Menú
Consejos para elegir el nombre de tu hámster
Consejos para elegir el nombre de tu hámster
ELIGE EL MÁS ORIGINAL

Consejos para elegir el nombre de tu hámster

Elegir el nombre de tu hámster puede resultar más difícil de lo que parece, por eso aquí te mostramos los nombres más originales para tu pequeña mascota.

Elegir un nombre para una mascota puede resultar muy complicado; igual que si fuera un hijo. Y todavía se hace más complicado cuando la mascota que compramos, adoptamos o nos regalan llega sin previo aviso. Puede que, de tratarse de un perro o un gato que parecen más comunes, la gente pueda tener una idea de qué nombre le gustaría tener para su mascota.

Temas relacionados

En este caso, los hámster pueden parecer muy difíciles para unos, mientras que otros se abruman con un sinfín de posibilidades. Por eso te proponemos una lista con los nombres más populares, los más graciosos y muchas más combinaciones donde podrás escoger o hacer una idea de cómo te gustaría llamarle. Uno de los consejos previos que te podemos dar es que hagas caso de la opinión de un niño, ya que ellos tienden a elegir un nombre gracioso, divertido y que suena bien.

Hay que conocer el sexo y su carácter

Lo primero que tenemos que tener claro a la hora de poner el nombre definitivo a nuestro hámster, es elegir con cuidado y atendiendo a una serie de requisitos que resultarán imprescindibles. Primero, el sexo del animal; y segundo, su carácter o personalidad.

Por lo tanto, se recomienda que los dueños se tomen un par de días de reflexión para observar a nuestra pequeña mascota y qué podría definirle mejor. También se puede pedir consejo a familiares o amigos, aunque nuestra opinión será la que predomine, ya que conviviremos nosotros con el hámster en casa y nos tiene que gustar cómo suena, entre otras razones.

No puedes elegir el nombre de tu pequeña mascota al azarNo puedes elegir el nombre de tu pequeña mascota al azar

Pueden ser según su aspecto

Primeramente hablaremos de los nombres que hacen referencia a su aspecto. Puede ser según el color de su pelo, como Blanquito o Bola de Nieve para los más blancos; Blackie o Negrito para los más oscuros; o Pardo para los marrones.

También te puedes guiar por sus características físicas. Los más comunes en estos casos son algunos como Bolita, Gordito, Mofletes, Peludo, Mordisquitos, Pelusa, Bigote, Regordete. Como ves, solo con fijarte en cómo es tu hámster tienes un sinfín de posibilidades. Pero cabe recordar que no todo puede valer.

Según su carácter también te puedes hacer una idea de cuáles son los nombres que mejor se ajustan a él o ella. Algunos elegidos, como uno de nuestros consejos si buscas un apodo que se refiera a su personalidad, podrían ser aquellos que contengan la palabra enano, enanito o pitufo. Así podrás tener a un personaje de cuento en tu propia casa: Papá Pitufo, Pitufina, Pitufo Bromista, Pitufo Glotón, Enano Mudito, Enanito Gruñón, Enano Dormilón, etc.

Cambiando de referencias, podemos elegir el nombre de nuestro hámster a partir de parecidos con objetos, como Pompón o Botón. Aunque también podemos referirnos a alimentos o comidas, como Sushi, Muffin, Oreo, Canela o Coco. Las bebidas típicas también pueden servirnos para estos casos: Café o Limonchelo son nuestros mejores consejos como apelativo.

Se puede elegir el nombre del hámster en relación a algún objetoSe puede elegir el nombre del hámster en relación a algún objeto

Marcas, opuestos o personajes

Si nuestro pequeño compañero es bromista como su dueño o tiene una chispa de humor, podemos escoger entre los opuestos a sus características pequeñas, como Gigante o Magno. En este mismo apartado, pero que a su vez hace referencia a nombres de personajes conocidos -que veremos más adelante-, podría servirnos el de Sansón o Goliat.

En caso de que los dueños sean unos fashionistas, les atraiga la moda o simplemente les guste cómo suenan sus nombres, podemos basarnos en firmas de empresas textiles conocidas y que queden bien con nuestro hámster. Como ejemplo podemos mencionar Versace, Mango, Bvlgari, Cartier o Tiffany.

Retomando el tema de los personajes conocidos, entre todos los consejos que te puedan dar, lo mejor es escoger un buen apodo a partir de roedores famosos en la pantalla. Stuart Little, Pérez o Basil son algunas de las propuestas que pueden quedar mejor. Aunque también pueden protagonizar sagas cinematográficas, como Rocky (Balboa); pertenecer a los cuentos infantiles, así como Pulgarcito o Rumplestitskin; e incluso venir del ámbito científico, como uno de los más populares entre los hámster: Einstein.

A por la pareja

Esto no es todo, porque no nos olvidamos de aquellos que tengan la pareja en casa. Lo mejor para estos casos es elegir un buen nombre de acompañante, no sirven solo dos escogidos al azar, sino que deben ser conocidos. En este aspecto hay cabida para todos los gustos, desde personajes de cómic, hasta aspectos culinarios, pasando por personalidades conocidas, dibujos animados, juguetes, refranes, marcas y sagas de ciencia ficción. Lo que hemos observado anteriormente, pero con su complemento.

Si tienes una pareja de hámsters puedes optar por ponerles nombres que guarden relaciónSi tienes una pareja de hámsters puedes optar por ponerles nombres que guarden relación

Aquí te presentamos la lista definitiva de los más destacados -aunque no están todos incluidos porque no se acabaría nunca-: Marilyn y Elvis, Dora y Pocoyó, Miss Bianca y Bernardo (Los Rescatadores), Cain y Abel, Sal y Pimienta, Bonnie y Clyde, Alaska y Mario, Pepsi y Cola, Pili y Mili, Dolce y Gabanna, Cal y Arena, Kit y Kat, Spock y Kirk, Luke y Leia, Zipi y Zape, Mortadelo y Filemón, Tom y Jerry, Rasca y Pica o Itchy y Scratchy, Barbie y Ken, Chicho y Mayra, Mazinger y Afrodita, y un largo etcétera.

Unos últimos consejos

Por lo tanto, lo más indicado para estos casos, en los que hay que poner un nombre adecuado y acorde al carácter de nuestro hámster, es a partir de apelativos en su forma diminutiva, que simbolicen algo pequeño o también que hagan referencia a su fisionomía redonda. Al tratarse de un hámster no hace falta que su nombre suene corto y contundente, ya que no tendremos que llamarle -o no nos harán mucho caso cuando le llamemos- ni le podremos sacar a la calle. Así que, de los mejores consejos que te pueden dar es que siempre sigas tu propio juicio.

Artículos recomendados

Comentarios