Menú
Cómo limpiar las orejas de un perro
HIGIENE PARA PERROS

Cómo limpiar las orejas de un perro

Nuestro perro tiene que tener limpio todo el cuerpo para evitar enfermedades. La higiene en las orejas es muy necesario para evitarle infecciones.

Las orejas de los perros deben mantenerse limpiasLas orejas de los perros deben mantenerse limpias

Las orejas son una parte muy importante de nuestra mascota, debemos mantenerlas limpias para así evitar posibles enfermedades e infecciones en el oído. A continuación te vamos a dar las pautas necesarias para conseguir una perfecta higiene en las orejas de tu can.

Cómo limpiar las orejas:

Puede que a tu perro no le guste la limpieza de las orejas, pero aún así es algo necesario y se debe convertir en una obligación. Es mejor acostumbrar a tu mascota desde cachorro a la limpieza, prémiale con una golosina para perros después de cada limpieza de oído y acaríciale mientras realizas la higiene.

Limpiar la parte externa, y generalmente peluda, de las orejas no es especialmente difícil. Suele bastar una toalla humedecida con agua templada y el champú habitual de nuestra mascota. El producto se retira después con cuidado y se seca con una toalla.

La parte rosada desnuda del pabellón auditivo y las porciones interiores precisan algo más de atención. Una gasa limpia es el material adecuado para este aseo (nunca bastoncillos de algodón ): se cubre nuestro dedo con la gasa y se introduce con extrema delicadeza el dedo en el interior del oído, cuidando de no tocar el fondo. El contacto de la gasa con las paredes limpia los restos de cera que se hayan podido acumular.

Saber limpiar bien las orejas de nuestros perros es vital para que estén sanosSaber limpiar bien las orejas de nuestros perros es vital para que estén sanos

Existen productos específicos para ayudarnos en la higiene auditiva del animal. Los limpiadores auricular ayudan a que los restos de cera se disuelvan en el producto. Este tipo de limpiadores suelen venderse con un aplicador, que ayuda a impregnar todas las zonas del oído interno, también las menos accesibles.

Para usar este tipo de productos correctamente y conseguir una perfectamente higiene de las orejas de tu mascota sigue las siguientes pautas:

- PASO 1.

Lávate bien las manos antes y después de la limpieza del oído.

- PASO 2.

Aplica una pequeña cantidad de solución de limpieza del oído en el conducto auditivo. No fuerce la boquilla de la botella en el canal auditivo ya que puede causar un daño significativo, sólo la punta de la botella debe ser insertada en el canal. Una vez que tenga la solución en el oído, debe masajear la base de la oreja para estimular la distribución a través del canal.

- PASO 3.

Tomar una bola de algodón y frotar el interior del oído para eliminar cualquier basura o la cera acumulada. Cuando la base de la oreja esté limpia, puedes utilizar las bolas de algodón empapadas o un paño húmedo empapado para limpiar la oreja hacia el extremo.

Para proteger el delicado oído de tu cachorro conviene taponar el paso del agua y del jabón en el interior de los conductos auditivos, para evitar que el agua pueda entrar y dañar al can.

Frecuencia con la que se tienen que limpiar las orejas:

Para saber cada cuanto tienes que limpiar el oído a tu cachorro hay que tener en cuenta el tipo de raza que es y como es la fisionomía de sus orejas.

Los perros son orejas cortas necesitan menos cuidadosLos perros son orejas cortas necesitan menos cuidados

Para un can con las orejas largas deben de limpiarse por lo menos una vez a la semana, ya que los conductos internos del oído de un perro conforman un intrincado laberinto de canales que se retuercen este enredo explica que no siempre sea fácil para tu mascota airear sus conductos.

Si por el contrario, tu perro tiene orejas cortas o recortadas se pueden espaciar las limpiezas. La higiene del oído debe realizarse cada 15-20 días.

Posibles enfermedades surgidas a raíz de la falta de limpieza:

La falta de limpieza de las orejas y oídos de los perros pueden acarrear enfermedades e infecciones que dañen la audición de tu mascota. Si notas que tu cachorro se rasca demasiado las orejas, sacude la cabeza o tiene mucha cera comprueba sus orejas en busca de algún tipo de inflamación, herida o irritación y en ese caso debes acudir al veterinario para comprobar que no se trata de nada grave.

Las enfermedades más comunes de la falta de limpieza del oído de un can son: otitis, infecciones del oído externo y heridas en el canal auditivo.

Enfermedades auditivas de las perros:

Las infecciones del oído interno de cualquier can comienza en el oído externo o medio y viajan hacia el interior, pero no son comunes. El síndrome vestibular es una enfermedad en la cual las células nerviosas que conectan el oído interno al cerebelo en los perros se inflaman. La enfermedad se puede desarrollar en cualquier momento, desde en un par de días a varias semanas.

Si las orejas de tu perro son cortas se deben limpiar cada 15 o 20 días
Otra enfermedad que deriva de la falta de higiene en las orejas es la otitis. Puede ser externa cuando es una inflamación crónica de un canal del oído del perro externo y otitis media, una inflamación del oído medio de los perros.

La peor enfermedad que puede surgir de un oído sucio es la sordera conducción y es cuando existe un fallo de transmisión de la vibración hasta el oído interno y el sistema nervioso.

Si quieres cuidar la salud de tu mascota no debes olvidar limpiar las orejas de tu perro con frecuencia y mantener una perfecta higiene, comprueba sus orejas con regularidad y si observas algo irregular no dudes en acudir al veterinario.

Artículos recomendados

Comentarios