Menú
¿Cuántos años vive un hámster?
¿Cuántos años vive un hámster?
VIDA HÁMSTER

¿Cuántos años vive un hámster?

Consejos básicos para mejorar la salud de tu hámster y evitar que enferme rápidamente.

¿Alguna vez te has preguntado cuántos años vive un hámster? La edad a la que llegan este tipo de animales depende de muchos factores y no solo de la esperanza de vida natural, que varía según la especie. El estrés, la alimentación inadecuada, la presencia de fumadores en la casa... influyen de forma negativa en la duración de la vida de estos pequeños roedores.

Temas relacionados
Sin embargo, no hay que tomarse como un objetivo el que nuestra mascota alcance la edad máxima ni hacerse reproches cuando esto no suceda ya que, controlarlo no está en nuestras manos aunque le prestemos los mejores cuidados. Oriéntate por la duración media de la vida de cada especie y celebra cada día que viva 'de más'.

La edad máxima documentada para un hámster dorado o sirio es de 7 años, no obstante, no hay que fiarse de estos datos porque pertenecen a ejemplares especialmente longevos. Las edades media y máxima de cualquier ser vivo pueden ser muy diferentes. Piensa en cuántos años vivimos nosotros, los seres humanos.

La esperanza de vida de los hámster depende de su calidad de vidaLa esperanza de vida de los hámster depende de su calidad de vida

La esperanza de vida media en España es de 82 años y la persona más longeva alcanzó los 114. Con los hámster ocurre lo mismo; las condiciones de vida son muy importantes, pero también influyen las posibles enfermedades y la genética. Un animal que tenga una enfermedad congénita no alcanzará la esperanza de vida máxima aunque tenga los mejores cuidados. Por el contrario, si su herencia genética es buena será capaz de resistir enfermedades y condiciones de vida adversas que le permitirán llegar a una edad muy avanzada.

Muy pocos hámster dorados viven más de dos años. Los enanos (rusos, Roborovski y chinos principalmente) tienen una vida algo más corta que la de sus parientes de mayor tamaño, entre un año y medio o un año y nueve meses es lo normal. Así que guíate por estos datos y no pienses que has hecho algo mal si tus ejemplares no viven más de este tiempo. Lo importante no es cuántos años vivan, sino que sean felices mientras estén contigo.

Los hámster bien alimentados y cuidados también acaban envejeciendo y pueden padecer debilidad senil, lo que se traduce en pérdida de pelo, masa muscular y movimientos más lentos. Algunos pueden perder la vista, aunque se orientarán bien por el sentido del tacto y del olfato así que no quedarán imposibilitados. No los traslades a un lugar extraño y déjales en su jaula habitual.

No es recomendable bañar a tu hámsterNo es recomendable bañar a tu hámster

Pero para conseguir que nuestros pequeños amigos vivan lo máximo posible debemos proporcionarles los cuidados que se merecen. Para ello, aquí van unos consejos básicos que si no consiguen hacer que vivan muchos años, al menos lograrán que sean felices durante toda su vida.

1.Cuidados diarios y semanales

Todos los días debes dedicar unos minutos a limpiar el rincón en el que depositan sus excrementos. Si es un hámster enano, esto puedes hacerlo una vez por semana. Cambia el agua y suminístrale la ración de comida cada noche (es entonces cuando empieza su actividad). Limpia la jaula una vez a la semana, cambia el lecho, friega el comedero (les gusta meterse dentro y puede que hagan ahí sus necesidades) y el bebedero. Sustituye las ramas de roer y los tubos de cartón que ya estén destrozados. La higiene es importante para evitar que contraigan enfermedades e infecciones.

2.Una alimentación adecuada

Esta debe ser

equilibrada y adaptada a cada especie

. La comida que venden en las tiendas suele contener todas las sustancias nutritivas y de síntesis necesarias para que nuestros animales lleven una alimentación saludable.

No obstante, darles siempre lo mismo puede resultar algo monótono para ellos. Piensa que al estar enjaulados, la hora de comer se convierte en el momento más emocionante de su día a día. Además, en la naturaleza no encontrarían los mismos tipos de semillas durante todo el año. Para darle una alegría a tu mascota puedes optar por preparar tú mismo su comida combinando diferentes tipos de grano.

Ten en cuenta que el alimento para los hámster enanos debe ser más fino que para los dorados. Un dato curioso: en el caso de los Roborovski, en su mezcla debe predominar el alimento para cotorras ya que, por naturaleza, están acostumbrados a las semillas de pasto, que son muy finas.

Además, ciertos elementos de las comidas preparadas pueden hacer engordar a estos roedores si se consumen en exceso, así que tendrás que dárselos con moderación. Estos son: las nueces, las avellanas, las semillas de girasol y las pasas. Si comen más de la cuenta de estas golosinas pueden padecer graves enfermedades porque su sistema digestivo no está adaptado a ellos acortando así su esperanza de vida.

El momento más feliz del día para ellos es la comidaEl momento más feliz del día para ellos es la comida
El momento más feliz del día para ellos es la comida[/cimg]

Fíjate en que tus animales coman alimentos duros, que necesiten roer. De lo contrario sus incisivos, al no desgastarse, seguirían creciendo sin parar hasta que sobrepasen el hocico impidiéndoles volver a comer.

3.Deja que se aseen ellos mismos

Nunca debes bañar a un hámster. Pueden sufrir daños al tragar agua, por el enfriamiento o por la propia excitación del momento. Ten en cuenta que proceden de regiones secas, así que no están acostumbrados a bañarse.

Son ellos mismos los que limpian su pelaje con sus patitas. Este proceso les sirve para mantener los aceites de su piel intactos ya que son los encargados de que esté sana y además regulan tu temperatura corporal. Por otro lado, es importante cuidar de sus dientes y sus uñas, para ello, además de proporcionarles alimentos duros como pan seco o ramitas, debes ponerles un lecho en la jaula que les permita escarbar. Nada de barrotes en el suelo o sus uñas crecerán demasiado.

4.Juegos seguros

¿Alguna vez has visto esas bolas de plástico transparente en las que se saca 'de paseo' a los hámster? Pues son muy estresantes para ellos. ¡No las utilices! Ellos se orientan por el olfato y ahí metidos no les llega información del exterior.

No es recomendable usar bolas de plástico, ya que producen estrés en el animalNo es recomendable usar bolas de plástico, ya que producen estrés en el animal

Tampoco son recomendables las jaulas con sistemas de tuberías de plástico que salen y entran en la jaula. No tienen ventilación así que son ideales para que en ellos proliferen hongos y bacterias que podrían atacar a nuestro roedor. Proporciónale una rueda para correr que quede fijada a los barrotes para impedir que se caiga y evita las de rejilla que además de chirriar pueden hacer que una de las patitas de nuestro amigo quede atrapada, o incluso su pelaje, con graves consecuencias para ellos.

Las mejores son las de superficie continua, de plástico, que se limpian fácilmente y hacen menos ruido.

Deja que corra por la habitación de vez en cuando. Los pasillos, con todas las puertas cerradas son el espacio ideal porque hay menos peligros (cables, plantas tóxicas, rincones en los que puedan esconderse...) pero no debes dejar de vigilarlo en ningún momento. Puedes aprovechar este momento para limpiar la jaula a conciencia.

Así que ya sabes, si te preocupa cuántos años debería vivir tu hámster procura cuidarle bien, deja que descanse durante el día y observa su actividad al anochecer sin molestarle. Le evitarás muchos sustos que podrían acortar su vida.

Artículos recomendados

1 Comentario

Rosa

29/03/2016 13:37

YO tuve un hamster Ruso y 3años

0 0

Responder