Menú
Enfermedades más comunes de las cobayas
Enfermedades más comunes de las cobayas

CUIDA A TU MASCOTA

Enfermedades más comunes de las cobayas

A pesar de que las cobayas son animales de cuidar, estos roedores también pueden padecer ciertas enfermedades que pueden dañar su calidad de vida.

La cobaya es un mamífero roedor cuyo número de adopciones y ventas ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos. Las facilidades en su cuidado, así como el escaso espacio que necesitan en una casa, hacen que cada vez sean más las personas que opten por tenerla como mascota y, sobre todo, por ponerlas al cuidado de sus hijos. Sin embargo, el hecho de que su alimentación sea sencilla y de que no necesiten de tantas atenciones, como por ejemplo sí lo hace otro animal doméstico como el perro y el gato, no hace que se deba olvidar que, de la misma forma que sucede con estos últimos, las cobayas no están exentas de verse contagiadas por un gran abanico de enfermedades.

Las cobayas son animales fáciles de cuidar, pero hay que prestar atención a su estadoLas cobayas son animales fáciles de cuidar, pero hay que prestar atención a su estado

Generalmente no revisten gravedad y, con unos pocos cuidados y llevando a cabo las correspondientes visitas al veterinario en cuanto se perciba que algo no funciona como debiera, la vida de tu mascota no correrá ningún tipo de peligro. Ahora bien, para que tengas una idea más ajustada de cuáles son los síntomas o en qué medida la calidad de vida de tu cobaya pudiera verse afectada, te contamos cuáles son las enfermedades más comunes en este tipo de roedores, sus síntomas y lo que debes hacer para atajarlas.

Enfermedades de la piel de las cobayas

Las dolencias que afectan a la piel de las cobayas son más comunes de lo que pensamos, algo que no resulta de todo extraño si tenemos en cuenta que es este el órgano que a diario está en constante contacto con el suelo y otras superficies que pueden contener multitud de gérmenes que, a la par que infecciosos, resultan invisibles para sus dueños. De entre estos tipos de enfermedades destacan la sarna o la pododermatitis. En el caso de la primera, afecta de la misma manera que a los seres humanos y, de igual modo, se manifestará a través de picores que, de ser muy insistentes, podría provocarle al animal importantes lesiones en la capa superficial de la piel.

Las inyecciones son una manera de matar a los parásitosLas inyecciones son una manera de matar a los parásitos

El tratamiento habitual debe ser puesto y supervisado por un veterinario que, a través de unas inyecciones, logrará matar al parásito. Y es que, como bien hemos señalado al principio del artículo, acudir a un profesional cuanto antes es vital, ya que, de prolongarse la sarna en el tiempo, podría ocasionar en el animal una importante pérdida de peso y de pelo como consecuencia de un debilitamiento generalizado en el funcionamiento del cuerpo.

Por otro lado, la pododermatitis es una infección que nace en los patas de la cobaya y cuya causa más extendida suele ser haber estado en contacto con alguna superficie antihigiénica, o incluso que la jaula no goce de un suelo liso y tenga pequeños montículos que terminan ocasionando algún tipo de herida a tu mascota. Lo más importante de esta enfermedad, que desafortunadamente no suele pillarse en un estado inicial, es que no llegue al hueso, pues de hacerlo esto podría ocasionarle un gran perjuicio y el tratamiento administrado por el veterinario deberá ser mucho más invasivo. Con respecto a la sintomatología sucede igual que con la sarna, ya que una pérdida excesiva de peso o la presencia de costritas en las patas del animal podrían ser claros indicadores de esta pododermatitis.

Enfermedades intestinales de las cobayas

Si bien las enfermedades cutáneas suelen ser las más comunes en este tipo de pequeños mamíferos, las intestinales como la diarrea, el estreñimiento y otras asociadas a la excesiva o escasa presencia de vitamina C en su organismo, también se encontrarían en lo más alto de la escala. En el caso de la diarrea, el síntoma más habitual suele ser la presencia de deposiciones líquidas y, por ello, lo fundamental es modificar rápidamente su alimentación para combatir la deshidratación y facilitar la vuelta al correcto funcionamiento de su intestino. Se trata de una afección que generalmente no necesita de una rápida asistencia al especialista, pero si tienes cualquier duda sobre cómo cambiar lo que ingiere, no dudes en acudir al veterinario. En el caso del estreñimiento, la evidencia más clara suele ser el vientre hinchado, un síntoma que pudiera confundirse con la presencia de lombrices en el intestino y en cuyo caso sí es necesario acudir al veterinario.

Si notas que algo va mal con tu cobaya, no dudes en llevarla al veterinarioSi notas que algo va mal con tu cobaya, no dudes en llevarla al veterinario

¿Cómo combatir estas enfermedades?

En el caso del estreñimiento, cuya causa más común suele ser la formación de bolas de pelo en el intestino de dicha mascota, bastará con introducir más líquidos en el cuerpo de la cobaya, así como otros alimentos altos en agua. No obstante, si al vientre hinchado se le añade la presencia de gusanos en las deposiciones, se tratará de un caso de lombrices y, por lo tanto, la única solución será acudir al veterinario para que ataje el problema cuanto antes.

Otras enfermedades de las cobayas y la importancia de la alimentación

Las cuatro enfermedades mencionadas en este artículo son las que con mayor asiduidad afectan a estos mamíferos roedores, pero hay otras muchas a las que también deberás prestar atención. Una de ellas es la maloclusión, una enfermedad que afecta a la zona dental de tu cobaya y que se desencadena por la excesiva longitud de sus dientes que terminan por rasgar las encías, pudiendo provocarle una infección. De esta forma, el animal puede dejar de comer, lo que a su vez provoca una importante pérdida de peso llegando a confundirse con algunos de los achaques que ya hemos comentado.

La alimentación tiene mucha importancia en la salud de tu cobayaLa alimentación tiene mucha importancia en la salud de tu cobaya

Ahora bien, también existen otras muchas enfermedades que pueden atacar al sistema de tu cobaya y cuya causa radica simple y llanamente en su alimentación. Este es el caso del escorbuto, una afección ocasionada por la falta de Vitamina C y que comparte síntomas con algunas de las problemáticas que ya hemos explicado, como la hinchazón o pérdida de pelo. Lo mismo ocurre con la aparición de hongos, la cual se puede deber también a un déficit de Vitamina C y de fibra en la dieta.

De manera que muchas de estas enfermedades que afectan a las cobayas son sobradamente conocidas porque tienen su paralelismo en el ser humano. Sin embargo, debes saber que ni el tratamiento, ni por ejemplo la alimentación o sus cantidades, son parecidas; y por ello, ante la mínima duda debes acudir a un veterinario para comprobar que todo está en orden, además de asegurarte de que la zona de tu hogar en la que diariamente viva la cobaya esté completamente limpia.

Te puede interesar