Menú
Qué es y en qué consiste la esterilización de un perro
Qué es y en qué consiste la esterilización de un perro
CUIDADOS CANINOS

Qué es y en qué consiste la esterilización de un perro

La esterilización es un método que muchos dueños tienen en cuenta si de verdad no quieren criar perros, pero hay que tener cuidado a la hora de operar a tu mascota.

Si estás considerando en la esterilización perro o perra es muy importante estar informada antes de tomar la decisión, ya que hay muchas creencias al respecto.

¿En qué consiste la esterilización de un perro?

La esterilización en hembras y la castración en machos es un método quirúrgico mediante el cual el veterinario quita los órganos reproductores al animal A los perros se les realiza una incisión en el escroto y se retiran sus testículos. A las perras se les extirpa los ovarios, el útero y parte del cérvix mediante una incisión en el abdomen.

La castración implica días de recuperación y cuidadosLa castración implica días de recuperación y cuidados

Es un proceso seguro e indoloro que normalmente funciona de la siguiente manera: El veterinario te pedirá que no alimentes a tu perro durante ocho horas antes de la operación. Es muy probable que le administre medicamentos pre-anestésicos para tranquilizarlo y preparar su cuerpo para la anestesia general, que le administrará a tu perro por la boca mediante un tubo.

Una vez terminada la operación tu perro se despertará cuando ya tenga los puntos cosidos. Se sentirá dolorido por lo que el veterinario le administrará analgésicos que, una vez hayáis vuelto a casa, tendrás que continuar dándole tú durante el tiempo establecido. En general puedes llevarte a los machos unas horas después de la operación pero las hembras deben quedarse a pasar la noche en el centro veterinario.

Los perros necesitarán de tus cuidados tras la operación. Se sentirán cansados y torpes, así que tendrás que ponerles las cosas fáciles. Es normal que en los primeros días pierdan el apetito y se pasen las horas tumbados. Les podrás dar pequeñas raciones de agua y comida el día después de la cirugía pero no les obligues. Mantente atento a su estado, por ejemplo, si vomitan, se sienten hinchados, tienen fiebre o segregan algún líquido anormal. Si este es el caso, consulta con tu veterinario.

Las ventajas de la esterilización pesan sobre los inconvenientesLas ventajas de la esterilización pesan sobre los inconvenientes

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de llevar a cabo una esterilización?

Las ventajas de esterilizar a un perro son muchas, siendo la primera de ellas el control de la reproducción excesiva entre estos animales. En hembras ayuda a prevenir el cáncer de ovario y útero además de sufrir de piometra, la infección de este último que puede llevar a la perra a la muerte si no se trata a tiempo. Las hembras también pueden sufrir embarazos psicológicos, pero con la esterilización se elimina esta posibilidad. Otra ventaja es que si se le realiza la operación antes de su primer celo las probabilidades de desarrollar tumores en las mamas se reducen prácticamente a 0.

En los machos también encontramos muchos puntos a favor para decidirnos por una castración. La agresividad que pudieran mostrar con otros perros macho, sobre todo si lo que está en juego es la reproducción con una hembra, se reduciría notablemente, así como las marcas de orina que dejan para marcar territorio o una posible agresividad posesiva. En general, su comportamiento será más calmado. Por otro lado, los peligros de una alguna enfermedad relacionada con sus órganos sexuales también se reducirán.

Sin embargo, como en la mayoría de procesos de este tipo hay algunas desventajas. La anestesia y la cirugía siempre entablan aunque sea un mínimo riesgo. Además tras la operación no todos los perros se recuperan perfectamente y con una gran rapidez. En algunos casos, el animal necesitará de muchos cuidados por parte de su dueño. La pérdida del apetito, el letargo y la diarrea son fases por las que es muy probable que pase tu mascota. Y aunque como hemos comentado, en las hembras la esterilización reduce el riesgo de cáncer de ovario o útero, por el contrario son un poco más susceptibles a otros tipos de cáncer, a problemas de articulaciones y a enfermedades relacionados con la tiroides.

Es un proceso determinante en la vida de la mascotaEs un proceso determinante en la vida de la mascota

¿Tiene efectos secundarios?

La esterilización del perro tiene efectos secundarios, ya que se trata de una operación irreversible y determinante en la vida de un animal. Como ya hemos apuntado el cambio de carácter es una de las consecuencias, por ejemplo, la reducción de la agresividad, aunque esto no necesariamente se da en todos los perros. Así mismo, también se ha comprobado que las veces que los perros montan a otras cosas aparte de perras también se reducen. Su instinto de huir del hogar y merodear por las calles disminuye igualmente.

Concretamente en las hembras, uno de los mayores beneficios es que dejan de experimentar el celo. Las perras tienen 2 celos al año con una duración de aproximadamente 3 semanas cada uno. Si se le realiza esta operación no tendrá que volver a pasar más por uno.

Uno de los mayores mitos que se escuchan sobre la esterilización perro es que nuestra mascota aumentará de peso tras la cirugía. Pues bien, una cosa no está directamente relacionada con la otra. Es igual de importante que tu perro tenga una buena alimentación y ejercicio regular tanto antes de la operación como después. Su peso tras el procedimiento puede variar: es posible que ganen peso, ya que la esterilización provoca agotamiento y es muy probable que no se muevan demasiado. Sin embargo también puede darse el caso de que adelgacen porque es normal que pierdan el apetito por unos días. La situación dependerá de tu perro y cómo le haya afectado el procedimiento. Si en general no le gusta demasiado la actividad del cuerpo o nunca ha sido de mucho comer lo más seguro es que estas características se multipliquen si no se encuentran bien.

Se recomienda practicrla antes de alcanzar la madurezPSe recomienda practicrla antes de alcanzar la madurez

Consejos para la esterilización de un perro.

El mejor momento para llevar a realizar la esterilización perro es alrededor de los seis y nueve meses de vida, aunque a partir de las ocho semanas ya se puede considerar siempre que el cachorro esté completamente bien de salud. Los riesgos del post-operatorio se agravan ligeramente cuando más mayor sea el animal. Por ello el veterinario te recomendará la operación antes de que lleguen a la edad adulta.

Quizás hayas escuchado que es conveniente dejar a tu perra tener una camada antes de esterilizarla. Esto no es correcto, ya que la esterilización no está sujeta a que la hembra haya procreado o no. Además de esta razón, tener una camada significaría tener que encontrar un hogar para cada uno de los cachorros, un esfuerzo que sería necesario hacer si se toma esa decisión.

Tras la operación puede ayudar a tu mascota a recuperarse. Proporciónale un lugar tranquilo y cómodo, lejos de ruidos y de temperaturas muy altas o bajas. Intenta evitar en la medida de los posible que tu perro lama la zona operada, ya que podría causarle una infección. Para terminar, comprueba diariamente que la incisión muestra un aspecto normal y que se cura apropiadamente.

Te puede interesar

Comentarios