Menú
¿Puedo llevar a mi mascota en un medio de transporte público?
¿Puedo llevar a mi mascota en un medio de transporte público?
TU MASCOTA

¿Puedo llevar a mi mascota en un medio de transporte público?

Elige el medio y las mejores y más cómodas formas de transportar a tu mascota cuando te vayas de viaje.

Además de estas recomendaciones, asegúrate de los avisos según la empresa de transporteAdemás de estas recomendaciones, asegúrate de los avisos según la empresa de transporte

Viajar en transporte público junto a nuestra querida e inseparables mascota, puede suponer en muchas ocasiones grandes dificultades y pueden crear barreras que en la actualidad no deberían de existir, ya no sólo para el animal, sino también para nosotros que tendremos que variar nuestras rutas y nuestros planes en vista de los viajes que vayamos a realizar.

Por esta razón, desde Bekia queremos explicaros las objeciones y limitaciones que surgen a la hora de llevar a vuestra mascota cuando vayáis en algún medio de transporte público, ya sea en coche o autobús , como en avión, barco o tren, y contaros cómo llevarla para que el animal vaya seguro y cómodo.

 Si hay opción, el descanso en viajes largos es obligatorio Si hay opción, el descanso en viajes largos es obligatorio

Coche y autobús

A pesar de que no hay ningún reglamento referido a como llevar una mascota o animal en un medio de transporte, en este caso en coche o autobús , sí es cierto que a la hora de conducir, estos son considerado como objetos o cosas que 'deben ir perfectamente sujetos' con el fin de no crear problemas de seguridad y distracciones para el conductor del coche o autobús en cuestión.

En este sentido, es importante que se utilice para la mascota un dispositivo de trasporte correcto, como pueden ser los transportines, las jaulas u otros elementos como las redes o dispositivos de barreras que protejan al animal así como a los conductores de los posibles problemas que puedan darse en la conducción. De igual forma, en el autobús deben seguirse las mismas indicaciones que en los coches.

Otros consejos que pueden servirnos a la hora de llevar a nuestra mascota en un medio de transporte, es llevar la comida y el agua suficiente para el viaje que se vaya a emprender así como no saturar al animal con muchos kilómetros recorridos. Se debe tener en cuenta que también sienten y que necesitan tener descansos tal y como los necesitan las personas.

Trenes

Este medio de transporte presenta algunas diferencias con respecto a los anteriores según la clase en la que se viaje y el tren que se utilice. De esta manera, unas exigencias dominarán sobre otras si se viaja en una clase más alta, en la que se requiere que el animal vaya en su respectiva jaula o transportín y que no sobrepase unas medidas y un peso establecido por la empresa de ferrocarriles, o si va en una más inferior en el que el único requerimiento es que el animal vaya correctamente atado para proteger su seguridad.

Hay que buscar la comodidad para mascota y dueño
De este modo, las clases del tren en que se viaje con el animal también influirá en el precio, siendo de carácter obligatorio pagar una plaza para la mascota en una clase alta de nuestro tren, y no resultando imprescindible pagarla en una clase más inferior.

Finalmente, hay que señalar que los perros lazarillos entran en un grupo totalmente diferente al resto de mascotas. Los perros lazarillos podrán viajar en cualquier clase y en cualquier tren sin tener que pagar el coste de una plaza.

 El transportín es obligatorio en la mayoría de medios de transporte El transportín es obligatorio en la mayoría de medios de transporte

Avión y barco

El avión y el barco son los medios de transporte más delicados a la hora de llevar una mascota ya que son muchos los requerimientos que se piden a la hora de acceder a nuestra plaza con ellos.

En el caso del avión debemos señalar la necesidad de que la mascota vaya con todas y cada una de sus tarjetas de vacunas certificadas por un médico. Asimismo, es imprescindible que el animal cuente con una tarjeta de salud donde se especifiquen todas sus características. De este modo, los animales irán en jaulas o transportines justo debajo de nuestro asiento, aunque en ciertos casos y habiéndolo avisado con anterioridad, pueden ir en la cabina.

Con respecto al viaje en barco, la situación es muy parecida pero con menos requerimientos a la hora de documentación. Por lo general, casi todos los barcos cuentan con una zona habilitada para animales, pero si no la contara, las mascotas de pequeñas dimensiones podrían estar en la cabina de nuestro barco sin ningún tipo de problema.

Te puede interesar

1 Comentario

Elrodeo

29/03/2017 01:43

La línea 102 en CABA de transporte público por omnibus, no me permite llevar a mi gato dentro de su jaula cerrada, para visita al médico veterinario. ¿qué reglamentación está vigente en CABA?