Menú
Tipos de Husky
Tipos de Husky

¿CUÁLES SON?

Tipos de Husky

En general, los diferentes tipos de Husky se llegan a asemejar en el pelaje. Aunque pueden diferenciarse en el color de los ojos, la estatura o las orejas.

La palabra husky es una deformación del término que se utilizaba para referirse a las tribus de esquimales que los europeos encontraron en las primeras expediciones que realizaron a las regiones septentrionales árticas y subárticas como Siberia, Alaska y Canadá. Es por ello que esta palabra acabó convirtiéndose también en el término para referirse a los distintos tipos de perros empleados para tirar de los trineos en estas zonas y que, posteriormente, también pasaron a ser animales de compañía. Pero, que sean perros de trineo no es la única característica de los llamados perros husky, que son aquellos que se adaptan a las bajísimas temperaturas árticas, siendo capaces de trabajar en esas arduas condiciones en tareas tan duras como tirar de un trineo.

Que sean perros de trineo no es la única característica de los llamados perros huskyQue sean perros de trineo no es la única característica de los llamados perros husky

Sin embargo, si hablamos de los husky como raza canina, lo cierto es que la Federación Cinológica Internacional (FCI), la organización que estipula los estándares de cada raza de perro, solo reconoce a los Husky siberianos como raza oficial, por lo que el resto de variaciones o subtipos solo están reconocidas por algunas federaciones caninas. Hoy hacemos un repaso de todos los tipos que podemos encontrar en el marco de esta raza de perro con una procedencia, físico, carácter y utilización muy similares por las características concretas que tienen en común.

Husky siberiano

Como su propio nombre indica, el Husky siberiano procede de la Siberia, concretamente del noreste de la zona, en el distrito ruso de Chukotka. Como decíamos, esta es considerada la raza reconocida, mientras que el resto de integrantes de esta lista serían subtipos o variedades del mismo perro según su lugar de procedencia, características físicas o utilidades. Aunque es un perro independiente, eso no significa que les guste la soledad, ya que están acostumbrados a vivir en manadas, por lo que también es un excelente animal de compañía, que se lleva bien tanto con las personas como con otras mascotas. En sus inicios, estos perros que guardan una gran similitud con los lobos, fueron utilizados para trabajos de pastoreo y con trineos por la tribu Chukchi, que también los tenían como animales de compañía.

También los tenían como animales de compañíaTambién los tenían como animales de compañía

El husky siberiano tiene un físico robusto y atlético, pero es ligero y veloz, por lo que el ejercicio es esencial en su rutina. Su musculoso cuerpo esta cubierto por un grueso manto doble de textura densa y largura mediana. Si tenemos en cuenta la consideración de la Federación Cinológica Internacional, los únicos tipos de los que hablaríamos responderían a los colores en los que está admitido este perro, que son negro, gris, blanco o cobre. Del mismo modo, suelen tener los ojos de color azul claro, aunque también pueden ser verdes, amarillos y marrones; siendo frecuente también la heterocromía, es decir, que presentan colores diferentes en los ojos.

Malamute de Alaska

El Malamute de Alaska o Alaskan Malamute es la raza más similar al Husky siberiano, con el que guarda parentesco. Se trata de una de las razas más antiguas y uno de los primeros perros de trineo que en sus orígenes fue criado por la tribu Mahlemiut. El malamute estadounidense se presenta en distintas versiones bicolor: blanco y negro, blanco y gris, blanco y rojo, blanco y marrón, así como un blanco puro. La principal diferencia de esta variedad, que no está reconocida como raza, con la oficial, es su tamaño, ya que el Alaskan malamute es un perro más grande y robusto que el Husky siberiano, destacando su gran capacidad de transportar cargas pesadas de hasta 90 kilogramos durante varios kilómetros, por lo que es uno de los perrros de trineo de la zona ártica más fuertes que existen.

Es un perro más grande y robusto que el Husky Es un perro más grande y robusto que el Husky

Husky de Alaska

También de la misma zona es el Husky de Alaska, otra raza estadounidense no reconocida por ninguna federación canina. Y es que, al no tener que cumplirse unos estándares, lo cierto es que muchos perros con características similares como su abrigado manto, su resistencia y sus cualidades físicas son enmarcados dentro de esta raza mixta en la que se incluye a todos los canes destinados a tirar del trineo y a las carreras, en mitad de condiciones climáticas extremas. Es por ello que es muy probable que el Husky de Alaska cuente con ejemplares de lobos siberianos, malamutes y perros esquimales entre sus antepasados. Este origen mixto también es responsable de la gran variedad de colores en la que pueden presentarse, prácticamente todos. Respecto al Husky Siberiano, el de Alaska se diferencia del mismo por tener un físico más delgado, un tamaño mediano, aunque más alto, y un pelaje más fino, que lo hacen menos tolerante al frío, pero que lo convierten en un perro más enérgico y activo. Se trata de un perro de trabajo muy eficiente y veloz con un carácter afectuoso y guardián, cuyo cruce con el Husky siberiano da lugar a los perros esquimales americanos.

Husky del río Mackenzie

La mayoría de los Huskies de Alaska tienen las orejas puntiagudas, presentándose como perros Spitz y es ahí donde se abre una nueva clasificación de variaciones dentro de la raza reconocida. En ese sentido, otro perro de la zona es el Husky del río Mackenzie, un subtipo de principios del siglo XIX que recibe el nombre de este río de Alaska donde nacieron estos perros de trineo como resultado del cruce del Husky con perros europeos como el San Bernardo, motivo por el cual tienen un largo pelaje, bastante grueso y espeso, así como una larga cola, por lo que se adaptan a los climas fríos. Con un temperamento y personalidad similares, su nivel de actividad es menos intenso que los anteriores, aunque también resulta fácil de entrenar y útil como perro de trabajo.

Hay diferentes razas, pero no están reconocidasHay diferentes razas, pero no están reconocidas

Eurohound

Otro de los tipos de Husky que, aunque no estén reconocidos como raza, podemos considerar como variedades de la misma son aquellos derivados del cruce de ejemplares de alguno de los integrantes de esta lista con perros de otras razas. Ese es el caso del Eurohound, un perro que además de compartir genética con un Husky, es criado como tal, siendo entrenado para ejercer de animal de tiro de trineo. Fruto del cruce del Husky de Alasca con la raza Pointer, este perro comenzó a desarrollarse a principios de los años ochenta y, gracias a su gran velocidad y rendimiento, además de como perro de trabajo, comenzaron a emplearse como perros de carreras de trineos.

Husky de Sajalín

Otro tipo, mucho menos común y tampoco reconocido como raza, es el Husky de Sajalín (por la isla) o Karafuto (por la prefectura), un perro de trineo japonés que se originó a principios de siglo XX, como descendiente de otras dos razas de la zona, el Akita Inu y el Spitz japonés. Como el resto de variedades de esta lista, el Husky de Sajalín se ha empleado como perro de trineo, como perro guardián y como perro de caza o carreras. Su carácter afable y cariñoso lo convierten en una excelente mascota , aunque, por su temperamento enérgico, hay que proporcionarle una buena dosis de actividad diaria ya que, de lo contrario, podría destrozar cosas para desfogarse. Su pelo es duro y denso, pero algo más fino que el pelaje del Husky siberiano, mientras que los colores más comunes en el Karafuto son el negro y el rojizo.

Son perros que no les gusta la soledadSon perros que no les gusta la soledad

Husky labrador

Debido al nombre de esta variación, muchos creen que el Husky labrador es fruto del cruce de las versiones siberiana y retriever de ambas razas, pero lo cierto es que su origen está más relacionadas con los lobos. Se trata de una procedencia muy antigua que se sitúa en la región canadiense de Labrador, que da nombre a este tipo de Husky del norte de Canadá. Con una gran inteligencia y capacidad de aprendizaje, estos perros no deben estar solos para evitar un mal comportamiento y, por lo demás, comparten todos los rasgos físicos y de carácter que el resto de variedades de la raza.

Perro de Groenlandia

Otra raza canina que podría considerarse cercana a la del Husky es la del perro de Groenlandia, una de las variedades más antiguas del mundo que durante siglos ha sido utilizada como perro de trabajo tanto para el transporte como para la caza por los inuit groenlandeses. Con un temperamento tozudo, reservado y dominante, este perro también es muy resistente a los climas fríos, aunque sensible a la humedad. Empleado como perro de trineo en las regiones nórdicas, el perro de Groelandia está dentro de la categoría de los spliz polares, por lo que guarda muchas similitudes físicas con otras razas mencionadas en esta lista como el Malamute de Akaska, el perro esquimal canadiense, el Akita Inu que dio origen al Husky de Sajalín o otras variedades más diferentes pero con un pasado común como el Samoyedo y, por supuesto, el Husky siberiano.

Te puede interesar