Menú
¿Cómo puedo saber si mi perro tiene fiebre?
¿Cómo puedo saber si mi perro tiene fiebre?
FIEBRE PERRUNA

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene fiebre?

Cuando los perros estan enfermos en ocasiones tienen fiebre. Es importante saber cómo detectarla y qué hacer en ese caso.

Al igual que los humanos, los perros comparten muchas de nuestras enfermedades y algunas de ellas son tan comunes como un resfriado o la gripe. Aunque los síntomas que muestran no siempre son iguales y no tienen nuestra capacidad de comunicarse a través del lenguaje, depende de nosotros saber cómo leer los signos que nos dan cuanto algo en su salud no marcha del todo bien.

La fiebre en los perros es más común de lo que nos pensamos y debemos saber detectarla para poder ayudarle a paliar los síntomas y hacer que nuestro perro pueda recuperar su salud lo antes posible.

En Bekia te contamos cómo puedes saber si tu perro tiene fiebre y cómo debes actuar para que se pueda deshacer de ella y volver a estar sano y feliz como siempre.

Cómo puedo saber si mi perro tiene fiebre

Debes tener en cuenta que la temperatura corporal de tu perro, cuando está sano, es un par de grados más alta que la de los humanos, así pues para tomarle la temperatura es mejor que lo haga el veterinario, quien conoce cuál es la más adecuada para el buen estado de salud de tu mascota.

Para cerciorarte de si tu perro tiene fiebre es mejor acudir al veterinarioPara cerciorarte de si tu perro tiene fiebre es mejor acudir al veterinario

Existen otros signos que te harán presente el malestar de tu perro y su posible fiebre. El primero de ellos es que se encuentre más cansado de lo normal, que duerma más rato y que no responda a tus llamadas como lo hace normalmente. Además si tu perro está enfermo dejará de comer y tampoco beberá agua. Estos son los signos más visibles de que tu perro tiene un problema de salud, ya que suelen reaccionar del mismo modo ante las enfermedades.

La fiebre, como en los humanos, sube su temperatura corporal, por lo que podremos notarlo a través de su hocico. Si su nariz está seca (cuando normalmente tendría que estar húmeda) y calentita significa que su temperatura corporal es mayor a la que tiene normalmente. Los ojos tendrán un aspecto vidrioso y parecerá que tu perro tiene la mirada triste. En los casos en los que la fiebre es más alta el perro tendrá escalofríos y calambres y verás como duerme incómodo. Cuando es un resfriado o una gripe puede que estornude, tosa o tenga mucosidades en la nariz.

Cómo actuar si creo que mi mascota tiene fiebre

Si todos o algunos de los síntomas mencionados le suceden a tu perro deberás consultar con un veterinario lo antes posible. El experto en salud canina sabrá determinar si los síntomas que presenta el perro están relacionados con la fiebre o si bien está padeciendo otra enfermedad.

El especialista determinará qué le ocurre a tu mascotaEl especialista determinará qué le ocurre a tu mascota

Lo más probable es que primero le examine los ojos, las orejas y le palpe el estómago. A continuación quizás le ponga el termómetro por el ano para poder determinar si realmente tiene fiebre. Se les coloca el termómetro casi siempre en esta parte del cuerpo, aunque dependiendo del perro puede que opten por otro método.

En el caso de que el veterinario determine que tu perro realmente tiene fiebre te recomendará una medicación específica y puede que también te aconseje preparar la casa de modo que tu perro pueda sentirse más cómodo mientras se cura de la fiebre.

Coloca su camita en una zona donde no le pase corriente de aire y la temperatura de la habitación sea la correcta, ni demasiado fría ni demasiado caliente. Ponle una mantita en su cama para que se pueda tapar si tiene frío durante la noche o destaparse si siente calor.

Dejale en su cama una mantita por si quiere arroparse por la nocheDejale en su cama una mantita por si quiere arroparse por la noche

En los casos en los que la fiebre es muy alta podemos aplicarle un trapito húmedo en la barriga durante unos segundos, pero debemos tener cuidado con que no esté demasiado frío y no debemos dejar el trapito en su barriga durante mucho rato. Debes tener en cuenta que quizás no todos los perros reaccionen bien ante este procedimiento, por lo que si tu perro no se deja no lo agobies. Lo más probable es que no se encuentre bien y prefiera dormir tranquilito en su cama.

Déjale siempre el recipiente con agua limpia lleno para que pueda beber siempre que tenga sed y se encuentre totalmente hidratado. Quizás no tenga hambre los primeros días, pero deberás dejarle siempre comida en el plato para que la tenga a su alcance cuando se vaya recuperando y le apetezca comer de nuevo.

Ten en cuenta que quizás está demasiado cansado como para bajar a la calle. De todos modos deberías intentarlo o habilitarle una zona en el hogar donde pueda hacer sus necesidades, lejos de su camita. Si normalmente salís a pasear mucho rato, ahora que está con fiebre lo mejor sería que salieseis durante menos tiempo y en cuanto se recupere podréis salir a dar las vueltas de siempre.

Bajo ningún concepto le des un medicamento de humanos o una medicina de perros no recetada a tu mascota. Recuerda que es un profesional quien debe determinar si tu perro tiene perro y qué medicinas puede tomar. Si le das un medicamento que no está recetado por un veterinario puedes crearle más dolor en su salud e incluso causarle problemas graves, ya que su organismo es fuerte pero no puede combatir medicaciones que no han estado recetadas y no le son adecuadas para la dolencia que está sufriendo en este momento y que debe ser diagnosticada siempre por un profesional de la salud canina.

Vigila que siempre tenga agua para que no se deshidrateVigila que siempre tenga agua para que no se deshidrate

El perro es la mascota más fiel que existe y estará siempre a tu lado, pase lo que pase. Cuando tú estás enfermo el perro se da cuenta de que algo no va bien y está a tu disposición haciéndote compañía y aportándote el cariño, apoyo y amor que necesitas en este momento de tu vida. Por eso, cuando tu mascota esté enferma deberás darle todo aquello que necesite para mejorarse pronto en cuanto a remedios y medicamentos, pero también en cuanto apoyo y amor. Piensa que ellos solamente nos tienen a nosotros y tenerlos a su lado hace que se sientan más fuertes y con más ganas de luchar contra la fiebre para poder estar bien y poder disfrutar al máximo de nuestra compañía.

Te puede interesar

Comentarios