Menú
Quimioterapia en perros
Quimioterapia en perros
ELLOS TAMBIÉN SUFREN CÁNCER

Quimioterapia en perros

Los perros también padecen cáncer y por lo tanto también se someten a sesiones de quimioterapia. Este tratamiento es más suave en mascotas que en humanos

Cuando tenemos un perro y nos dicen que tiene cáncer, muchas son las cosas que nos pasan por la cabeza. En primer lugar, pensamos que ya hemos perdido a nuestra mascota. A continuación, ya pensamos en las posibilidades que nos puede ofrecer la medicina para poder salvar la vida de nuestro perro o, al menos, que no sufra y tenga la mejor calidad de vida posible.

No todos los tipos de cáncer tienen tratamiento, además que también influye en qué estado se encuentre la enfermedad. Es importante que, independientemente del diagnóstico, nos dejemos guiar por la opinión de los veterinarios y no dejemos que el cariño por nuestro perro nos guíe. Ellos buscan, al igual que nosotros, lo mejor para el animal, por lo que debemos pensar más en él y no tanto en nosotros.

No todos los tipos de cáncer tienen tratamientoNo todos los tipos de cáncer tienen tratamiento

¿Cómo es el tratamiento de quimioterapia en perros?

Una vez que a nuestro se le detecta un tumor, antes de empezar cualquier tratamiento, se tiene que evaluar en qué estado se encuentra el cáncer. Dependiendo de éste, se decidirá cuál es el mejor tratamiento a seguir buscando, más que nada, la calidad de vida del perro. Es por esto que, en caso de que esté muy extendido, se opte por acabar con el sufrimiento del perro antes de hacerle pasar por algo que le vaya a quitar la poca calidad de vida que le queda. Cuando los veterinarios ven algún tipo de posibilidad de curación, eligen la quimioterapia como tratamiento para acabar con el cáncer, aunque no puede ser el único.

La quimioterapia suele emplearse cuando el tumor no es muy grande o cuando se busca que éste reduzca su tamaño para poder operarlo. Normalmente, cuando un perro tiene cáncer, en primer lugar se mira a ver si es operable y, en tal caso, se le extirpa y se busca qué tratamiento adicional puede usarse para acabar con las células cancerígenas. Si no es operable en un primer momento, se busca cualquier solución que pueda reducirlo de tamaño hasta que se pueda intervenir. Como ya hemos dicho, en este caso se recurriría a la quimioterapia.

La quimioterapia ayuda a acabar con aquellas células cancerígenas que quedan en el organismoLa quimioterapia ayuda a acabar con aquellas células cancerígenas que quedan en el organismo

Otro caso en el que el veterinario recurre al empleo del tratamiento de quimioterapia como opción para acabar con el cáncer es cuando, una vez extirpado el tumor, se busca que no se reproduzca. Por lo tanto, la quimioterapia ayuda a acabar con aquellas células cancerígenas que quedan en el organismo y que pueden hacer que el cáncer vuelva a aparecer. En este caso, sería un tratamiento complementario a la cirugía.

El tratamiento de quimioterapia que se utiliza para acabar con esta enfermedad en nuestro perro es bastante más suave que el que se utiliza en los seres humanos. Aunque se busca acabar con la enfermedad, en los perros es mucho más importante que estos no vean perjudicada su calidad de vida. Los dos cánceres para lo que más se utiliza este tratamiento son el linfosarcoma y el mastocitoma y, en aquellos perros en los que se aplica, su éxito es cercano al 80%. Aunque se use la quimioterapia, como ya hemos dicho, no se trata del único tratamiento que se le puede aplicar al perro. Para que la calidad de vida no se vea alterada, se utilizan otros tratamientos, también suaves para ayudar a que el cáncer se elimine al completo.

La quimioterapia es mas suave en los perros que en las personasLa quimioterapia es mas suave en los perros que en las personas

Efectos secundarios de la quimioterapia en perros

Como ya hemos dicho, cuando un veterinario diagnostica algún tipo de cáncer, tras analizar en qué estado se encuentra, decide si la quimioterapia es una buena opción o no para tratar esta enfermedad. El bienestar del perro y su calidad de vida son una prioridad tanto para el veterinario como para los dueños del animal, por lo que nunca se buscará que le pueda afectar demasiado. Es por esto que la dosis que se le da no es tan alta como para que los efectos secundarios sean tan notables, al menos nunca estarán por encima de su calidad de vida.

Los efectos secundarios que se pueden manifestar en los perros que se están sometiendo a un tratamiento de quimioterapia suelen ser transitorios ya que el veterinario intentará frenarlos con algún medicamento. Entre los más frecuentes se encuentran las pérdidas de apetito, las náuseas y los vómitos. Es por esto que nuestro perro puede bajar peso durante el tratamiento. Por otro lado, es posible que nuestro perro se ponga enfermo con más facilidad ya que las defensas estarán más bajas por efecto de la quimioterapia. De nuevo, será el veterinario el que le ayude a superar los inconvenientes de salud que se le presenten. Por último, hay algunos casos en los que el pelo sufre anomalías tales como cambio de color, se cae o pierde fuerza y brillo.

Cuando el cáncer no tiene solución no se aplica tratamientoCuando el cáncer no tiene solución no se aplica tratamiento

Por lo tanto, aunque nuestro perro pueda presentar algunos síntomas de los que se han descrito, no debemos preocuparnos demasiado. Normalmente, cuando se ve que el cáncer que padece un perro no tiene solución, para que no sufra, directamente, no se inicia ningún tipo de tratamiento. Con este animal se tiene muy en cuenta su calidad de vida, por lo que no se le hará sufrir innecesariamente.

Artículos recomendados

Comentarios