Menú
Hámster: conoce todo sobre este roedor
Hámster: conoce todo sobre este roedor
ROEDORES

Hámster: conoce todo sobre este roedor

Uno de los roedores más habituales para tener como mascotas son los hámsters; conoce sus cuidados y características.

Cuando nuestros hijos son aún de corta edad y pensamos en darle una primera mascota para que aprenda responsabilidades y trato con los animales, son muchas las familias que optan por acoger un hámster como animal de compañía en el hogar. Por eso se ha convertido en una de las mascotas más comunes en todos los hogares del mundo. Las características de este pequeño roedor hacen de él la mascota perfecta para los más pequeños de la casa. Pero esto no significa que no necesiten de cuidados y cariño como un animal doméstico más, por lo que hay que conocer bien sus necesidades, las características que lo describen y los cuidados que necesitan.

Para empezar debemos saber que existen muchas razas diferentes de este pequeño roedor, aunque la que más conocemos como mascota en los hogares es el hámster sirio. Los hámster pueden medir desde 5 centímetros en las razas más pequeñas, como el hámster enano, hasta 34 centímetros en las razas más grandes.

Los hámsters son las mascotas más habituales en un hogar con niñosLos hámsters son las mascotas más habituales en un hogar con niños

Unas de las principales características del hámster es que se trata de un animal nocturno, es decir que la mayoría de sus actividades rutinarias las realiza de noche, por lo que no debemos agobiarle si está más tranquilo por la mañana y queremos jugar con él, ya que son sus horas de descanso y posiblemente se pase las mañanas durmiendo. Se trata de una mascota muy sociable en la mayoría de sus razas, por lo que no habrá problema si los pequeños quieren sacarlo de la jaula durante un corto periodo de tiempo al día y jugar con él, siempre teniendo la supervisión de un adulto y mucho cuidado, ya que no deja de tratarse de un pequeño animal.

¿Cómo debe ser la jaula de nuestro hámster?

Si hemos decidido adquirir un hámster como mascota en nuestro hogar, debemos saber que tenemos que darle todas las comodidades necesarias para que el roedor se encuentre cómodo, lo más parecido posible a su hábitat natural. Aunque le dejaremos inspeccionar el nuevo hogar y que conozca a las personas que lo van a rodear y sus rincones, el hámster pasará la mayor parte del tiempo en una jaula.

La jaula para este animal debe ser espaciosa para que pueda desarrollar su actividad física diaria necesaria, y contar con varios objetos indispensables. En el fondo de la jaula como suelo colocaremos heno para que el animal se pueda cobijar, ya que en algunas ocasiones es muy solitario y tímido y se siente más tranquilo si está rodeado de este material donde poder acurrucarse y formarse un hueco. También podemos colocarle tiras de papel u otro material más aspero para que se forme sus propias cuevas donde dormir, algo que les encanta. Además le colocaremos una rueda donde pueda ejercitarse, ya que es un animal que necesita de actividad diaria para no sufrir problemas de salud en el futuro, y siempre dispondrá de agua para saciar su sed. La comida se la administraremos en las horas necesaria ya que otra de las características más diferenciadas del hámster son las cavidades para almacenar comida de las que dispone en las mejillas de su rostro. Existen jaulas en el mercado ya preparadas para este tipo de mascota, que pueden llegar a tener varios pisos y una infinidad de accesorios para que puedan desarrollarse y mantenerse entretenidos.

Es muy importante cuidar la alimentación de tu hámsterEs muy importante cuidar la alimentación de tu hámster

La jaula siempre la colocaremos en una zona donde haya luz, pero no sea un foco de sol y calor directo. La temperatura ambiente deberá estar en torno a unos 25 grados y evitaremos las corrientes de aire. Debemos mantener una higiene en la jaula y desmontarla y limpiarla mínimo una vez a la semana, y más asiduamente en caso de que fuera necesario.

Alimentación

La alimentación de nuestro hámster es muy importante para su salud por lo que debemos conocer perfectamente cuáles son los alimentos que debemos administrarle y cuáles no. Necesita de grandes dosis de vitaminas y fibras, y las menores grasas posibles, por lo que la dieta perfecta está basada en frutas y verduras, junto a cereales y semillas. En el mercado también podemos encontrar pienso especializado para este tipo de roedor, el cual podemos complementar con frutas y verduras frescas de forma diaria. Lo que nunca puede faltarle a nuestro pequeño roedor es agua fresca de forma continua, por lo que siempre tendrá un bebedero en la jaula.

Los alimentos no recomendados para el hámster son aquellos con grandes dosis de sal, y los productos dulces, totalmente prohibidos ya que pueden perjudicar gravemente a su salud.

Son mascotas que no requieren cuidados excesivosSon mascotas que no requieren cuidados excesivos

Además de todos estos alimentos necesarios para una dieta equilibrada, siempre premiaremos a nuestra mascota con un trozo de pan duro, por ejemplo, ya que le será de gran gusto poder roer y afilar sus incisivos con este tipo de alimentos, ya que sus dientes nunca dejan de crecer y tiene que tenerlos bien afilados.

Reproducción y salud

El hámster se encuentra en edad adulta para poder tener crías a los dos meses y medio de edad, incluso en algunas razas el momendo de madurez sexual puede llegar antes. Es en este momento en que la hembra puede quedarse embarazada para tener crías. La gestación dura entre los 15 y los 20 días y pueden llegar a tener de 6 a 8 pequeños. Al principio nacen sin pelo y parece que sin ojos, pero a la primera semana de vida ya son capaces de ingerir alimentos sólidos y en el primer mes, ya se valen por sí mismos.

Los hámsters son muy higiénicosLos hámsters son muy higiénicos

La esperanza de vida del hámster se sitúa entre los 2 y los 3 años de edad, pero no tienen graves problemas de salud. Deberás llevarlo al veterinario para realizar un seguimiento rutinario y descartar enfermedades comunes en este tipo de mascotas como pueden ser enfermedades respiratorias, meningitis u otras dolencias derivadas de parásitos.

Después de conocer todo esto sobre este pequeño roedor, puedes decidir si adquirir un joven ejemplar de este animal para hacer de él uno más de la familia y que se convierta en la mascota ideal del hogar, sobre todo en el mejor amigo de los más pequeños de la casa. Solo es necesario tener los cuidados necesarios que cualquier ser vivo necesita, y educar a nuestros hijos para que sepan tratarlos con todo el amor y el cariño que se merecen.

Artículos recomendados

Comentarios