Menú
Tipos de filtro para acuario
TODOS LOS CONSEJOS

Tipos de filtro para acuario

Uno de los elementos que se debe tener en cuenta a la hora de mantener limpio un acuario es la elección de los filtros encargados de regenerar el agua.

Tener un acuario con peces en casa es una buena opción para aquellas personas que quieren tener animales pero no pueden dedicarles mucho tiempo. Los peces, sean de agua dulce o salada, no van a pedirte gran atención, pero sí tienes que darles unos cuidados básicos: la limpieza del acuario. Aparte de la comida, es muy importante que mantengas el lugar donde van a vivir, el acuario, en condiciones óptimas.

Uno de los elementos que tienes que tener en cuenta para mantener al acuario y a los peces en buen estado es el filtro que ponemos para que regenere el agua. Elegir cuál es el más indicado va a depender de una serie de factores, como el tamaño del acuario o si es agua dulce o salada. Desde Bekia te contamos cuáles son las opciones para que no te equivoques al elegir el filtro de tu acuario.

Uno de los elementos que tienes que tener en cuenta es el filtro que ponemos para que regenere el aguaUno de los elementos que tienes que tener en cuenta es el filtro que ponemos para que regenere el agua

¿Cuáles son las diferentes filtraciones?

- Mecánica: el filtro cuando actúa atrapa los diferentes residuos que haya en el acuario. Estos desechos permanecen en el filtro hasta que este es retirado y limpiado. Estos filtros sirven para acuarios de peces de agua salada y dulce.

- Química: la filtración mecánica quiere decir que altera la composición del agua, es decir, el pH, por ejemplo. También se modifica la dureza por el intercambio iónico de resina y se eliminan elementos metabólicos por el carbón. También puedes utilizar estos filtros en acuarios con peces de agua salada y agua dulce.

- Biológica: este tipo es un sistema de filtrado natural, es decir, consiste en que colonias bacterianas van captando la suciedad y la transforman en sustancias no nocivas. Los filtros biológicos son los mas recomendados para acuarios de agua salada. Además, debes elegir uno que tenga la mayor potencia posible para crear una buena corriente. Pero ten en cuenta que debes acompañar el filtro con uno mecanico para que destruya los residuos organicos que no extraen los biológicos.

Filtros internos

En primer lugar, te contamos cuáles son los filtros internos que hay, es decir, los que se colocan dentro del acuario. Esto supone que ocupan un espacio dentro de él y quedan a la vista si no les colocamos de manera estratégica. No hay ningún problema en utilizarlos para acuarios con peces de agua salada o dulce.

Filtro de fondo o de placa

Este filtro, de tipo biológico, se coloca en el fondo del acuario debajo del sustrato. El filtro incorpora un tubo con un difusor de aire, que es lo que hará correr el agua porque va a crear corriente.

Sin embargo, debes saber que este filtro no es muy adecuado, ya casi no se utiliza, ya que acumula una gran cantidad de desechos. Además, para limpiarlo habría que sacarlo por completo.

Filtro de esponja

Este filtro debes saber que es adecuado solo para acuarios de pequeño y mediano tamaño. De hecho, lo más típico es que se utilice para acuarios con gambas. Este filtro, además, funciona de manera mecánica. El agua pasa a través de la gomaespuma y es esta la que atrapa los residuos del acuario que hayan generado los peces.

Además de la parte del filtro con la espuma, es necesario un tubo y un compresor de aire que haga ascender el agua por el tubo. Por tanto, este filtro funciona mediante el bombeo. En general, es un aparato que realiza un filtrado suave, por eso no es eficaz en acuarios de gran tamaño.

Debes tener en cuenta, que al ser de espuma puede flotar, por lo que igual es necesario que los sujetes a acuario con algún tipo de ventosa.

El filtro esponja es el más adecuado para acuarios pequeñosEl filtro esponja es el más adecuado para acuarios pequeños

Filtro de caja

De nuevo, es adecuado para acuarios pequeños, ya que hace un filtrado suave, sin mucha potencia o turbulencia. Básicamente es una caja de plástico transparente que se mete dentro del acuario.

Dentro de la caja está el filtro, que también lleva incorporado un tubo que es lo que da fuerza al agua para atrapar las bacterias. Por tanto, es importante cambiar y limpiar el filtro con frecuencia, para que no se acumulen los residuos.

Filtros externos

En cuanto a los filtros externos, aquellos que se colocan fuera del acuario, también puedes centrar diversos tipos. Hoy en día son los más utilizados, por su facilidad de uso y eficacia. El problema más grande de estos filtros es, quizás, que pueden tener una fuga y mojar el exterior del acuario.

Filtro de cascada

Mediante este filtro, el agua que se va filtrando vuelve a su punto de retorno. No tiene gran potencia, pero sí se ha observado que tiene gran eficacia en acuarios con una capacidad menor a los 200 litros. Es decir, el agua cae y casi no se mueve, por tanto, el agua que vuelve a coger a cascada es ese mismo. En estos tanques la oxigenación es buena y, además, actualmente casi no producen ningún ruido.

Lo que tienes que tener en cuenta es limpiarlos adecuadamente, ya que si no puede producir goteos. Es de fácil uso, solo hay que llenarlo de agua y enchufarlo.

Filtro seco húmedo

Hay un filtro seco y hay otro húmedo. Pero nosotros te proponemos este otro, el filtro seco-húmedo, que se integran los dos en uno solo. Tienes que saber que es uno de los filtros biológicos más eficientes.

Con el filtro aumenta el área de contacto entre el agua y el aire, por lo que se produce un mayor intercambio gaseoso. Las bacterias aerobias son las encargadas de la degradación de la materia orgánica y para eliminarlas necesitan oxígeno.

La arena que normalmente se utiliza es de un grosor de unos 3 milímetrosLa arena que normalmente se utiliza es de un grosor de unos 3 milímetros

Filtro fluido

La arena que normalmente se utiliza es de un grosor de unos 3 milímetros para que la arena no se apelmace y se produzca una correcta circulación del agua. Sin embargo, en este, se utiliza una arena mucho más fina. El truco está en mover la arena de manera suave mediante un chorro de agua que viene del acuario. Mediante este procedimiento, cuando el filtro está en funcionamiento se "multiplica" la cantidad de arena del filtro. La arena pasa de ocupar un 30% del filtro cuando está en pausa a un 50-60% cuando se pone en marcha.

Filtro de canastilla

Es uno de los filtros más usados, por su eficacia tanto mecánica como biológica. Hay un recipiente externo con capacidad para clocar materiales filtrantes, que pueden ser de diversos tipos.

Mediante el filtro, la cantidad de agua que hay en el acuario aumenta y, es en este espacio donde se genera una colonia bacterial. Aquí radica el buen funcionamiento del filtro, es decir, cuanta más capacidad tienen de crear esta colonia, mejores son los filtros.

Artículos recomendados

Comentarios