Menú
Tortugas de tierra
Tortugas de tierra
FANTÁSTICO ANIMAL

Tortugas de tierra

Las tortugas de tierra son animales dóciles y tranquilos. Aquí te contamos sus principales características para que sepas todo sobre ellas

La tortuga terrestre es un reptil muy popular por ser un animal dócil y tranquilo, y es por ello que ésta es adquirida como mascota en muchas familias. Este animal tienen un ancho y largo cuello que contraen y estiran con mucha facilidad. Su cola posee un tamaño y grosor acorde a cada especie. El caparazón es un componente imprescindible en la vida de estos animales, pues su columna vertebral está unida a él. Por eso, deben tomar el sol durante al menos 15 minutos al día, ya que es la forma en la que fijan el calcio de la dieta para mantener sano y fuerte su caparazón.

El metabolismo de estas tortugas se vincula con la temperatura ambienteEl metabolismo de estas tortugas se vincula con la temperatura ambiente

El metabolismo de estas tortugas se vincula directamente a la temperatura ambiente. De este modo, hibernan durante las estaciones de otoño e invierno. No obstante, en el ámbito doméstico, esta hibernación no se percibe de la misma manera debido a la temperatura que hay en el interior de las viviendas. Este animal durará mucho tiempo de vida, aproximadamente unos 50 o 60 años si recibe los cuidados pertinentes.

Reproducción

Las tortugas son animales ovíparos, es decir, ponen huevos. La hembra se distingue del macho porque esta tiene el plastrón plano y la cola más larga. Las hembras alcanzan su madurez sexual a los 9 años, mientras los machos a los 7 años aproximadamente. La puesta de huevos suele ser durante los primeros tres meses del año, pudiendo poner entre 2 y 12 huevos. La eclosión será a los 2 meses aproximadamente.

La llegada del celo, el nivel de fertilidad y el momento del apareamiento dependerá de las horas de luz al día y la temperatura ambiente. La cópula entre el macho y la hembra puede durar unos 20 minutos y el periodo de gestación dura aproximadamente unas 9 semanas. Es muy importante que las tortugas domesticas tengan todas las condiciones para poder asumir este periodo de la manera más saludable posible.

Especies

Existen varias especies de tortugas terrestres, entre las que se encuentran la tortuga rusa, la tortuga estrellada, la tortuga mediterránea, la tortuga argentina, la tortuga de caja y la tortuga sulcata. Algunas de estas se encuentran actualmente en peligro de extinción, por lo que se ha llegado a prohibir la venta de este animal. Por ello, tenerlas en cautiverio es una prohibición que se ha establecido para poder frenar la extinción de estos animales. Si deseas tener una, debes ponerte en contacto con una persona autorizada a cargo de un criadero para que no se fomente la caza de estos animales.

Cuidados de las tortugas de tierra: la alimentación

La alimentación de las tortugas terrestres es muy variada, pues son animales omnívoros que comen verduras, frutas y, en ocasiones, algo de carne. El calcio es uno de los nutrientes esenciales en la dieta de las tortugas de tierra porque fortalecen considerablemente su caparazón. Así pues, es aconsejable que le proporciones a tu tortuga alimentos como los higos secos, las espinacas, las acelgas y el perejil. No obstante, la dieta de estas tortugas se debe completar con un suplemento de calcio, ya que resulta complicado seleccionar los alimentos apropiados para que la proporción de calcio y fósforo sea la correcta.

Existen varias especies de tortugas terrestresExisten varias especies de tortugas terrestres

Del mismo modo, la dieta debe tener un contenido alto en fibra que incluya hierba, plantas, flores, verduras, trozos de carne cruda, lombrices... También deben comer tomate, pepino, lechuga, melón, zanahoria y manzana, pero debes tratar de estar atento a la reacción que puedan tener ante cualquier alimento, ya que pueden causarle indigestión. Trata de no alimentar a tu tortuga con cítricos, muchos expertos aseguran que no es recomendable. Tampoco es aconsejable darle alimentos para humanos, como por ejemplo el jamón york. Los alimentos deben estar siempre limpios y frescos.

Para su alimentación diaria, prueba con varios alimentos formulados específicamente para tortugas de tierra o con pienso seco para perros o gatos una vez por semana. Deberás aportar una cantidad determinada de complementos vitamínicos a la dieta de tu tortuga de tierra, y prestar especial atención a las cantidades, ya que, si intentas contrarrestar la falta de luz solar con un exceso de vitamina D3, puedes provocar que tu tortuga desarrolle enfermedades como la hipercalcemia, la mineralización de los tejidos blandos o la enfermedad renal. Por otro lado, un aporte de calcio insuficiente junto con la falta de luz y calor solar podría producir un hiperparatiriodismo nutricional a su tortuga de tierra.

Cuidados de las tortugas de tierra: el espacio

A la hora de tener tortugas de tierra como mascotas, es muy importante que tengas en cuenta que se trata de animales silvestres y no domésticos. Trata de hacer un esfuerzo por hacer que su entorno se acerque todo lo posible al hábitat natural. El espacio donde habite tu tortuga se le llama terrario, cuya base debe ser de papel de periódico o cualquier tipo de sustrato, prestando especial atención a la higiene del mismo.

Debes aportar complementos vitamínicos a tu tortugaDebes aportar complementos vitamínicos a tu tortuga

Emplea materiales naturales que encuentres en la naturaleza para simular el ambiente natural de las tortugas de tierra. Puedes emplear arena, tierra, piedras y hojas. Debes prestar atención para que tu mascota no ingiera o coma los materiales naturales que has introducido en el interior. Trata de proporcionarle un sitio dentro del terrario donde poder cobijarse, una especie de cueva donde poder hibernar. No te olvides de reservar un pequeño espacio para el agua, ¡Ellas también necesitan ingerirla para sobrevivir!

El espacio tiene que ser lo suficientemente grande para que tu tortuga tenga total movimiento. Es buena idea que la dejes pasearse de vez en cuando por tu hogar, prestando siempre atención a los lugares donde se pueda esconder o a aquellos lugares donde podamos pisarla o se vea roto o fracturado su caparazón.

Las tortugas son animales omnívorosLas tortugas son animales omnívoros

La iluminación del terrario, así como la temperatura y la humedad es de vital importancia, pues la tortuga tiene que estar a gusto y no debe estresarse en el ambiente en el que vaya a vivir. En el caso de no existir suficiente iluminación, debes conseguir una lámpara que servirá como fuente de calor, debiendo estar encendida durante 10 horas diarias. En algunos casos también se aconseja habilitar su espacio para el momento de la hibernación, donde tu tortuga estará durmiendo a todas horas y tendrá escasas reacciones ante estímulos externos. Teniendo en cuenta todos estos consejos, ¡Tu tortuga de tierra estará sana y feliz!

Te puede interesar

Comentarios