Menú
Mantenimiento y accesorios de un acuario
Mantenimiento y accesorios de un acuario
TIPOS DE ACUARIO

Mantenimiento y accesorios de un acuario

Tener un acuario es sencillo y no necesita de grandes cuidados, pero hay que estar pendiente del pequeño ecosistema que hemos creado en nuestro hogar.

El tipo de pecera tiene que adecuarse a los peces que van a habitar en élEl tipo de pecera tiene que adecuarse a los peces que van a habitar en él

A la hora de comprar un acuario debemos tener en cuenta qué tipo de peces vamos a tener pues según esto, las características del acuario deben ser de una u otra manera. Por ello, Juan Ruiz, veterinario de animales domésticos y exóticos de la Clínica Puerta Purchena (Almería) nos va a explicar que condiciones, mantenimiento y que tipo de accesorios deben tener los acuarios y/o peceras para un mayor estabilidad del pez.

Tipos de acuario y peceras en función del tipo de pez

"Cuando creamos un acuario, en verdad creamos un ecosistema. Reproducimos unas condiciones especiales de calidad del agua, de la luz, de la temperatura...que imitan a una zona de la naturaleza", nos explica Juan Ruiz. Si quisiéramos clasificar los lugares de la naturaleza donde hay peces propios de un acuario hay muchas clasificaciones, atendiendo al tipo de peces que queremos. La pecera y acuario que son más comunes a la hora de tenerlo en una casa es el acuario tropical de agua dulce. Es económico y sencillo a la hora del mantenimiento. Pueden ser específicos o comunitarios, en función de las especies que queremos introducir. Los más demandados son el acuario asiático llenos de algas, plantas, madera seca, el sudamericano, de aguas blandas y ácidas, el africano con escasas plantas y aguas alcalinas y duras.

Tropical, asiático, sudamericano y africano son las principales opciones a la hora de crear un ecosistema en un acuario
Lo ideal es decidir que tipo de ambiente queremos crear en el acuario para que su decoración se asemeje lo más posible a la naturaleza en la que viviría dicho pez. Cualquier intento de ir contra del "orden natural" acabará llevando al mal uso de la pecera y/o acuario y en consecuencias fatales para el pez, según nos ha advertido el veterinario Juan Ruiz.

Accesorios necesarios para los acuarios

No caigamos en el fallo de que la tecnología garantiza un éxito mayor en lo que a los acuarios se refiere. Hay acuarios muy completos con mínimos instrumentos técnicos y otros, a pesar de estar equipados con aparatos sofisticados presentan un aspecto decaido. Juan Ruiz asegura que "es más importante un mantenimiento adecuado controlando el agua, la temperatura y la luz, que tener unos aparatos complejos, que en muchos casos dificultan el mantenimiento del mismo.

Una pecera necesita cuidados, sobre todo a nivel de luz, temperatura y aguaUna pecera necesita cuidados, sobre todo a nivel de luz, temperatura y agua

Aun así, existen diferentes accesorios buenos para el mantenimiento:

- Iluminación: La luz correcta, tanto en intensidad como en el tiempo, tienen una gran importancia para el crecimiento óptimo de las plantas y para el bienestar de los peces. Tan nefasto puede resultar un exceso de luz como su carencia. El tiempo en el que se utilice la luz debe situarse entre 10 y 12 horas.

- El filtro: Éste tiene en el acuario y las peceras, la función de evitar la presencia de materias grandes en suspensión en el agua, crea corriente, equilibra la temperatura entre las capas de agua que se forman y sobre todo, transforma los residuos orgánicos en minerales no tóxicos. Un filtrado erróneo puede hacer que los peces mueran, las plantas no crezcan y el acuario se llene de algas. El tamaño del filtro debe ser acorde con la densidad que ocupan los peces y las plantas. En general, puede ser adecuado un filtro que filtre el volumen del acuario en litros por agua.

- Calentadores: En la mayoría de los acuarios, se crían peces y especies vegetales tropicales cuyos valores óptimos de temperatura se hallan por encima de la que es habitual en las habitaciones de nuestra vivienda. El calor adicional necesario se puede suministrar mediante sistemas de calefacción que se pueden adquirir en comercios especializados.

- Tratamiento y mejora del agua: Cuando el agua potable de una zona urbana no es la correcta, dejan de ajustarse a las necesidades vitales de los peces y por ello es necesario tratarlas. Este tratamiento es tan sencillo como un equipo de osmosis (membrana que mueve el agua sin gasto de energía).

- Fertilización con CO2: El CO2 es el mayor fertilizante de las plantas y uno de los responsables de la acidéz del acuario. La necesidad del CO2 depende del número de plantas y de peces, la intensidad de la luz, la temperatura, el movimiento del agua y la acidez deseada.

Accesorios prohibidos en los acuarios y peceras

En los acuarios podemos introducir casi todo, como afirma el veterinario Juan Ruiz, los límites son el buen gusto y la certeza de que el accesorio no desprenderá sustancias tóxicas al agua. Cuando hablamos de tóxicas incluimos cualquier sustancia que altere el equilibrio del agua y de la vida del pez.

La utilización de rocas en el acuario, muy apropiado para decorar y darle un entorno de naturaleza marina al pez, tenemos que tener en cuenta que no todos son válidas. El mármol y la arenisca, por ejemplo, deben evitarse en los acuarios y peceras de agua ácida. Un consejo que nos explica Juan Ruiz para identificar las rocas calcáreas es verter en ella unas gotas de vinagre, si se produce una efervescencia es calcárea. Como ejemplo de rocas neutras, las cuales no habría problema si las intoducimos en un acuario, serían la pizarra, basalto y rocas volcánicas.

El mármol y la arenisca no están recomendados para los acuariosEl mármol y la arenisca no están recomendados para los acuarios

Una manera de no arriesgarse, es comprar los productos en tiendas especializadas, así tendremos la certeza de como resulta su mantenimiento una vez introduce todos los materiales y aque no perjudique a la calidad del agua y de los peces.

Limpieza del acuario

Un acuario con un mantenimiento completo, apenas necesita la intervención del cuidador. En menos de 30 minutos por semana podemos controlar como va nuestro ecosistema. Algunos consejos básicos para un mantenimiento correcto del acuario sería controlar los filtros, la luz y la temperatura del mismo, distribuir la comida en dos tandas diarias, para asegurarnos que va a ser consumida en minutos y no se va a quedar comida sobrante y renovar cada semana una parta del agua, entre el 10% y el 30% del volumen del acuario.

Artículos recomendados

Comentarios