Menú
Iluminación de un acuario: todo lo que necesitas saber
Iluminación de un acuario: todo lo que necesitas saber

TIPOS DE LÁMPARAS

Iluminación de un acuario: todo lo que necesitas saber

Los factores clave dependerán del tipo de acuario que tengas, así como de las necesidades básicas de los peces y plantas que creen en el ecosistema.

La distribución de las luces en los acuarios es un elemento fundamental a la hora de prepararlos dado que no solo crea una atmósfera en el hogar, sino que todo el ecosistema que conforma el espacio precisa de dicha iluminación para sobrevivir. Hablamos no solo de tus mascotas, bien sean peces o tortugas acuáticas, porque también hemos de tener en cuenta las plantas que van a formar parte de dicho ecosistema y que necesitan luz para llevar a cabo sus funciones vitales. Así pues, te explicamos las claves de la iluminación correcta para tu acuario, así como las luces más indicadas para cada caso.

Iluminación según los seres vivos que vayan a vivir en tu acuario

Como podrás imaginar, las luces de los acuarios no pueden ser las convencionales que empleamos en la iluminación del hogar. Se trata de puntos de luz especiales que emiten una radiación de forma similar a como lo haría el sol, de tal forma que los seres vivos de ese espacio puedan aprovechar sus características. Sin embargo, has de prestar atención al tipo de ecosistema que vayas a tener, pues no todos necesitan el mismo tipo de iluminación:

Los peces procedentes de las profundidades del océano necesitarán menos luzLos peces procedentes de las profundidades del océano necesitarán menos luz
  • Para peces o plantas originarios de ríos situados entre bosques o de océanos pero a gran profundidad, es evidente que precisarán de menos luz dado que su hábitat natural recibe los rayos del sol durante menos tiempo.
  • Para seres acostumbrados a las aguas cristalinas o de poca profundidad, lo más normal es que emplees una luz más directa y quizá durante más horas diarias.

Escoge la temperatura de color ideal para tu acuario

Al hablar de iluminación es imprescindible conocer que existen diferentes tipos de luces y, consecuentemente, diferentes tipos de temperatura de color, que se mide en grados Kelvin. Esta temperatura de color en realidad mide qué color de toda la gama que compone el arco iris predomina en dicha luz. Este es un dato importante dado que deberás tenerlo en cuenta en función del tipo de seres que vayan a vivir en tu acuario. En la siguiente lista te explicamos cuál es la temperatura ideal según las necesidades del ecosistema que quieres crear:

Los peces que hacen su vida a gran distancia de la superficie necesitarán una luz azulLos peces que hacen su vida a gran distancia de la superficie necesitarán una luz azul

  • Luces de 20.000 grados Kelvin: son luces muy potentes y azules que por lo general se usan para grandes acuarios, de gran profundidad y con peces que hacen su vida también a gran distancia de la superficie.
  • Luces de 10.000 grados Kelvin: se trata de luces blancas e intensas, con toques azules, es decir, sigue siendo potente. Por ello es ideal es que la emplees para acuarios destinados a peces cuyo hábitat es también algo profundo, donde los rayos del sol llegan levemente.
  • Luces de entre 5.500 y 6.500 grados Kelvin: son el tipo de iluminación que suele emplearse para los acuarios que generalmente se tienen en los hogares. Es una temperatura ideal para los peces de aguas dulces y las plantas que necesitan de buena luz para realizar la fotosíntesis.

Iluminación diaria de un acuario

La iluminación artificial es obligatoria para los acuarios dado que la luz natural no es suficiente para satisfacer las necesidades vitales de los seres vivos que habiten en él. Los especialistas recomiendan que al principio se alternen períodos de entre 8 y 10 horas de luz y oscuridad para que el ecosistema se adapte a su nuevo hogar. Sin embargo, pasados unos tres meses puedes aumentar la cantidad de luz diaria, con entre 10 y 12 horas de iluminación. Cabe mencionar que los peces duermen y especialmente los de acuario buscan lugares tranquilos y menos luminosos para su descanso, bien entre rocas o plantas. Por eso es imprescindible que respetes estos ciclos de luz y oscuridad en el acuario, pues además las plantas han de realizar la fotosíntesis.

Al principio se recomiendan unas 8 o 10 horas de luz y oscuridadAl principio se recomiendan unas 8 o 10 horas de luz y oscuridad

Tipos de luces para un acuario

Un tipo de característica a tener en cuenta a la hora de iluminar un acuario es sin duda las plantas que van a conformar el ecosistema. Estas plantas pueden ser muy diferentes, con particularidades distintas y probablemente necesiten de una temperatura de color concreta. Por eso siempre se recomienda no comprar iluminación que solo de luz blanca, dado que dentro del espectro luminoso tienen gran cantidad de luz. Son concretamente el azul y el rojo anaranjado las longitudes de onda dentro del espectro que mejor ayudan a las plantas a realizar la fotosíntesis y que por lo tanto debes colocar en tu acuario.

En la actualidad las luces LED son las más rentables, ya no solo por tratarse de las que mayor vida útil tienen, sino que además son las más eficientes. Los LED están sustituyendo a los fluorescentes precisamente por su eficiencia energética y calidad de luz, a pesar de ser algo más caros. Sin embargo, no producen calor que pueda afectar a la temperatura del agua y al crecimiento de algas que ensucien el espacio. Además, se pueden emplear pantallas LED, cuya función es distribuir la luz por toda la pecera al mismo tiempo que no generan demasiada potencia. Otra de sus ventajas es que son regulables. Eso sí, si piensas en usar una pantalla LED, debe incluir una combinación de colores parecida dentro del espectro, que mezcle por ejemplo LED azules, morados, rojos y blancos azulados.

Las luces LED son la opción más rentable a las fluorescentesLas luces LED son la opción más rentable a las fluorescentes

Si te decantas por los fluorescentes, estos deben haber sido creados específicamente para acuarios. Pueden ser también de diferentes colores y una de sus particularidades es que no alcanzan mucha temperatura. No obstante, son menos eficientes. Respecto a las lámparas de halogenuro, son muy potentes y reproducen muy bien el color, pero son una gran fuente de calor que puede perjudicar a la temperatura del agua, así como son las menos eficientes en términos económicos y energéticos. Estas son muy empleadas para acuarios con plantas de arrecife dado que la luz simula muy bien el reflejo de los rayos del sol en el agua. Sin embargo, las más baratas de adquirir son las bombillas incandescentes, que suelen mantenerse en una baja temperatura de color, inferior a 3.000 grados Kelvin. Esto quiere decir que la luz es amarilla y consecuentemente genera mucho calor, repercutiendo negativamente en el ecosistema. Por estos motivos no son demasiado recomendables para los acuarios, más bien para pequeñas peceras.

Te puede interesar