Menú
Conoce en profundidad al cerdo vietnamita
Conoce en profundidad al cerdo vietnamita
TODAS LAS CURIOSIDADES

Conoce en profundidad al cerdo vietnamita

Esta especie de cerdo enano procede de Vietnam y otros países de alrededor donde está mucho más afincado como animal de compañía.

Aunque parezca un animal raro para tener como mascota de compañía en casa, el cerdo vietnamita tuvo un auge de popularidad hace unos años convirtiéndolo en un nuevo amigo para compartir la vida diaria en nuestro domicilio. Desde entonces son muchas las veces que nos podemos encontrar este animal caminando por la calle con una correa de la mano de su dueño, como si de un perro se tratara. Por eso, hoy en Bekia vamos a conocer más acerca del cerdo vietnamita, sus características y los cuidados que debemos tomar si decidimos adquirir un ejemplar de esta especie como mascota.

Como su mismo nombre indica, este especie de cerdo enano procede de Vietnam y otros países de alrededor, pero su extensión mayor se realizó en Estados Unidos, donde está mucho más afincado como animal de compañía, e incluso podemos encontrar secciones en las tiendas de mascotas especializados en el cerdo vietnamita. Es una mascota que necesita bastante tiempo y dedicación, ya que tiene un carácter muy tozudo y necesita de la atención y cuidados por parte de su dueño, además de largos paseos y comidas muy marcadas en horarios.

Este especie de cerdo enano procede de Vietnam y otros países de alrededorEste especie de cerdo enano procede de Vietnam y otros países de alrededor

El cerdo vietnamita es considerado cerdo enano por pesar menos de 100 kilogramos. La raza estándar de este ejemplar suele medir el medio metro de altura y pesar en la edad adulta entre los 40 y 50 kilogramos de peso. Su pelo es grueso y de color grisaceo, marrón y en la mayoría de los casos negro. Los ejemplares más visibles como mascotas que pasean por la calle tanto en Estados Unidos como en Europa son de pelo negro. Además tiene una prominente panza colgante, y tanto el hocico como la cola son cortos, siendo esta última además recta.

Si acabas adquiriendo un cerdo vietnamita o conoces a alguien que lo tenga, habrás podido comprobar que tiene un sonido muy particular, como un chillido que utiliza en momentos de tensión cuando se ve atacado o agobiado. Es un sonido instintivo que utilizan desde que nacen para llamar a sus madres en busca de ayuda.

Pese a lo que podamos pensar de tener un cerdo negro como mascota en casa, estos ejemplares son muy cariñosos e inteligentes, además de juguetones. Les encanta estar acompañados, y si es de otros animales, sobre todo de su especie, mejor. Pero también son buenos compañeros de otros animales como los perros, con los que pueden salir a pasear a la vez.

La raza estándar de este ejemplar suele medir el medio metro de alturaLa raza estándar de este ejemplar suele medir el medio metro de altura

Alimentación y cuidados del cerdo vietnamita

El cerdo vietnamita es un animal omnívoro, es decir, que come de todo. Esto no significa que como cerdo que es tengamos que estar alimentándolo constantemente, o administrarle comida especial para cerdos comunes. El pienso para cerdos es un compuesto realizado para que engorden, y el cerdo vietnamita ya tiene tendencia natural a engordar, por lo que debemos controlar bien la dieta que le estamos ofreciendo, para que su obesidad no sea extrema y le suponga problemas a largo plazo. Por eso, la dieta ideal para el cerdo vietnamita es una dieta equilibrada, con mucha fibra y la menos cantidad de calorías posible.

Como premio o regalo, le gustará que le demos pan duro, pero lo que nunca se nos puede olvidar es tenerlo siempre bien preparado de agua fresca, ya que le encanta beber. En cuanto a los cuidados y mantenimiento del cerdo vietnamita, el hábitat ideal es una casa donde tenga jardín y pueda campar a sus anchas al aire libre. No es un animal para viviendas muy pequeñas o pisos, aunque se adaptará bien a todos los lugares. Hay que intentar evitar exponerlo a situaciones o climas muy calurosos y húmedos, ya que al no tener sudoración, estas condiciones pueden llegar a producirle problemas de salud.

Higiene y salud

Pese a lo que estamos acostumbrados a pensar desde pequeños, vemos a un cerdo negro caminando por la calle o en casa y pensamos que tiene que ser una mascota muy sucia, pero todo lo contrario. El cerdo vietnamita no produce sudoración, por lo que no huele mal. Solo es en el caso de los machos no esterilizados y que no procrean de forma continua donde podemos empezar a encontrar malos olores.

Como premio o regalo, les gusta el pan duroComo premio o regalo, les gusta el pan duro]

Por todo esto, no es aconsejable lavar a nuestro cerdo vietnamita muy a menudo, ya que de lo contrario perderán la protección natural que su capa de piel y el pelo ejercen sobre su cuerpo. Será suficiente con darle un baño cada dos o tres meses.

El cerdo vietnamita no es un animal que tenga graves problemas de salud, pero al igual que otras mascotas necesita de una vacunación cuando son pequeños para prevenir posibles enfermedades más comunes en esta especie, como la erisipela o el parvoviriosis. La muda de pelo del cerdo vietnamita se realiza una o dos veces al año, por lo que debemos preocuparnos. Su esperanza de vida está entre los 10 y los 15 años.

Te puede interesar

Comentarios