Menú
Mascotas que nunca deberías tener en casa si tienes niños pequeños
Mascotas que nunca deberías tener en casa si tienes niños pequeños
ALERTA

Mascotas que nunca deberías tener en casa si tienes niños pequeños

Una mascota puede favorecer el crecimiento positivo de los hijos siempre y cuando se sepan marcar los límites para evitar posibles agresiones.

Los animales de compañía se convierten en un miembro más del círculo familiarLos animales de compañía se convierten en un miembro más del círculo familiar

A muchas familias les encanta tener la compañía de un animal en el hogar. En la mayoría de los casos, estos animales de compañía se convierten en un miembro más del círculo familiar. Por eso, tenemos que pensar bien qué mascota es ideal para nosotros.

Debemos tener en cuenta que todos los animales pueden ser peligrosos si no los educamos bien o no se encuentran en el entorno adecuado.Para que tus hijos puedan disfrutar de la experiencia de tener una mascota, en Bekia te contamos qué mascotas nunca deberías tener si tienes niños pequeños en casa y porqué.

Mascotas mal educadas

Nunca deberías exponer a un niño a animales de compañía que no son tuyos o que no sabes si están bien educados. Desafortunadamente, muchas son las ocasiones en las cuales un niño ha sido atacado por un animal que parecía, a simple vista, inofensivo.

No exponer a los niños a animales que no están bien educadosNo exponer a los niños a animales que no están bien educados

Con esto nos referimos sobre todo a las mascotas más comunes, como lo son los perros y los gatos.

Lo más adecuado si tienes niños en casa es que adoptes un gato o un perro en su juventud y que lo eduques de la mejor manera posible.

Eso implica, marcarle unas normas, ser estricto, consistente y dejarle claro que tus hijos están por encima de él en la jerarquía de la casa. No obstante, los animales son impredecibles, por lo que nunca dejes a tu hijo solo con tu mascota.

Es normal que los niños jueguen a cruzar los límites de nuestras mascotas y a veces estas pueden querer marcar su terreno con un pequeño mordisco o arañazo.Esta actitud por parte de nuestro animal de compañía es totalmente inaceptable y no deberíamos dejar que vuelva a pasar.

A veces nuestras mascotas pueden querer marcar su terreno A veces nuestras mascotas pueden querer marcar su terreno

Del mismo modo, hay que educar a los niños para que sean conscientes que nuestra mascota no es un juguete y no hay que hacerle nunca daño. Si se le trata bien, como se merece, es más probable que nunca llegue a ser un peligro para nuestros hijos.

Mascotas no aptas para el hogar

Puede haber familias que se sientan atraídas por otros animales de compañía menos comunes como lo podrían ser una serpiente, una araña o un escorpión. Aunque estos animales, si se les cuida debidamente por un adulto, no suelen suponer un peligro, en una casa donde hay niños es mejor no arriesgarse.

Estas mascotas no son comunes, ya que en la mayoría de sus casos podrían ser venenosas o causar daño a cualquiera de los integrantes de la familia. Por lo tanto, es más conveniente buscarse una mascota inofensiva para así evitar posibles situaciones extremadamente peligrosas.

Aunque con los cuidados adecuados no son un peligro en una casa con niños es mejor no arriesgarseAunque con los cuidados adecuados no son un peligro en una casa con niños es mejor no arriesgarse

Puede que los adultos crean que no pasa nada por tener, por ejemplo, una pequeña rana venenosa en una jaula de cristal. Sin embargo, los niños son muy curiosos y no entienden el verdadero peligro, por mucho que se lo digan sus padres. Por eso, podrían abrir el contenedor donde se encuentra este animal peligroso y vivir una situación indeseada.

Te recomendamos que siempre te decantes por mascotas como los hamsters, peces o conejos para tener en una casa con niños pequeños.Estos animales de compañía no requieren tanto tiempo como los perros, a los que hay que pasear todos los días como mínimo tres veces y no se les puede dejar solos mucho tiempo. Estas mascotas requerirán solamente que las alimentes cuando es debido, les dediques un poco de tiempo (poco en el caso de los peces) y que les mantengas la jaula o pecera siempre limpia.

Además la familia podrá irse de vacaciones y dejar estos animales a cargo de una persona de confianza para encontrarlos perfectamente bien a la vuelta.

Los niños son muy curiosos y no entienden el verdadero peligro por mucho que se les avise Los niños son muy curiosos y no entienden el verdadero peligro por mucho que se les avise

Así pues, los niños aprenderán y querrán a este nuevo miembro de la familia el cual será inofensivo y no se convertirá en un posible peligro para ellos. No obstante, los padres tendrán que supervisar siempre a sus hijos haciéndoles conscientes de que la mascota requiere de su amor y respeto, así como de su tiempo personal.

Te puede interesar

Comentarios