Menú
Enfermedades comunes del Husky siberiano
Enfermedades comunes del Husky siberiano

RAZA DEL NORTE

Enfermedades comunes del Husky siberiano

Cuando hace más calor los Huskys siberianos realizan hoyos cavando para de esta manera buscar espacios más frescos y estar más cómodos para soportar las altas temperaturas.

La raza de perro Husky siberiano son unos canes que proceden del norte. Se caracterizan por ser simpáticos y muy inteligentes aunque es cierto que son bastante independientes y tozudos a la hora de recibir alguna orden. De ahí la importancia de educar a los perros desde que son cachorros para que cuando sean adultos se puedan socializar con facilidad, y por supuesto, hagan caso. El Husky siberiano a pesar de tener ese rasgo independiente, es un can que le gusta estar rodeado de los suyos, de su familia, y por eso siempre les tiene que tener controlados.

En cuanto a sus características físicas destacan que pueden llegar a alcanzar entre los 25 o 35 kilos de peso. Aquí cobra una gran importancia el tema de la alimentación, ya que tienden al sobrepeso. Además, no hay que olvidar incluir largos paseos ya que su constitución así lo reclama. Por otro lado, su altura en machos puede alcanzar los 58 centímetros mientras en las hembras su máximo oscila entre los 53 centímetros. La longitud del pelo es media y tiene una doble capa lisa. El Husky siberiano se puede encontrar en todos los colores desde el negro hasta un blanco puro.

La esperanza de vida de los Husky siberianos es de uno 11 o 13 añosLa esperanza de vida de los Husky siberianos es de uno 11 o 13 años

La esperanza de vida media del Husky siberiano es de unos 11 o 13 años si no hay ningún tipo de enfermedad crónico o cualquier contratiempo. También, decir, que esta raza apenas babea y tampoco ronca. Lo mismo ocurre a la hora de ladrar, que más bien aúlla, es decir su tendencia es moderada. Descubre las enfermedades más comunes que tiene esta fantástica raza para así conocerlos un poco más.

Enfermedades oculares en los Husky siberianos

Una vez que se adopta un Husky siberiano como mascota de compañía hay que tener en cuenta que tipo de enfermedades son propensos a padecer, para que si aparece cualquier síntoma se pueda actuar con inmediatez, y así evitar consecuencias más graves. Una de las enfermedades que pueden afectar al Husky siberiano son las relacionadas con el ojo que si no se toman medidas puede provocar la pérdida total de la visión. En relación con los ojos el Husky siberiano puede padecer cuatro dolencias: cataratas bilaterales, glaucoma, opacidad de la córnea y atrofia progresiva de la retina. Este tipo de enfermedades oculares pueden ocurrir en un 5% de probabilidad pero se consideran enfermedades graves.

Los Husky pueden tener varios problemas de visión que hay que controlarLos Husky pueden tener varios problemas de visión que hay que controlar
  • Cataratas bilaterales. Se trata de una enfermedad hereditaria que se caracteriza por la aparición de una opacidad en la zona del ojo. Se puede operar pero la vista del can no se recupera completamente. Dicha enfermedad puede aparecer a cualquier edad, tanto a perros jóvenes como más mayores.
  • Glaucoma. Esta dolencia consta en que cuando el canal que controla la presión interna del globo ocular se vuelve más estrecho. De este modo, la presión aumenta a medida que el canal se bloquea. Una vez el Husky siberiano a cumplido un año es necesario hacerle un examen para descartar la presencia de la enfermedad.
  • Opacidades cristalinas corneales. Dicha dolencia también se llama distrofea corneal y es una enfermedad que afecta a la córnea y se va extendiendo por el resto del ojo, enturbiando la visión. Esta enfermedad puede afectar a ambos ojos aunque no al mismo tiempo ni en el mismo grado de gravedad.
  • Atrofia progresiva de la retina. Esta patología es hereditaria y afecta a la retina, lo que causa ceguera al can, y es considerada una de las enfermedades más comunes de los Huskys siberianos. A su vez, existen dos tipos de atrofia progresiva de la retina, la primaria que afecta en primer lugar a la visión nocturna aunque después también a la diurna debido a la degeneración de las células, y el segundo tipo es la central, que se caracteriza por tener mayor nivel de visión en ambientes oscuros que con luz.

Enfermedades de la piel en los Husky siberiano

Si hay algo que caracteriza a esta raza es su hermoso pelaje, que por supuesto hay que tener bien cuidado, y estar atentos por si hay alguna posible dolencia como las que se detallarán continuación. Entre las enfermedades comunes de la piel en los Husky siberiano destacan: dermatitis nasal, deficiencia de zinc e hipotiroidismo.

La piel de los Husky es delicada y hay que cuidarla cuando surge algún problemaLa piel de los Husky es delicada y hay que cuidarla cuando surge algún problem
  • Dermatitis nasal. Esta enfermedad es provocada por una deficiencia de zinc. Entre los síntomas destacan: caída del pelo de la nariz, enrojecimiento, lesiones nasales y despigmentación.
  • Deficiencia de zinc. Por otro lado, la deficiencia de zinc es genética del Husky siberiano, ya que le impide absorber el zinc que contienen los alimentos. Para saber si el can sufre esta dolencia el veterinario realiza una biopsia del tejido de su piel. Entre los síntomas destacan: picazón, caída del pelo, lesión en las patas, genitales y en la zona de la cara.
  • Hipotiroidismo. Por último, el hipotiroidismo es otra de las enfermedades cutáneas en los Husky siberiano. Esta enfermedad aparece cuando la tiroides deja de generar la hormona tiroidea en las cantidades que el organismo del perro necesita para así estabilizar su metabolismo. Los síntomas son: caída del pelo, sobre todo en la zona de la cola y engrosamiento anormal de la piel.

Enfermedades de cadera en los Husky siberianos

Al ser perros de tamaño medio-grande, están predispuestos a padecer displasia de cadera. Se trata de una anomalía que afecta a muchas razas de perro, entre las que se encuentra el Husky siberiano. Esta enfermedad consiste en el desplazamiento del fémur fuera del acetabulum, hueso perteneciente a la articulación pélvica. En el 95% de los casos, esta dolencia aparece antes de los dos años, y es fácil de detectar, pues se le ve al can cuando sube escaleras o realiza un movimiento para cambiar de posición. Esta anomalía se transmite de padres a hijos y tiene cuatro grados: libre ( no presenta anomalía); leve, moderada o severa.

Te puede interesar