Menú
¿Por qué mi gato araña el sofá?
¿Por qué mi gato araña el sofá?
DESCÚBRELO

¿Por qué mi gato araña el sofá?

Puede que estés agobiado porque no sabes como hacer que tu gato deje de arañar el sofá. Aquí te traemos algunos trucos para que no se estropeen tus muebles.

¿Que quieres matar a tu gato? ¿Que se ha cargado tu nuevo sofá? Tranquilo, ni está poseído por el diablo, ni la pobre criatura merece una muerte prematura, se trata de un comportamiento de lo más natural en un felino.Las uñas de los gatos están diseñadas para trepar y agarrar a sus presas, por lo tanto, no podrás impedir que lleve a cabo este comportamiento, pero puedes tomar medidas al respecto.

Afilarse las uñas forma parte de la conducta natural del gato como lamerse todo el cuerpo después de la comida o como los repentinos arrebatos. Presta atención, te explicaré porque tienen que arañar todo:

Como podrás apreciar, los gatos tienen las uñas con forma de media luna y estas acaban en una punta muy afilada que es la que hay que cortar. Además, a cada uña la rodean capas que se van reemplazando. De modo que cada vez que tu gato se afile las uñas estará eliminando una de estas capas.Y dejando a un lado la explicación fisiológica, volvamos al porqué. Tu gato, con su comportamiento está haciendo algo muy normal: tan solo está marcando su territorio, aprovechando, a su vez, para afilar sus uñas y para estirar la musculatura.

No desesperes si tu gato araña el sofáNo desesperes si tu gato araña el sofá

Los gatos necesitan tener las uñas afiladas y cortas durante toda su vida. Por ello, para los felinos arañar es todo un ritual, que forma de manera indispensable parte de su salud. Hay que destacar y saber y que a medida que tu gato se hace más longevo sus uñas crecen más rápido.

Para los gatos, marcar el territorio es como para los humanos ir de compras, se trata de una acción social que lleva a cabo, en este caso, con el objetivo de dejar su señal en sitios estratégicos y verticales. Además, las uñas de los gatos están siempre escondidas en sus patas cuando andan, al contrario que sucede con los perros. Por esta razón, no pueden desgastar sus uñas todo lo que desearen (o más bien, lo que nosotros quisiéramos). Por lo tanto, para acabar con la locura de tu gato tendrás que saciar dos necesidades básicas para él, su preocupación por marcar el territorio, y su necesidad biológica de arreglar sus uñas.

Las uñas de los gatos son cortas y afiladasLas uñas de los gatos son cortas y afiladas

De lo que se trata, es de hacerle abandonar su idea de romper el sofá, pero siempre de una forma que no le suponga ningún trauma, ya que esto sólo podría empeorarse la situación y el gato podría llegar hasta mear el sofá. Se trata de que el felino siga pudiendo comportarse según su naturaleza con unos límites marcados para que no nos suponga ningún perjuicio.

Soluciones a ese comportamiento:

Respecto a las soluciones que podrías tomar con este animal tan territorial, puedes utilizar las siguientes para acabar con ese comportamiento:

- Cubrir toda la superficie del sofá con una funda gruesa, de manera que solo pueda arañar la capa externa del sofá. Eso sí te tocará renovar la funda cuando tu gato haya hecho de las suyas. Puedes optar desde una funda con gomas para que no pueda moverla ni meterse debajo de ella a una extensa tela. La clave es cubrir estas superficies con una tela o material de textura diferente, que resulte menos estimulante para el gato.

Puedes cubrir el sofá con una funda gruesaPuedes cubrir el sofá con una funda gruesa

-Otro de los remedios de los que puedes hacer uso es utilizar un spray disuasorio, aunque no son muy efectivos, son muy fáciles de usar. Bastará con que con él las partes del sofá en las que creas que terminarán las temidas marcas de identidad de tu felino. Sin embargo, si aplicas únicamente esta medida no aseguro el éxito. Además, y contra este suceso, puedes comprar sprays de feromonas, que no son de sustancias repelentes, como los anteriores sino de sustancias hormonales para que el gato al olerlo perciba esas feromonas como un mensaje de tranquilidad, de que el lugar ya está señalado y no necesita un nuevo marcaje, no necesite arañar. Eso sí, nunca mezcles los sprays.

-También puedes usar papel albal. Su textura no es agradable para los gatos, por lo que evitará que se suba en el sofá y sobretodo que lo arañe. Además su ruido les asusta, pero el papel tiene que estar estirado y pues si esta arrugado y blandito de nada servirá que tu sofá parezca una nave espacial.

Puedes comprarle un rascadorPuedes comprarle un rascador

Lo más efectivo:

Finalmente, te recomendaré el que a mi entender es el modelo más efectivo. Facilítale un nuevo rascador, un nuevo lugar para afilar sus uñas y para realizar sus estiramientos diarios. En las tiendas encontrarás una amplia gama, verticales, clavados en la pared, horizontales, de tronco...Además los hay de múltiples materiales: de troncos, de cartón, de cuerda.... Una vez te hagas con él, colócalo cerca o justo al lado del lugar donde le gusta clavar las uñas, será una primera forma de disuadirlo. Ahora, solo te quedará esperar a que juegue con él y cambie su comportamiento.

Te puede interesar

Comentarios