Menú
Sphynx o gato egipcio: todo sobre esta raza de felino
Sphynx o gato egipcio: todo sobre esta raza de felino
GATO SIN PELO

Sphynx o gato egipcio: todo sobre esta raza de felino

Descubre todo sobre el gato egipcio o Sphynx el gato sin pelo, te contamos todas sus características y cuidados.

El Sphynx es una raza felina de tamaño mediano cuya principal característica es la ausencia de pelaje. En Bekia Mascotas te contamos toda las particularidades de este felino también llamado gato egipcio o gato esfinge para que conozcas todo lo relacionado con el origen, el aspecto, el carácter y comportamiento, los cuidados y la salud de este gato sin pelo por si tienes o piensas tener a este felino como mascota.

El origen de la raza felina Sphynx

El rasgo distintivo del gato Sphynx se debe a una mutación genética natural causada por un gen recesivo que le hace no presentar pelo. Así, los primeros ejemplares de esta peculiar raza se encuentran en Canadá durante los años 60. Entonces, los intentos de crear una raza sin pelo no tenían el resultado óptimo y muchos de ellos morían por distintas patologías.

El éxito para la reproducción de esta nueva raza no se logró hasta que comenzaron a cruzarse felinos como el Cornish Rex o el Devon Rex, cuya diversidad genética hizo que aparecieran nuevos ejemplares sin pelo, acabando con la elevada tasa de mortalidad que había con los primeros cruces de gatos de este tipo.

Su principal característica es que no tiene peloSu principal característica es que no tiene pelo

Características físicas y apariencia del gato egipcio

La característica principal y más distintiva de esta raza de felino es la ausencia de pelo y, aunque el ejemplar estándar de las federaciones felinas es de apariencia desnuda, se admite que el Sphynx presente un pelaje fijo y corto en algunas zonas como los bordes de las orejas y el rabo, los pies o el puente de la nariz. En el resto del cuerpo, esto varía dependiendo del gato; algunos están cubiertos de una fina pelusa mientras que otros están completamente desnudos, aunque sí presentan un vello imperceptible.

En este sentido, al carecer de pelaje, el gato egipcio se puede presentar en todos los colores, sin que haya un patrón fijo de tonalidades, que pueden ser únicas o entremezcladas en el animal. Al tratarse de piel en lugar de pelo, los colores pueden verse intensificados con la exposición solar del gato. Por otra parte, el Sphynx presenta arrugas en la piel, especialmente en las orejas, frente, alrededor de los ojos y de la frente.

El Sphynx es un gato de tamaño mediano, siendo más pequeñas las hembras que los machos. Este felino tiene un cuerpo fuerte, musculoso, caliente y muy suave, debido a la fina capa de vello que recubre su piel. Tanto su pecho como el abdomen, en forma de pera, son redondeados, con un cuello bien musculado y algo arqueado.

La cabeza del gato esfinge es más larga que ancha, de aspecto triangular, con pómulos sobresalientes, frente plana y contornos redondeados. Sus ojos son grandes, ovalados, distanciados entre sí alineados con la base ancha de sus características orejas, que son de tamaño grande, erectas y abiertas, mientras que su cola es larga en proporción al cuerpo, delgada, flexible, ancha en la base y afinándose hasta al punta.

Carácter y comportamiento del gato Esfinge

Al contrario de las creencias generales sobre los felinos o el aspecto en concreto de este gato egipcio, lo cierto es que los ejemplares de esta raza son muy alegres, pacíficos y amigables. De hecho, el Sphynx tiene un temperamento dulce que le lleva a socializar con la gente, en especial con su dueño, del que es muy dependiente. Afectuosos y cariñosos, siempre buscan el contacto humano y se llevan bien con los gatos e incluso con los perros.

Aunque son gatos muy inteligentes y curiosos, lo cierto es que al gato Esfinge le gusta estar tranquilo y elegirá la calma frente a la actividad que sí presentan cuando son más jóvenes. También buscará los sitios más cálidos de los interiores, ya que esta raza es muy sensible a los cambios de temperatura. En definitiva, el carácter y el comportamiento del gato egipcio lo convierten en una mascota ideal para tener en casa.

Sus ojos tienen que estar limpiosSus ojos tienen que estar limpios

Cuidado específico de los gatos Sphynx

En el caso de esta raza felina, la higiene corporal cobra especial importancia ya que, mientras que otras razas de gato pueden ocuparse de su propio aseo, el Sphynx necesitará la ayuda de su dueño para mantenerse limpio. Esto es debido a la ausencia de pelo que presenta la raza, por lo que el gato desprende grasa y suda, haciendo que haya que habituarlo a mínimo un baño al mes desde muy temprana edad.

Lo mismo sucede con los ojos y aunque, al carecer de pestañas, el gato egipcio produce mucho líquido lacrimal para protegerse, la higiene en esta zona es importante para prevenir infecciones oculares, por lo que sus ojos deberán limpiarse con regularidad con un paño impregnado en suero fisiológico para deshacerse de las legañas del animal.

Las orejas del Sphynx también requieren un procedimiento de desinfección para el cual existen gotas limpiadoras que eliminarán la suciedad y la cera acumulada en sus oídos, puesto que los gatos de esta raza acumulan mucha grasa en sus pabellones auditivos, siendo necesario limpiarlos de manera regular.

Otra de las partes que más atención requiere en cuanto a la higiene del gato egipcio son las uñas, donde se concentra una gran cantidad de suciedad y que deberán limpiarse semanalmente de manera rigurosa, a la vez que ha de vigilarse la longitud de las mismas.

En cuanto a la alimentación del llamado gato egipcio, lo ideal es proporcionarle una dieta de fabricación industrial, ya que estos alimentos se elaboran con todos los nutrientes necesarios para el felino, algo esencial en esta raza puesto que, al carecer de pelo, son sensibles al frío y consumen una gran cantidad de energía al autorregular su temperatura corporal.

La alimentación es una pieza clave para su mantenimientoLa alimentación es una pieza clave para su mantenimiento

Por ello, la alimentación del gato Esfinge deberá ser rica en proteínas y grasas que consiguen que su piel genere la protección necesaria contra el frío. Así, es conveniente alternar la comida del gato, que puede ser alimentación seca, húmeda o semihúmeda, así como estándar o premium, siendo esta última la más adecuada para los gatos sin pelo por la importancia de la dieta en su salud.

En el caso de no optar por productos genéricos de gama alta, también existe comida específica para el gato Esfinge, elaborada para atender todas las necesidades específicas de esta raza de gato, que comparada otros gatos domésticos, ingiere una mayor cantidad de alimento para mantener, como decíamos, la temperatura de su cuerpo.

La salud del gato Esfinge

Respecto a su salud, aunque por su tamaño y aspecto parezca un animal algo frágil y delicado, lo cierto es que el Esfinge es un gato muy robusto, pero al que habrá que llevar al veterinario para vigilar que todo esté en orden y se siga manteniendo sano. Así, el gato tendrá que someterse a pruebas, así como cumplir el calendario de vacunación y desparasitación cuando toque, además de seguir todos los cuidados específicos de la raza para aumentar la calidad de vida de tu mascota.

Aunque las vacunas no cubren todas las posibles patologías que podría padecer el animal, el gato Esfinge puede ser inmunizado de patologías como la peritonitis infecciosa, la rabia, la leucemia felina, la panleucopenia, la clamidiasis, la bordetelosis o los virus respiratorios como el herpesvirus y el calicivirus.

Te puede interesar

1 Comentario

eee

19/03/2017 00:45

Nueva pagina para aprender nuevas cosas entre todos de nuestros pequeños apuntate y aporta ? https://www.facebook.com/groups/1902770746625223/