Menú
12 razas de perros con el pelo largo
12 razas de perros con el pelo largo

RUTINAS Y CUIDADOS

12 razas de perros con el pelo largo

El empleo de productos de calidad y la utilización de los correspondientes cepillos ayudarán a que el pelaje de tu perro luzca radiante.

Tener una mascota en casa engloba mucho más que una simple y divertida compañía. Hay quienes por un momento no se paran a pensar en el esfuerzo y sacrificio que supone hacerse cargo de un perro y, por lo tanto, solo se obcecan en la ilusión y la alegría que puede llegar a producir entre todos los miembros de la familia (sobre todo en los más pequeños). Un error que en muchos casos se traduce en abandono y que reclama a voces una total corrección.

Y es que lo primero, ante todo, es concienciar a todo el mundo de que tanto el adiestramiento y la socialización con otros perros como el cuidado de su salud lideran la pirámide de sus prioridades más importantes. Así, los pasos a seguir para que nuestra mascota pueda presumir de un correcto cuidado también deben convertirse en una rutina diaria para nosotros. Desde su rendimiento hasta su cuidado físico, donde adquiere gran consideración la atención de su pelaje.

Hay que dedicarle mucho tiempo al cuidado del pelo de nuestra mascotaHay que dedicarle mucho tiempo al cuidado del pelo de nuestra mascota

Ya sea por su abundancia o escasez, uno de los factores principales que ayudará a que el pelo de nuestro perro presente un aspecto sano y brillante será la alimentación. En este caso, es imprescindible contar siempre con un pienso de gama alta, ya que ayudará a proporcionar los nutrientes necesarios y de mayor calidad a nuestra mascota, y con determinados alimentos extra (opcionales) que aportarán luz a su imagen. Si mezclamos un poco de su comida con algo de perejil, aceite de oliva o zanahoria cruda, por ejemplo, lograremos que su pelaje se muestre sedoso y muy brillante.

Asimismo, hay que tener en cuenta que su cuidado también está sujeto a una buena rutina de cepillado, dependiendo de la cantidad de pelo que tenga. Lo normal sería llevar esta tarea a cabo unas dos o tres veces por semana, siempre en dirección del pelo, para así deshacer los posibles nudos que tenga, y también a la contra, para arrastrar el pelo caído y las células muertas de su dermis. Si nuestro mascota es de pelo largo, se recomienda que el cepillado sea diario. Además, es aconsejable bañarle cada dos o tres semanas, con champús neutros y específicos para cada tipo de raza, y tratar con mayor cuidado el pelo de sus patas, de la cola, de su hocico y ojos.

Razas de perro con el pelo largo

En todo caso, su cuidado dependerá mucho de la cantidad de pelo que tenga nuestra raza, tratando con mayor cuidado y minuciosidad a aquellos de pelaje largo. Como ocurre con el perro de aguas portugués, un canino de carácter fiel y obediente cuyas características están sujetas a un pelaje de tipo rizado y que además no requiere un corte frecuente. Suelta poco pelo y requiere un cepillado regular, unas dos o tres veces por semana. Asimismo, se dice que comparte un cierto parentesco con el caniche. Otra raza que presume de abundante pelo largo, espeso y textura áspera, y de protagonismo en multitud de concursos de exhibición. En estos casos, el tratamiento de su pelo debe ser exclusivo.

Muchos de estos perros con pelos largos participan en muchos concursosMuchos de estos perros con pelos largos participan en muchos concursos

Una característica que comparte con los yorkshire terrier. Una de las razas enanas más populares del mundo que presume de un pelaje fino y sedoso. Y es que, aunque los concursos de belleza estén más dirigidos hacia dueños pacientes y con mayor tiempo disponible, como norma general, se exige una buena hidratación y un cepillado de 4 veces a la semana. El cepillo de mantequilla será la mejor opción para esta raza, un peina metálico que ayudará a que su pelo no se rompa. De aspecto largo y fuerte también se presenta el pelaje del lhasa apso, haciendo que sus ojos puedan quedar ocultos tras un buen flequillo. En su caso, lo más idóneo sería utilizar un cepillo de púas metálicas, uno de cerdas naturales y otro de dientes anchos.

Por otro lado, y con un aspecto que recuerda mucho a un cabello repleto de rastas, se presenta el perro komondor. Una raza utilizada para la guarda de rebaños y de la casa que, al contrario del caniche y del yorkshire terrier, no debe ser ni peinado ni cepillado. Eso sí, cada cierto tiempo se deberán separar, manualmente, los mechones de pelo para evitar excesivos enredos. Un tratamiento que dista mucho del que debe recibir el bichón maltés, considerado también como un perro de exhibición. En su caso, lo más correcto sería utilizar un spray acondicionador y un cepillo de mantequilla, (los más suaves y flexibles) para peinar el manto superficialmente, y como caso extremo uno de púas giratorias, para ayudar a que los nudos desaparezcan.

Procedente de China occidental y con una apariencia muy similar a la del lasha apso se presenta el shih tzu. Una raza elegante, que se presenta con un pelaje largo y denso y cuyo cuidado debe convertise en una de nuestras actividades regulares. El cepillado le proporcionará, además, un aspecto de lo más cuidado. Lo mejor sería que antes de cada baño el pelo fuese desenredado y que posteriormente se utilizase un cepillo de mantequilla y un peine rotativo. La constancia y regularidad del cepillado también pasa a formar parte de los galgos afganos. Una canino de aspecto majestuoso que debe ser bañado al menos una vez al mes y al que previamente podemos pulverizar con un buen acondicionador, para facilitarnos el cepillado. La combinación de un cepillo primero con púas terminadas en bolitas y las cardas metálicas sería la más recomendada.

Es muy importante utilizar las herramientas adecuadas para el peinado de nuestro perroEs muy importante utilizar las herramientas adecuadas para el peinado de nuestro perro

Por su parte, si a la hora de elegir una mascota te decantas por un collie de pelo largo has de tener en cuenta que, al igual que muchos otros perros de abundante pelaje, su rutina de cepillado debe ser constante y regular. El volumen y su textura sedosa son dos de sus grandes rasgos, por lo que es necesario emplear los mejores champús y acondicionadores y eliminar con precaución el correspondiente pelo de muda que vaya acumulando. La mejor opción sería utilizar cepillos de cerdas. Una práctica exhaustiva que también corresponde al collie barbudo, de su misma familia pero con un aspecto diferente al de pelo largo. En este caso, sus exigencias se sujetan a un cepillado diario, para eliminar nudos y pelo muerto, y una máxima atención al pelaje concentrado en la zona de las orejas, cola y axilas.

Otra pelaje que debe ser correctamente atendido es el del perro pastor de brie. Un cachorro protector y leal cuyo manto se caracteriza por estar compuesto de dos capas: una de lana interna y otra externa de al menos 8 centímetros de largo y de apariencia lisa, sedosa y ligeramente ondulada al final. Al igual que en muchos casos anteriores, el buen uso del acondicionador también nos ayudará a deshacernos de enredos inoportunos. Un peine de púas giratorias y una carda dejarán el aspecto de tu mascota como nuevo. Además, y para finalizar esta lista de razas con el pelo largo, nos centraremos en los cuidados del pelaje del pastor de shetland. La frecuencia de cepillado deber ser exclusiva al menos una vez a la semana y con la ayuda de peines suaves, como los de mantequilla. La utilización de cardas, por ejemplo, solo provocara el arranque de pelo. En su caso, habrá con controlar sobre todo la zona de detrás de las orejas.

Te puede interesar