Menú
Razas de perros: Borzoi
Razas de perros: Borzoi

PERROS BORZOI

Razas de perros: Borzoi

La raza de perros Borzoi tienen su origen en Rusia. Conoce más a esta raza canina que te va a sorprender sobremanera.

El Borzoi, también conocido como Galgo ruso, es una raza de perro cazador desarrollado en Rusia que procede del galgo árabe y también guarda semejanza con el ovejero ruso. Te contamos todas las particularidades relacionadas con esta raza canina para que tengas toda la información básica sobre su origen, características y aspecto físico, carácter y comportamiento, así como los cuidados específicos que requiere este perro por si tienes o piensas tener un Borzoi como mascota.

Procedencia de la raza Borzoi

El origen de la raza Borzoi se sitúa en la Rusia de los Zares, en cuya corte estos perros eran muy valorados y amaestrados para la caza del lobo siberiano. Sin embargo, no se tienen datos sobre su procedencia exacta, aunque se presume que descendería de razas como el lebrel egipcio, el Saluki, el Greyhound o el Sloughi (Galgo Árabe) cruzado con otros perros de perro largo para resistir el frío clima ruso. De hecho, los ejemplares de las razas Lebrel, Tazy, Tajgan, South Russian Steppe Hound o Chortaj se clasifican como Borzois en Rusia.

Los ejemplares como Lebrel, Tazy, Tajgan o South Russian Steppe Hound se denominan Borzois en RusiaLos ejemplares como Lebrel, Tazy, Tajgan o South Russian Steppe Hound se denominan Borzois en Rusia

Cuando se produjo la caída de los Zares y de la nobleza, la raza casi se extingue en Rusia. Sin embargo, la especia continuó propagándose en Europa después de que en el año 1875 el Zar Alejandro II llevase una pareja de perros de esta raza a Inglaterra para regalárselos a la Reina Victoria. Unos años más tarde los perros de la raza Borzoi también llegaron y se difundieron por Estados Unidos, aunque la raza ha experimentado algunos cambios y en lugar de tratarse de un perro de caza, desde hace años se cría como animal de compañía.

Aspecto y características físicas del Borzoi

El Borzoi es un perro cuyo tamaño y simetría le dotan de la gran agilidad, fuerza y velocidad por la que era empleado para la caza. Las medidas de esta raza están entre los 66 y los 79 centímetros de altura, con un peso que oscila entre los 30 y los 48 kilos, siendo algo menor la alzada y el peso en los ejemplares hembra. Respecto a su cuerpo, el perro Borzoi tiene el tórax estrecho, pero ahuecado y profundo, el dorso arqueado, las costillas planas y el vientre retraído.

En cuanto a su cabeza, ésta es larga y angosta, pero estrecha, igual que su hocico, enjuto y con un ligero arco antes de la trufa, que es negra y prominente. Sus ojos están próximos el uno del otro, son oscuros y de forma oblicua, mientras que sus pequeñas orejas son móviles, altas y puntiagudas al final que mantiene erguidas cuando presta atención y caídas el resto del tiempo.

Sus ojos están próximos el uno del otro, son oscuros y de forma oblicuaSus ojos están próximos el uno del otro, son oscuros y de forma oblicua

Por otra parte, su cuello es mediano y sin papada. Respecto a sus extremidades anteriores, el Borzoi tiene los brazos rectos y los hombros planos, mientras que sus extremidades posteriores se caracterizan por estar muy desarrolladas, con unos muslos planos de hueso ancho y musculosos. Por último, sus pies son largos con los dedos cerrados y su cola es larga, encorvada, peluda y muy mullida.

El pelaje del Borzoi es sedoso, largo y ondulado, ya que es liso en las orejas, en la cabeza y en la parte anterior a las extremidades, pero puede presentar rizos en otras partes. Consta de penachos de mayor longitud en el tórax, la cola y la parte posterior de sus extremidades. En cuanto a su color, el Borzoi admite todos los colores, predominando el unicolor blanco o en este color con manchas amarillas, grises, rojas, anaranjadas o atigradas.

Carácter y comportamiento de los perros Borzoi

Sus orígenes de crianza con la realeza dotan al carácter del Borzoi cualidades tan positivas como negativas: Es un perro intrínsecamente elegante, pero también se comporta con cierta arrogancia. Del mismo modo, es un can muy dócil, fiel, cariñoso y obediente con su dueño, pero demasiado distante, desconfiado y receloso con los extraños, pudiendo llegar a morder si se le acerca un desconocido que no es de su agrado. Además, aunque tiene una gran paciencia, el carácter de este perro no es muy juguetón y no le gusta que le atosiguen ni que le agobien.

Aunque tiene una gran paciencia, el carácter de este perro no es muy juguetónAunque tiene una gran paciencia, el carácter de este perro no es muy juguetón
Por todo ello, aunque es un excelente perro de compañía con su amo, no es la mascota ideal para estar con niños. De hecho, el Borzoi demuestra su afecto con gestos reverenciales, sigilosos y delicados al contrario de otras razas de perro que son más efusivos y nerviosos a la hora de mostrar su cariño. Esta cualidad era una de las que más valoraba la aristocracia a la hora de elegir al Borzoi como mascota. En cuanto a la relación del Borzoi con otras razas caninas, este perro no se muestra agresivo, pero sí manifiesta su expresa arrogancia, por lo que es recomendable corregir esta actitud desde pequeño, así como adiestrarle para que intentar que socialice con las personas.

Cuidados específicos y salud de la raza de perro Borzoi

El perro Borzoi tiene una esperanza de vida de entre 11 y 13 años y, respecto a las patologías típicas que suelen afectar a esta raza, el Borzoi puede sufrir una enfermedad ósea metabólica, así como una torsión de estómago, por lo que es necesario elegir un pienso específico recomendado por el veterinario para cuidar de su delicado estómago. En este sentido, además hay que tener en cuenta que su gran tamaño exige que el perro tenga que consumir cerca de un kilo diario de pienso.

Hay que tener en cuenta que su gran tamaño exige que el perro tenga que consumir cerca de un kilo de piensoHay que tener en cuenta que su gran tamaño exige que el perro tenga que consumir cerca de un kilo de pienso

El resto de cuidados del Borzoi también se establecen en relación a su tamaño. Por una parte, aunque se adapta a vivir en un apartamento, es un perro grande que necesita salir y correr para sentirse cómodo y libre ya que, como todos los lebreles, cuando corre puede alcanzar una gran velocidad y, aunque no es muy activo, las carreras le vendrán muy bien tanto mental como físicamente.

El pelaje del Borzoi también requiere un cuidado específico. Debido a su largura y densidad, el perro necesita un cepillado diario, pero además, el sedoso pelo del Borzoi requiere ser tratado en peluquería canina para conservar todo su brillo y suavidad. Por último, cabe destacar que los perros de esta raza son bastante sensibles a la anestesia, a los barbitúricos, así como a los productos antipulgas.

Te puede interesar