaparezcan recuerda tener todas las posibles vías de escape bien tapadas con mallas.

Los hurones necesitan un lugar seguro para dormir, deberá ser un buen lugar para acurrucarse, sin viento y sin luz directa del sol. A los hurones no les gustan los climas extremos, sobre todo a temperaturas superiores a los 26ºC ya que podrían morir si se exponen a temperaturas superiores a 30ºC.

El heno de buena calidad o el papel triturado puede utilizarse para su cama o también virutas de madera. Aunque también les gustan los paños suaves, las hamacas o cajas de tela. Si le pones una pequeña hamaca dentro de su jaula le encantará entrar para dormir dentro del confort de su lugar especial.

A los hurones les encanta jugar y trepar

A los hurones les encanta jugar y trepar

Para jugar les encantan los túneles y trepar, por lo que pueden utilizar las estanterías de tu casa para disfrutar de un buen rato de juego. También les gusta mucho jugar con juguetes de gatos, les entretienen y se podrán divertir contigo, ya que también demandarán tu atención para poder jugar y establecer un mejor vínculo afectivo contigo.

Para que crezcan felices y sanos

Los hurones son animales carnívoros por lo que su alimentación deberá ser de calidad tanto en pienso como en comida orgánica. Hay que vigilar su dieta para que no tengan sobrepeso sobre todo para aquellos hurones que no se muevan demasiado, aunque lo normal es que sí se muevan porque son animales muy enérgicos. También puede comer pollo o pavo y latas de comida húmeda especial para hurones.

Es esencial que te fijes en que tenga una buena alimentación para que se mantenga saludable, con buen aspecto y con energía. Si ves que tu hurón está demasiado apagado o que no tiene brillo en la piel u otras características poco comunes en su físico, acude al veterinario para saber si le ocurre algo subyacente o si tienes que cambiar la alimentación para que esté mejor.

Artículos recomendados

Comentarios