Menú
Formas de hacer deporte junto a tu perro
Formas de hacer deporte junto a tu perro
PONTE EN FORMA

Formas de hacer deporte junto a tu perro

Hacer deporte con tu perro te ayudará a compartir tiempo con él y a mantener una rutina deportiva

Muchos de nosotros adoptamos o compramos una mascota con el fin de que nos haga compañía. Seguramente, eso ya lo has conseguido y, mientras estás en casa, estás más entretenido porque tienes a tu animal contigo. Sin embargo, hay muchas otras formas de pasar tiempo con tu mascota, en este caso, junto a tu perro.

Hacer deporte con tu perro es una buena manera de ponerse en formaHacer deporte con tu perro es una buena manera de ponerse en forma

Una de ellas es ponerse en forma. Si nunca habías pensado que puedes hacer deporte con tu mascota o creías que es imposible, desde Bekia te enseñamos unas cuantas formas de que los dos os mantengáis en forma a la vez. Será una manera de pasar más tiempo juntos, a la vez que ayudáis a cuidar de vuestra salud.

Salir a correr con tu perro

Uno de los deportes más practicados y más sano junto a los perros es salir a correr o a entrenar. Quizás a ti solo te entre pereza el ponerte las zapatillas y salir a la calle a correr. Una manera perfecta de motivarte es llevándote a tu perro, pues lo creas o no, el tirará de ti y te animará a seguir corriendo. De hecho, los perros son animales de costumbres, es decir, una vez que empiece a correr, querrá salir todos los días o la mayoría de ellos. Por tanto, no te quedará otro remedio que salir junto a él y cumplir vuestro plan de entrenamiento para poneros en forma.

Tu perro será una buena excusa para salir a correrTu perro será una buena excusa para salir a correr

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que si tu perro todavía es un cachorro no podrá correr. Tendrás que entrenar dando paseos, pero no con carreras, ya que eso puede dañar sus articulaciones, músculos o huesos que todavía no están desarrollados. También tienes que tener en cuenta la raza. Los perros de raza grande, jóvenes y de pelo corto son los ideales para salir a correr. Sin embargo, otras razas como los Bulldog, Carlino o los perros miniatura, pueden presentar problemas respiratorios durante el ejercicio. Por tanto, se aconseja que con estos últimos se den carreras cortas y a un ritmo suave. Es aconsejable que no se utilice la misma correa que para pasear. Existen arneses para los perros, mas cómodos para él, que van atados a tu cintura y, por tanto, más cómodo para ti también. Estos arneses están hechos específicamente para correr, así que úsalos.

Pruebas de obstáculos

Otra de forma de variar en la carrera, es hacer pruebas de obstáculos. Si te aburre correr sin ningún motivo, igual prefieres tener alguna motivación para hacerlo. Desde aquí te proponemos que pongáis obstáculos que podáis superar los dos.

Crear un circuito de obstáculos es una buena manera de poner a prueba la habilidad de los dos. Por ejemplo, coloca en el suelo objetos que impliquen correr en zigzag. También prueba a saltar vallas o bancos. Añade túneles para pasar, algún deporte para que tu perro salte hacia arriba, y otros para que tengas tú que pasar de una cuerda a otra. Así fortalecerás muchos músculos de tu cuerpo y verás hasta donde puedes llegar.

Las pruebas de obstáculos son una gran motivaciónLas pruebas de obstáculos son una gran motivación

Con este circuito, ejercitaréis todos los músculos, pues tendréis que correr, saltar, agacharse... y además, ayudaréis a que vuestro cerebro esté más sano y en forma, ya que los dos tendréis que pensar cual es la mejor forma de esquivar los obstáculos.

Nadar con el perro

Si es temporada de calor o de temperaturas que acompañen, siempre puedes optar por la natación, un deporte muy sano. Si tienes piscina en casa o a tu disposición, no lo dudes si quiera, tírate con tu mascota al agua. Sino, busca algún lago, río o por supuesto, la playa. Incluso puedes preguntar en tu ciudad si hay alguna piscina habilitada para ir con tu perro.

No obligues a tu perro a que se mete al agua, id poco a pocoNo obligues a tu perro a que se mete al agua, id poco a poco

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que el lugar elegido tiene que ser adecuado para que no molestes a nadie, ya que otras personas puede que no estén socializadas con los perros y puede molestarles. Por tanto, elige las horas del día en el que haya menos afluencia de gente. Tírate al agua junto a tu perro pero siempre vigilándole, ya que si está poco acostumbrado al agua pude que le cueste empezar a nadar. Por tanto, mantente junto a él hasta que veas que se defiende en el agua.

La natación es un ejercicio muy completo. A parte de ayudaros a perder peso, mejorará vuestras articulaciones, permitiendo un desarrollo sano en los huesos y una mejora en la coordinación y movilidad. Además, este tipo de deporte es muy útil para la recuperación de lesiones, así que si ha sufrido algún accidente, llévale a nadar para que su recuperación sea más temprana. Recuerda, si tu perro toca el agua y muestra señales de que no le gusta, no le obligues, porque solo conseguirás enfadarlo y que nunca más quiera probar el agua. Por tanto, empieza familiarizándole poco a poco y al final se acabará acostumbrando al agua.

Yoga con tu perro

Últimamente se ha puesto de moda un ejercicio muy común entre la gente, pero poco común con los perros. Se trata del yoga, una actividad relajante, que vendrá muy bien a tu mascota si es un poco revoltosa, ya que aprenderá a relajarse contigo y por tanto, con el resto de la sociedad.

Doga, el nuevo yoga que puedes practicar con tu perroDoga, el nuevo yoga que puedes practicar con tu perro

Las sesiones de yoga que son aptas para perros se conocen por el nombre de Doga. Por supuesto, cada perro tendrá sus habilidades y no todos se adaptarán a las mismas sesiones. Ten paciencia con él, trabajando los dos juntos conseguiréis unos buenos ejercicios de Doga. Con esta práctica fomentarás a que disminuya vuestro estrés, la depresión, las fobias, la ansiedad e incluso la hiperactividad. Por tanto, es un deporte muy práctico para el bienestar de los dos.

Otros juegos para realizar con tu perro

Hay muchas otras rutinas de ejercicios que puedes hacer con tu perro para mantenerlo sano. Por ejemplo, si te gusta hacer abdominales, puedes coger algún objeto y mientras tú subes, lo lanzas para que tu perro vaya a recogerlo y te lo traiga. Así, mientras tu haces ejercicio, él no se quedará mirando solo, sino que interactuará contigo y hará también algo de deporte.

Puedes interactuar con tu perro mientras haces abdominalesPuedes interactuar con tu perro mientras haces abdominales

También está el juego del frisbee. A tu perro le divertirá seguir la trayectoria de este juguete y lanzarse a por él antes de que caiga al suelo. Con una cuerda, puedes jugar al tira y afloja. Ten cuidado de no tirar demasiado fuerte, ya que puede hacerse daño en su dentadura. Deja que gane él. Con una pelota, puedes jugar al fútbol con él. Llévala en tus pies y trata de que tu perro no te la quite. Utiliza tu imaginación y verás como con cualquier juguete puedes hacer un ejercicio práctico para entrenaros los dos.

El frisbee es otra buena opción para jugar con tu perroEl frisbee es otra buena opción para jugar con tu perro

Por último, hay algunos consejos para tener un buen ejercicio. Por ejemplo, que no salgáis cuando haya mucho sol, ya que podéis deshidrataros los dos. Visita al veterinario antes para que evalúe la salud de tu perro y considere cuanto deporte puede hacer. Comienza con carreras cortas y ve progresando. No olvides llevar agua si vais a salir por sitios sin fuentes, pues los dos necesitáis reponeros de vez en cuando. Al llegar a casa, mira sus almohadillas de las patas para comprobar que no se le ha quedado incrustado ningún elemento que le cause daños. Hacer ejercicio para manteneros saludables es importante, pero hacer ese ejercicio de manera correcta también lo es.

Te puede interesar

Comentarios