Menú
Peterbald: todo sobre esta raza de felino
Peterbald: todo sobre esta raza de felino

GATO SIN PELO

Peterbald: todo sobre esta raza de felino

Descubre todo sobre el gato Peterbald, el gato sin pelo, te contamos todas sus características y cuidados.

El Peterbald es una raza felina de tamaño mediano cuya principal característica es la ausencia de pelaje. En Bekia Mascotas te contamos toda las particularidades de este felino también llamado gato egipcio o gato esfinge para que conozcas todo lo relacionado con el origen, las características y aspecto físico, el carácter y comportamiento, los cuidados y la salud de este gato sin pelo por si tienes o piensas tener a este felino como mascota.

El origen de la raza felina Peterbald

El propio nombre de esta raza de gato es el que no habla de su procedencia, que reside en Rusia, concretamente en la ciudad de San Petersburgo en 1994, cuando su creadora, Olga Mironova cruzó ejemplares siameses y orientales con otros felinos, como el Don Sphynx, que padecían una mutación genética, denominada 'gen ruso para la pérdida del pelo', que les hace carecer de pelaje. Así, la criadora logró un gato sin pelo de tipo oriental, con líneas más ligeras que el popular gato Esfinge que heredó las características de ambos gatos.

Es una mezcla de cruces de ejemplares siameses y orientalesEs una mezcla de cruces de ejemplares siameses y orientales

La traducción literal de su nombre hace que este felino también sea conocido como 'gato pelado'. Sin embargo, la historia de su nombre va más allá, puesto que existe una anécdota que cuenta que a Mironova se le ocurrió el nombre de la raza mientras miraba el monumento de Pedro I El grande, en el que el Zar ruso fundador de San Petersburgo, aparece calvo, es decir, la traducción concreta de de Peter-bald: Pedro Calvo. Entre 1996 y 2006, la raza fue admitida por las distintas federaciones felinas, donde está incluida en la categoría cuarta de gatos orientales y siameses.

Características físicas y apariencia del gato Peterbald

La característica principal y más distintiva de esta raza es la carencia de pelo, aunque los felinos de esta raza presentan diferentes grados de calvicie que pueden desde la ausencia total hasta el pelo de cepillo, dándose entre medias distintas variedades de la misma raza entra las que encontramos los tipos Ultrabold, Chaimoise coat, Velour coat y Brush coat, pudiendo presentar todos los colores y patrones en su manto. Esta puede ser la característica que a priori mas le asemeja a los gatos de la raza Sphynx, pero lo cierto es que, en estos últimos, los genes responsables de la ausencia de pelo son recesivos, mientras que en el gato Peterbald esta característica hereditaria es poligénico dominante.

El Ultra bold o Ultracalvo, que está totalmente desnudo y arrugado con un manto que se conoce como 'gummy' o 'latex' por su tacto caliente y pegajoso; el Chamoise coat, con un pelo de entre 0,1 y 0,5 milímetros de longitud que no puede apreciarse a simple vista, pero que le confiere al gato una gran suavidad al tacto; el Velour coat o Floc, con un pelaje brillante y aterciopelado, que puede llegar hasta los 6 milímetros y el Brush coat o Straight, que, a su vez presenta tres subtipos de pelo (wiry, wared y cotton) de protección que se caracteriza por ser denso e irregular en su textura.

A pesar de su aspecto esbelto, elegante y delgado y de su tamaño mediano, lo cierto es que el Peterbald es un gato con una gran musculatura con largas extremidades y torax, hombros, pies y dedos finos y estrechos. Al igual que el resto del cuerpo, su cabeza es mediana en forma triangular, con un perfil alargado y continuo. En proporción con su tamaño, las orejas son grandes, anchas en la base y laterales, mientras que sus ojos son almendrados, algo oblicuos y suelen ser verdes o azules. La cola del Peterbald es tipo látigo, es decir, fina y de longitud larga.

Tiene un muy buen comportamiento con todos los miembros de la familia Tiene un muy buen comportamiento con todos los miembros de la familia

Carácter y comportamiento del gato Peterbald

Aunque, como todos los felinos, son activos, inteligentes, enérgicos y curiosos, los gatos Peterbald tienen un temperamento muy tranquilo y amable. Además, al contrario de lo que muchos piensan de los gatos, es un animal dulce, fiel, sociable y cariñoso. Esta raza demanda mucho afecto a sus dueños, pudiendo llegar a ser muy dependientes de la atención y los mimos de los mismos.

Su carácter pacífico hace que el gato se lleve muy bien, quiera jugar y tenga mucha paciencia con los más pequeños de la casa, así como también es capaz de convivir en armonía con otros animales puesto que no es un animal dominante. Este gato se adapta a la perfección a la vida familiar y necesitan la compañía, de hecho, no soportan bien la soledad, por lo que el Peterbald es una excelente mascota para cualquier persona o familia con niños.

Cuidado específico y salud de los gatos Peterbald

El Peterbald suele ser un gato muy robusto, saludable y vital. De hecho, de momento, no se le atribuye ninguna afección o enfermedad característica de esta jovencísima raza e incluso poseen un metabolismo más rápido que el de otras razas de gato, lo que provoca que el Peterbald se cure de sus posibles heridas en muy poco tiempo, pero que también le hará necesitar una gran cantidad de alimento. En definitiva, el Peterbald no necesita una atención veterinaria más allá de cumplir el calendario de vacunación y desparasitación cuando toque, además de recibir todos los cuidados necesarios que aumentan la calidad de vida de tu mascota.

Tiene un muy buen metabolismo para luchar contra enfermedadesTiene un muy buen metabolismo para luchar contra enfermedades

A diferencia del Sphynx, el Peterbald no requiere una higiene tan meticulosa. Y es que, mientras que la ausencia de pelo en el gato Esfinge provoca que éste sude y desprenda grasa, en el caso del gato Peterbald, su piel es seca y apenas produce sebo. Por ello, bastará con asearlo de manera regular utilizando toallitas húmedas y también se le puede dar un baño cuando sea necesario o haga mucho calor, sin que esto sea una necesidad tan primordial como para el gato egipcio.

Sin embargo, esa ausencia de grasa, aunque positiva para su aseo, le hace tener una protección menos, por lo que uno de los cuidados específicos de esta raza debe consistir en resguardarlo tanto del frío como del calor, ya que el clima extremo le afectará. También hay que tener cuidado con la exposición solar en los gatos desnudos, ya que su piel se bronceará del mismo modo que la nuestra y hay que protegerla.

Te puede interesar