Menú
Cómo vivir con alergia al gato
Cómo vivir con alergia al gato

¿CÓMO HACERLO?

Cómo vivir con alergia al gato

Si no quieres prescindir de la convivencia con un gato pero tienes una alergia irremediable, te contamos cómo se puede vivir con ellos.

Hoy en día padecer alergia es algo muy común bien sea proveniente de animales, de vegetación, alergia primaveral, al polvo o, incluso, a la contaminación. La alergia más común es la que se produce en primavera por diferentes tipos de plantas y árboles, pero quizás es porque es la más conocida. La alergia a determinados animales también puede ser habitual y en muchas ocasiones se toma la decisión de no convivir con ellos para evitar la alergia.

La convivencia con un gato se puede hacer cuesta arriba si tienes los síntomas claros de ser alérgico a esta mascota. La pregunta más importante es: ¿se puede convivir con un gato si tienes alergia a dicha mascota? Pues bien, la respuesta es sí. Es fundamental ser muy cuidadoso pero sí que se puede tener como mascota a un gato y no padecer una alergia desmedida que te impida hacer tu vida normal.

Hay veces que el amor por los animales es mayor que sufrir una alergia y por eso no se quiere renunciar a tener una mascota. Lo primero que hay que saber es si se tiene alergia o no y los síntomas son bastante recurrentes en todas las personas. Si normalmente no padeces ningún síntoma y al llegar un gato a casa comienzas a sentirte diferente, es que eres alérgico a dicha convivencia.

 Es muy importante que te plantees si de verdad te quieres enfrentar a una alergia complicada por tener un animal como es el gato en casaEs muy importante que te plantees si de verdad te quieres enfrentar a una alergia complicada por tener un animal como es el gato en casa

Generalmente las personas alérgicas se ponen bastante mal al entrar en contacto o bien con el gato, o en el entorno en el que se mueve este. Se comienza a sentir gran mucosidad, picor y enrojecimiento de ojos e incluso puede llegar a salir algún tipo de reacción alérgica por la piel. Estos síntomas pueden surgir estando tan solo un rato con un gato, lo que te confirmará tu alergia por dicho animal.

Es muy importante que te plantees si de verdad te quieres enfrentar a una alergia complicada por tener un animal como es el gato en casa. Si crees que merece la pena, no te preocupes, porque hay diferentes soluciones que te harán la convivencia mucho más fácil, llegando incluso a la desaparición total de la alergia, algo que será fundamental para convivir con el animal.

Remedios contra la alergia

Habitualmente si acudes al veterinario con un problema de este tipo te comentará que lo mejor es que no tengas este tipo de animal junto a ti, si no quieres padecer una alergia que te impida hacer tu vida con normalidad. Sin embargo, hay algunas soluciones que permitirán que puedas tener un gatito en tu casa al que abrazar y besar sin padecer alergia alguna.

La técnica a seguir, por un lado, puede ser tomar un antialérgico, pero normalmente esto no soluciona el problema. Por lo tanto, lo que hay que hacer es centrarse en el gato. Primero hay que bañarlo con un champú normal a conciencia. Utilizar un paño para untar al animal dicho producto por todo el cuerpo hasta que no quede nada por cubrir. Tras esto, hay un producto de farmacia que permite la reducción de la alergia de los gatos frente a las personas. Su nombre es 'Ventriderm' de la marca Bayern y, de nuevo, hay que extenderlo por todo el pelo del animal, sin dejar ni una zona sin untar.

Con este producto lo que ocurre es que la alergia que desprenden los gatos se va reduciendo y, tras un mes, el alérgico comenzará a percibir cómo disminuye su malestar al convivir con su mascota. Al principio no se notarán los resultados, pero al pasar esos 30 días la persona que convive con el gato percibirá cómo deja de tener todos los síntomas de alergia. Por lo tanto llevando a cabo esta técnica que algunos veterinarios recomiendan, se podrá tener una convivencia absolutamente normal con un gato en casa.

Precauciones a tomar

La utilización del producto de farmacia hará que no tengas que prescindir de tu mascota, sin embargo hay algunos aspectos a tener en cuenta para evitar que la alergia vuelva. El gato en sí mismo, no da alergia como tal, es su saliva la que provoca los problemas en los dueños, ya que ellos se limpian su pelaje con la lengua. Por eso, como dicho producto no se puede meter en la boca del gato, hay que tener precaución para evitar que el gato pase su lengua por el cuerpo del alérgico. Al aplicarle el producto se le podrá acariciar con normalidad, abrazar y tenerlo cerca, pero siempre que se le toque, la persona alérgica tendrá que lavarse las manos y evitar tocarse la cara con estas sin lavar, porque la alergia volverá.

 hay que tener precaución para evitar que el gato pase su lengua por el cuerpo del alérgico

hay que tener precaución para evitar que el gato pase su lengua por el cuerpo del alérgico

Otro aspecto a tener en cuenta es el cajón de arena de los gatos. El producto 'ventriderm' solo se puede echar en el gato, por eso su zona de confort estará impregnada de la alergia que le ocasiona problemas al dueño o dueña. Es fundamental que el cajón de arena del gato no esté cerca de la habitación dónde duerme la persona que cuida el gato y, a ser posible, que sea otra la que lo limpie. Siguiendo todas estas precauciones y llevando a cabo la técnica anteriormente mencionada, la alergia casi desaparecerá por completo y se podrá convivir tranquilamente con un gato, sin tener que renunciar al cariño y afecto que los animales dan a su dueño, y viceversa.

Te puede interesar