Menú
Cómo bañar a un perro que le tiene miedo al agua
Cómo bañar a un perro que le tiene miedo al agua

ES UN APRENDIZAJE

Cómo bañar a un perro que le tiene miedo al agua

El momento del baño para un perro con miedo al agua puede ser algo aterrador por ello está en nuestras manos que se para ellos lo más llevadero posible.

La rutina del aseo de una perro es igual de imprescindible e importante que comer o beber. Gracias a esto además de mantenerse limpios también se evitan infecciones de piel, su pelo estará sano y lustroso y lucirán mucho más sanos. Pero el momento del baño es todo un mundo en función de la mascota, hay alguno a los que les encanta el agua y se divierten durante el proceso y otros a los que les aterra y puede ser como castigo.

Según afirman varias publicaciones especializadas como la revista científica 'Helium': "Un perro doméstico desarrolla temor al agua como consecuencia de una experiencia pasada negativa" durante dicha actividad o alguna otra en contacto con el agua. No tiene que ser especialmente llamativo si no algo que la mascota simplemente lo recuerda como algo desagradable y negativo para él. Este miedo, como se mencionó, no es normal así que por lo tanto se puede hacer algo para solucionarlo.

El agua a presión puede asustar al perroEl agua a presión puede asustar al perro

A continuación encontrarás una serie de consejos para poner en práctica con tu perro y así conseguir a corto/largo plazo que el momento del baño y el contacto con el agua deje de ser algo traumático para ellos y por fin una actividad placentera.

Baño mejor que ducha

De primeras podría parecer que es mejor una ducha que un baño por el que hecho de que el agua no se acumula y puede parecer menos agobiante, pero todo lo contrario. Los perros por naturaleza saben nadar pero sin embargo el ruido que hace el agua a presión al salir por la alcachofa les puede llegar a asustar mucho y simplemente eso ya es más que suficiente para que le tenga pavor. Salvo que sean perros de un tamaño considerable, una buena opción también es darle el baño en una tina o incluso en la pila del lavabo. De esta forma será un sitio más cómodo para ellos y no estarán en una gran cantidad de agua.

Poner una alfombrilla antideslizante

En el caso de tener que asear a nuestro perro en una bañera hay que hacer que sea un espacio cómodo. Igual que le ocurre a las personas, el perro también va a resbalar. Para ellos será un motivo más para estar nerviosos porque no se sentirán estables, intentarán salir de allí y no lo conseguirán de forma que pueden llegar a agobiarse. Por eso con una simple alfombrilla de ducha para que se sientan más estables, seguros y, consecuentemente, tranquilos.

Hay que utilizar champú específico para perros para que no les hagan dañoHay que utilizar champú específico para perros para que no les hagan daño

Hay que transmitirle tranquilidad

Para un perro, su dueño es la persona más importante y con la que más seguros se sienten. Por este mismo motivo, gran parte de su tranquilidad dependerá de nosotros mismos. Lo primero es utilizar un tono de voz calmado y que el perro no sienta como una amenaza o un riña. Hay que hacerle también cariños de vez en cuando y si se está portando bien reconocerle la buena acción. De esta forma sentirá que es algo bueno y que si lo hace tiene su recompensa. Pero si el perro está constantemente llorando tampoco es aconsejable mimarlo para calmarlo porque si no, contrariamente, pensará que está haciendo algo bien y lo repetirá las próximas veces.

Hacer del baño algo divertido

Si el baño es para nuestra mascota algo que le aterra, otra opción también es convertir este momento algo divertido. Introducir su juguete favorito en la bañera para que juegue con él mientras se le baña y de esta forma estará entretenido y no prestará atención a lo que se le está haciendo. De esta forma entenderá que es un momento divertido que pasaréis juntos y poco a poco lo irá aceptando de mejor manera.

Evitar ruidos y golpes

Es muy importante que no haya nada que lo altere o lo asuste por ello es mejor prevenir todo aquello que esté a nuestro alcance. Por ejemplo, el bote del champú es mejor no colocarlo en algún sitio donde se pueda caer y hacer un ruido fuerte. Como ya se mencionó, es preferible no utilizar la alcachofa de la ducha ya que el agua a presión puede resultarles molesto. Además la presión del agua puede no gustarles.

Se puede hacer del baño un momento divertidoSe puede hacer del baño un momento divertido

Premiarlo al terminar

Una de las mejores formas de que un perro aprenda y siga haciendo las cosas bien es premiarlo. Este es uno de los principios a la hora de la enseñanza de un mascota. Cuando hace algo correctamente se le puede premiar con algo de comida, alguna golosina para perros, etc. De esta forma interpretará que ese comportamiento es el adecuado y también que después de cada baño obtendrá algo.

Crear una rutina

Por supuesto, el momento del baño tiene que ser algo rutinario, como el paseo. A poder ser siempre el mismo día de la semana y más o menos a la misma hora. El perro también lo interiorizará y sabrá en momento va a ocurrir de forma de que se irá adaptando a ello. Así pondrá también de su parte a la hora de hacerlo, porque de no querer puedes escaparse, esconderse y tener que reñirle, algo que hará que empecemos mal con el baño.

Te puede interesar