Menú
Razas de perro: Coonhound
Razas de perro: Coonhound
CONOCE A LOS COONHOUND

Razas de perro: Coonhound

La raza de perro Coonhound es una de las razas más antiguas que se caracteriza por ser un gran cazador.

El Coonhound es una raza de perro rastreador de tipo sabueso y tamaño mediano-grande, empleado especialmente para las cacerías de mapaches, tal y como indica su nombre. En Bekia Mascotas te contamos todas las particularidades relacionadas con esta raza para que tengas toda la información básica sobre su procedencia, características físicas, comportamiento y cuidados específicos que requiere este perro por si tienes o piensas tener un Coonhound como mascota.

Origen de la raza Coonhound

El origen del perro Coonhound se encuentra en Estados Unidos, siendo una de las razas caninas con más antigüedad del país. Sin embargo, no podemos hablar de la raza Coonhound sin reparar en las distintas variedades existentes de este perro cazador de mapaches.

Comenzamos por el que tal vez sea el más famoso: el Black and Tan Coonhound, también conocido como sabueso de tejón negro y bronce, perro negro y fuego para la caza del mapache, o cazador de mapaches negro canela. Originario de Estados Unidos en el siglo XVI, se cree que ese perro procede del cruce entre el Talbot Hound y el Bloodhound, aunque otros autores defienden que desciende del Black and Tan Virginia foxhound.

Es una de las razas más antiguas del paísEs una de las razas más antiguas del país

El American English Coonhound o Redtick Coonhound, también conocido como Coonhound inglés o cazador de mapaches angloamericano tiene su origen en el sur de Estados Unidos, a pesar de su nombre. Desciende de los perros cazadores que fueron llevados por los colonos a América del Norte en los siglos XVII y XVIII, originando los llamados 'sabuesos de Virginia'.

El Bluetick Coonhound o cazador de mapaches con pintas azules tiene su origen en el estado de Luisiana. Sin embargo, procede de razas como la francesa Bleu de Gascogne o la inglesa English Foxhound, aunque también participaron en su desarrollo otras razas autóctonas también presentes en otras variedades de Coonhound como el American Foxhound y el Black and Tan Virginia Foxhound. A su vez, esta raza tiene un subtipo de mayor tamaño llamado American Blue Gascon.

El Redbone Coonhound o cazador de mapaches rojo es la única de las variedades de Coonhound que se presenta en un solo color, a diferencia del Black and Tan, que es bicolor, al tricolor Treeing Walker o a los moteados en azul y rojo Bluetick y Redtick Coonhound. Este sabueso estadounidense se utiliza para la cada en montaña de osos, mapaches y pumas, pero también trabaja como perro guardián o como perro de agua.

Por último, el Treeing Walker Coonhound, que traducido sería el cazador de mapaches que anda por los árboles, es otro perro de caza estadounidense que desciende de la raza English Foxhound que habría sido importada a Virginia por Thomas Walker en 1742. Se dice que esta variedad de Coonhound proviene del cruce una desconocida raza conocida como Tennesse Lead con un Walker hound.

Características físicas del Coonhound

Una vez más, para hablar del aspecto y las particularidades físicas del Coonhound, debemos atender a las distintas variedades en las que se presenta este sabueso: Black and Tan, American English, Bluetick, Redbone y Treeing Walker.

Como su propio nombre indica, el Black and Tan Coonhound se presenta en color negro y castaño claro, fuego o bronce, tiene un peso medio entre los 25 y los 36 kilos y una altura en la cruz de 64 a 69 centímetros en los ejemplares macho y de 58 a 64 en las hembras. Como rasgo característico tiene unas orejas largas y caídas, un pelaje corto, tupido y denso y una larga cola.

Hay distintas variedades: variedades en las que se presenta este sabueso: Black and Tan, American English, Bluetick, Redbone y Treeing WalkerHay distintas variedades: variedades en las que se presenta este sabueso: Black and Tan, American English, Bluetick, Redbone y Treeing Walker

Del mismo modo, el American English Coonhound es de estatura mediana y pelo corto y duro, aunque con diferencias en el color del manto, que puede ser tricolor con blanco; con manchas o con marcas rojizas, algo que recoge su otra denominación: Redtick Coonhound. También son ligeramente más pequeños, con una altura de 56 a 69 centímetros en los machos y hembras de 53 a 63 centímetros.

Lo mismo sucede con el Bluetick Coonhound y el Redbone Coonhound, que como sus propios nombres indican, respectivamente, el primero presenta pintas azules en su manto tricolor con blanco y el segundo es de color rojo sin manchas. Por último, el Treeing Walker Coonhound tiene un manto tricolor en marrón, negro y blanco, los mismos colores y manchas del Foxhound inglés del que desciende.

Carácter y comportamiento de los perros Coonhound

Como decíamos, el Coonhound es un perro de caza, pero no uno cualquiera. Se trata de un cazador ardiente y muy especializado, capaz de encontrar pistas cuando el rastro ya se ha enfriado. Y es que aunque no es un perro rápido persiguiendo a la presa, el Coonhound siempre se encuentra en estado de alerta y sabe ser precavido ante un animal tan peligroso y astuto como el mapache.

Gracias a su increíble olfato y su gran aptitud rastreadora, los Coonhound persiguen a sus presas hasta que suben a los árboles y ladra sin parar para avisar al cazador hasta que éste llega. Así, esta raza canina es un poco ruidosa y aulladora, con una voz peculiarmente distintiva, que le llega a sus dueños desde gran distancia.

El Coonhound siempre se encuentra en estado de alerta siempreEl Coonhound siempre se encuentra en estado de alerta siempre

Por la actividad para la que se le emplea, el Coon hound es un perro que se adapta a cualquier temperatura, tanto altas como bajas, así como a las dificultades de todo tipo de terrenos, incluido el acuático. Todo esto lo convierte en un perro perseverante, paciente, resistente, valiente y decidido, así como fuerte, ágil, potente y despierto.

Este temperamento como cazador, junto con sus necesidades específicas, hacen que el Coonhound no sea la mascota ideal. Aunque le agradan las personas y es amistoso tanto con los humanos como con otros perros, ante todo es una raza de acción hecha para la caza.

Esto no quiere decir que no sea un perro sociable y afable, que lo es, pero su poderoso sentido del olfato hace que continuamente quiera seguir rastros y perseguir animales por lo que su destino principal debe y suele ser el rastreo y la caza, para lo cual su dueño también deberá adiestrarlo con firmeza y paciencia ante su fuerte carácter y su alto instinto.

Cuidados específicos y salud de los perros Coonhound

Debido a su temperamento y características específicas, el cachorro de esta raza de perro debe ser estrictamente educado, así como también necesita muchos estímulos para ganar la confianza de su dueño. Si se quiere emplear como mascota deberá ser adiestrado desde los primeros meses y si se tienen otras mascotas como gatos, habrá que vigilar la relación, ya que podría perseguir a otros animales de menor tamaño. Por otra parte, el Coonhound es un can que babea bastante.

Tanto sus condiciones físicas como su carácter hacen que el Coonhound requiera mucho espacio para crecer y ejercitarse, por lo que, de vivir en una casa, es conveniente que esta tenga patio, jardín u otros espacios abiertos. En ese sentido, es necesario que se realicen largas salidas con regularidad

En cuanto a su mantenimiento estético, el Coonhound tiene un pelaje corto que requiere unos cuidados mínimos. Basta con cepillarlo de vez en cuando con un cepillo de goma y, si se emplea como cazador, debe hacerse siempre tras la actividad. Por otra parte, este perro debe bañarse cada ocho semanas.

Basta con cepillarlo de vez en cuando con un cepillo de gomaBasta con cepillarlo de vez en cuando con un cepillo de goma

Por lo general, se trata de un perro que goza de bastante buena salud, con una esperanza de vida media de 11 años. Sin embargo, como la mayor parte de razas de su tamaño, el Coonhound puede sufrir displasia de cadera y a menudo también se ven afectados por problemas de vista como el entropión.

Respecto a otras patologías comunes en la raza, encontramos que sus particulares orejas, largas y caídas, también necesitan más atención y control, ya que son propensas a padecer afecciones como las infecciones de oído e incluso cáncer de oído, por lo que hay que cumplir con sus revisiones periódicas al veterinario.

Te puede interesar