Menú
Señales que nos muestran que nuestro gato está envejeciendo
Señales que nos muestran que nuestro gato está envejeciendo
ENVEJECIMIENTO

Señales que nos muestran que nuestro gato está envejeciendo

En este artículo aparecen las claves para detectar si tu gato está envejeciendo. Desde la perdida de visión, la salud dental y los problemas de orina.

Los gatos también envejecen, como cualquier otro ser vivo. Son criaturas sutiles y les encanta querer a sus dueños y darles amor igual que les dan a ellos. Pero como cualquier otro ser vivo de este planeta también son susceptibles a los síntomas de envejecimiento, sobre todo cuando se van acercando a la tercera edad. Las buenas noticias es que puedes detectar fácilmente cuáles son algunas de estas señales que te muestran que tu gato está en edad avanzada y así, podrás ofrecerle los cuidados que necesita. Cuando un gato tiene entre 7 y 10 años, ya están entrando en una edad avanzada y es necesario acudir con frecuencia al veterinario para comprobar que tienen un buen estado de salud.

Problemas de visión

Los problemas oculares en los gatos son bastante habituales en cuanto llegan a la tercera edad. Pueden presentarse como una condición primaria o secundaria y que vayan seguidos de otras enfermedades como traumatismos, cáncer o glaucoma.

Gatos con ojos amarillos Gatos con ojos amarillos

Los ojos son la ventana del alma, pero también son la ventana del sistema cardiovascular. Una enfermedad ocular puede presentar un problema secundario como una presión arterial alta. La hipertensión se ve a menudo en gatos que sufren hipertiroidismo o problemas renales. Esto puede hacer que los vasos sanguíneos de la retina se muestren alterados e incluso que presenten una disminución repentina de la visión e incluso ceguera.

Cualquiera de estos síntomas será un indicador para que acudas al veterinario:

- Parpadeo excesivo

- Vasos sanguíneos congestionados o partes blancas en los ojos

- Pupilas todo el tiempo dilatadas

- Se golpe con objetos como señal de ver poco

- Tiene residuos visibles en la parte frontal del ojo

Problemas para orinar

La enfermedad renal es una de las principales causas de malestar en los gatos mayores. Puedes notar que tu gato comienza a beber más agua y a orinar demasiado. A medida que la enfermedad progresa los gatos pierden peso y hambre porque las toxinas se acumulan en la sangre. Aunque la enfermedad renal se puede detectar de forma temprana, existen dietas renales que pueden retrasar la progresión de la enfermedad.

Por el contrario, puede ocurrir que el gato no quiera orinar, y esto también será una señal de enfermedad renal grave o incluso de obstrucción uretral. Cuando un gato no puede orinar es una situación de emergencia veterinaria y tendrás que llevarle cuanto antes a que comprueben los profesionales qué le ocurre.

Problemas en los dientes

Las enfermedades dentales en los gatos también son una clara señal de que tu gato está envejeciendo. Aunque puede haber sarro visible, la enfermedad periodontal es una señal significativa en los gatos, pero pueden ser susceptibles a tener problemas dentales aún más graves.

Entre el 30 y el 70% de los gatos adultos tendrán problemas en los dientes. Puedes notar como a tu gato le cuesta comer, como le duele la boca o incluso, se les cae la baba, en algunas ocasiones, se pueden ver los problemas claramente al abrir un poco la boca al gato. A cualquier síntoma anómalo es necesario acudir inmediatamente al veterinario. Es necesario limpiar los dientes a los gatos de forma regular en el veterinario para poder asegurar y mantener la salud periodontal, pero también se pueden observar en radiografías dentales. Esta es la única manera de poder diagnosticar definitivamente algún problema dental en los gatos.

Gato atigrado Gato atigrado

Otras señales que se deben considerar

Además de las señales comentadas más arriba y que son las más habituales, también hay otras señales que merece la pena tener en cuenta para saber si debes o no aumentar las visitas al veterinario. La salud de tu felino es primordial, así que te en cuenta las siguientes señales:

- Pérdida progresiva de audición

- Protuberancias en alguna zona de su cuerpo

- Cambios bruscos de peso

- Problemas en las articulaciones

- Dolores que parecen injustificados

- Cambios de color

- Cambios de comportamiento

Artículos recomendados

Comentarios