Menú
Enfermedades oculares en perros
Enfermedades oculares en perros

MUY FRECUENTE

Enfermedades oculares en perros

Las enfermedades oculares en tu mascota son de lo más habitual pero hay que saber detectarlas para acudir cuanto antes a un especialista.

Las enfermedades en los ojos de los perros son de lo más común y se presentan de forma muy habitual sin que te des cuenta. Es cierto, que los ojos de todos los animales cuenta con un mecanismo de protección como el lagrimal o el tercer párpado pero a pesar de ello, los perros son muy susceptibles a padecer alguna anomalía en los ojos. Las causas que pueden provocar estas alteraciones son muchas; congénitas, factores climatológicos, bacterias, cuerpos extraños, etc.

Ante cualquier signo de malestar ocular como dolor, hinchazón, rojez, legañas en gran cantidad... Son motivo suficiente para acudir al veterinario. Los perros son unos animales muy listos y sabrán manifestar perfectamente que no se encuentran bien, sin embargo, deberás estar pendiente de los ojos de tu mascota. En algunos casos si estos problemas no se llegan a tratar pueden llegar a ocasionarles una ceguera permanente.

Las enfermedades más frecuentes en los ojos de los perros no son solo la típica conjuntivitis o un simple quiste, sino que va más allá:

Recuerda actuar lo antes posible y acudir siempre a un expertoRecuerda actuar lo antes posible y acudir siempre a un experto

Prolapso de la glándula lacrimal del tercer párpado

En este caso nos encontramos con uno de los trastornos más frecuentes, es comunmente conocido como ojo de cereza. Se trata de la exposición de la glándula lacrimal, cuando se encuentra fuera de su lugar la superficie ocular se irrita y puede provocar conjuntivitis. Se produce sobre todo en perros como el coctel o el beagle que tienen un tercer párpado más prominente. El tratamiento es quirúrgico. El único problema es que en algunas razas es un defecto congénito, por lo que se debe saber que, con el tiempo, podría volver a pasar.

Conjuntivitis

Los síntomas son básicamente los mismos que se manifiestan en el ser humano. Provoca enrojecimiento y secreción. Las causas pueden ser varias o bien una alergia que afecte a ambos ojos, o bien cuerpos extraños que han podido introducirse con una simple ráfaga de aire que afectan a solo un ojo.

La conjuntivitis puede ser de diferentes tipos:

  1. Serosa: la es secreción clara, acuosa y transparente. Provocada normalmente por viento o polvo. Puede provocarle un molesto picor a tu mascota.
  2. Mucoide: esta es provocada por cualquier irritación o infección y se caracteriza por una secreción mucosa.
  3. Purulenta: esta es causada por una bacteria y forma costras en los párpados por la presencia de pus.

Queratoconjuntivitis seca

A esta enfermedad se le denomina ojo seco. El problema se origina en las glándulas lacrimales cuando no producen suficientes lágrimas, lo que provoca que la córnea se seque. Se identifica por la aparición de una secreción espesa y mucosa. Las lágrimas tienen una doble capa una capa acuosa y otra capa mucosa. A diferencia de una conjuntivitis normal, esta enfermedad suele provocar que el ojo pierda su brillo. Se debe actuar cuanto antes porque este tipo de anomalías provocan ceguera.

Hay que tener mucho cuidado, una conjuntivitis seca puede provocar un severo daño en la pielHay que tener mucho cuidado, una conjuntivitis seca puede provocar un severo daño en la piel

Epífora

Si tu perro "llora" continuamente, es decir sus ojos sufren un lagrimeo continuo. Esa humedad constante en la piel puede hacer que se inflame e infecte. Entonces nos encontraríamos con dos problemas uno en los ojos y otro en la piel. A su vez, suelen presentar ciertas manchas de color marrón o rojizo bajo el ojo. Es un problema estético principalmente aunque en ocasiones se deberá a la presencia de cierto cuerpo extraño. La epífora no es tan habitual en los perros como tras enfermedades, excepto en algunas razas: maltés, pequinés, caniche

Úlceras corneales

La úlcera corneal es una lesión que afecta al interior de la córnea. Las causas de este tipo de úlceras en los caninos suelen asociarse a un traumatismo, a una queratoconjuntivitis seca, diabetes o incluso, síndrome Addison. Esta enfermedad provoca un fuerte dolor a tu mascotas demás de lagrimeo y fotocopia. Hay que tener mucho cuidado y acudir al veterinario en cuanto se perciba la presencia de estas. Será necesaria una medicación concreta y si no funciona, se recurre a la cirugía. Es muy común en razas como el bóxer, caniche, samoyedo..

Según la raza del perro hay más probabilidad de que sufra una enfermedad u otraSegún la raza del perro hay más probabilidad de que sufra una enfermedad u otra

Cataratas

Las cataratas son una de las enfermedades oculares más habituales entre los perros. estas suponen la pérdida de transparencia del cristalino. Podrás apreciar la pupila de tu mascota más grisácea. Por desgracia, esta enfermedad suele ser hereditaria, por lo que la mayoría de las veces suele ser muy inesperado que se manifiesten. Las cataratas congénitas o juveniles son muy típicas de las razas como el west, husky, cocer, caniche, schnauzer, cocer, golden y labrador.

Si los padecen podrás percatarte pronto, porque suelen aparecer antes de los 6 años de edad y se manifiestan en ambos ojos. Evidentemente, también podrás encontrarte con cataratas adquiridas, consecuencia de los años, los perros también envejecen. En este caso el tratamiento será quirúrgico.

Uveítis anterior

Más conocida como ojo blando. Provoca que el iris y el cuerpo ciliar se inflamen y produce humor acuoso (un líquido que se encuentra en la cámara anterior del ojo). Es un síntoma común de diferentes enfermedades. Se manifestará en forma de mucho dolor, lagrimeo, enrojecimiento, fotofobia y protrusión del tercer párpado. Para reconocerlo deberás observar si la pupila aparece empequeñecida y le cuesta reaccionar a la luz.

Glaucoma

Es una de las enfermedades más graves. Puede llegar a provocar ceguera si no se trata como es debido. Produce alteraciones en el nervio óptico y la retina. Es también un problema hereditario, común en el beagle, cocker o el basset. Podría ser también el resultado otra enfermedad que se ha complicado. Se presenta de manera aguda y hace que el ojo se endurezca, provoca neblina en la córnea, la pupila se agrande, lagrimeo y mucho dolor.

En el peor de los casos algunas enfermedades oculares pueden provocar al cegueraEn el peor de los casos algunas enfermedades oculares pueden provocar al ceguera

Queratitis

Esta enfermedad es denominada como nube en el ojo. La córnea se inflama, se nubla y pierde transparencia. Aparece un lagrimeo intenso, provoca fotofobia y una fuerte presión en el tercer párpado.

Tumores palpebrales

Los tumores palmerales son glándulas localizados en los párpados y producen una sustancia sebácea. Tienen un aspecto rugoso, son un tipo de quiste. Otros tumores muy frecuentes en los ojos de los perros son los sebáceos, estos suelen ser benignos y aparecen cuando los caninos envejecen. En estos casos la mejor opción es extirparlos para que el roce continuado pueda producir lesiones corneales.

Todas y cada una de las enfermedades anteriormente explicadas requieren de un tratamiento precoz. Ante el mínimo síntoma se debe acudir a un experto que pueda ayudar a tu perro ya sea con medicamentos o bien quirúrgicamente.

Te puede interesar