Menú
Consejos para el cuidado de una hámster hembra embarazada
Consejos para el cuidado de una hámster hembra embarazada

UN EMBARAZO FELIZ

Consejos para el cuidado de una hámster hembra embarazada

¿Tu hámster está embarazada? Bekia te explica cómo darte cuenta de esto y qué hacer para facilitarle una gestación adecuada y feliz.

Los hámsteres, esas adorables mascotas que vuelven locos a los niños. Pero no sólo a ellos, cada día son más los adultos y jóvenes que caen ante los encantos de estos roedores y no se lo piensan dos veces a la hora de llevarse uno o dos a casa. Si has hecho lo propio y has decidido adoptar a una pareja de hámsteres, debes tener en cuenta que tu hembra, como cualquier mamífero, puede quedarse embarazada al compartir jaula con un macho. En este caso, es fundamental que conozcas todo su embarazo.

Tus mascotas son parte de tu familia, y como tal, debes ofrecerle lo mejor. Por ello, Bekia te explica todos los cuidados que debe tener una hámster embarazada, cómo saber cuándo está en estado de gestación, qué alimentación proporcionarle y como tratarla. Todo lo necesario para que tu roedor sea feliz, así como sus crías.

Debes ofrecer a tu hámster lo mejor esté embarazada o noDebes ofrecer a tu hámster lo mejor tanto si está embarazada como si no

En 'ExpertoAnimal' indican que el periodo de gestación de un hámster depende, sobre todo, de su raza. Sin embargo, también puede variar según el organismo de cada hembra. Por lo general, suelen ser embarazos muy breves pues no duran más de entre 15 y 25 días. Por ello es fundamental identificar a tiempo que tu mascota está embarazada para darle los cuidados que necesita.

Síntomas de embarazo

¿Cómo saber si está embarazada? Existen algunos síntomas que pueden ayudarte ya que, además de que el periodo de gestación es corto, a estas hembras el abdomen no se les dilata hasta los últimos cinco días de embarazo, lo cual hace más difícil identificar el embarazo. En cuanto al número de crías, también depende del tipo de hámster. Por ejemplo, una hámster rusa suele parir de 4 a 8 crías mientras que una hámster dorada puede dar a luz hasta 20 crías. Los síntomas que pueden ayudar a saber si tu hámster está embarazada son:

Si tu hámster aumenta de peso puede deberse al embarazoSi tu hámster aumenta de peso puede deberse al embarazo

-Aumento repentino de peso: si tu roedor ha engordado puede indicar que está embarazada ya que las crías crecen aceleradamente en el interior del vientre materno.

-Pezones hinchados: si observas el abdomen de tu hámster y ves que sus pezones están hinchados o se ven fuera, es que se está preparando para la lactancia.

-Incremento de apetito: si empieza a beber mucha agua y su apetito aumento de repente, esto puede indicar que está embarazada, pero también significa otras cosa. Las alteraciones en el apetito pueden deberse a alguna enfermedad, a que tu hembra se siente ansiosa, nerviosa o está siendo expuesta a niveles altos de estrés.

-Comportamiento: cuando las hembras están embarazadas, empiezan a construir un nido en el interior de su jaula y almacenan alimentos en su interior para el parto. En los primeros días de gestación, se mostrarán agresivas, sobre todo con los machos. Cuando se va a acercando el momento del parto, su temperamento será más sereno y aumentará las horas de sueño junto a su nido.

Una hámster embarazada almacena comida en su jaula para el partoUna hámster embarazada almacena comida en su jaula para el parto

Si a pesar de estos síntomas no te ves capaz para identificar un posible embarazo en tu mascota, siempre puedes acudir a un veterinario especializado. Allí te confirmarán el embarazo y además te informarán sobre el estado de salud del hámster así como sus cuidados específicos durante la gestación y lactancia.

¿Qué doy de comer a mi hámster embarazada?

Durante la gestación, tu mascota necesitará una dieta con un elevado aporte energético. Esto es necesario para que su organismo se prepare correctamente para la lactancia y permita que sus crías se desarrollen correctamente y nazcan sanas.

Lo ideal es aumentar su consumo diario de proteínas y grasas buenas. Además de su dieta habitual, debes añadir fuentes naturales de esos nutrientes, como queso magro, pollo o pavo, huevo cocido, jamón cocido cortado en trozos pequeños, cereales, frutos secos como almendras, nueces, avellanas, castañas y pipas. También puedes darle gusanos de harina u otros insectos pequeños que comercializan algunas tiendas para mascotas y algunos veterinarios.

Las frutas ayudan a que su sistema inmunológico se fortalezcaLas frutas ayudan a que su sistema inmunológico se fortalezca

En cuanto a frutas y verduras, estas también ayudarán a que el sistema inmunológico de tu roedor embarazado se fortalezca. Se debe a la gran cantidad de vitaminas y fibras minerales que aportan. Además, debes tener en cuenta que hay que optar siempre por alimentos de origen orgánico, es decir, cultivado sin agrotóxicos, y quitar los huesos de las frutas antes de dárselas de comer a tu hámster.

Durante el embarazo, debes dejar comida y agua fresca a disposición de la hembra durante todo el día. Los hámsteres embarazados buscarán comida no solo cuando tengan hambre, sino también para almacenarla hasta el momento del parto.

Preparación de la jaula

Tu roedor, cuando esté embarazada, se volverá más agresiva debido a que se sentirá vulnerable y defenderá su territorio tratando de garantizar que sus crías nazcan en un entorno seguro. Por ello, es importante separarla de los demás hámsteres y preparar una jaula exclusiva para ella y sus futuras crías.

En la jaula, el hámster debe tener agua fresca, comida y materiales para hacer su nido como paja, madera y ramitas. Durante toda la gestación, hay que mantener la jaula limpia. Deberás retirar diariamente los restos de comida y los excrementos, siempre con cuidado de no deshacer el nido que haya construido tu hámster.

La jaula debe tener siempre comida y agua frescaLa jaula debe tener siempre comida y agua fresca

Durante las semanas en que tu mascota esté embarazada, será esencial también proporcionarle un ambiente positivo y tranquilo. Hay que lograr que el roedor pueda vivir una gestación segura y en paz. Para ello, evita tocarla o acercarte a su jaula con mucha frecuencia. Eso no quita que dejes de darle amor y cariño.

Te puede interesar