Menú
Jack Russell Terrier: Razas de perros
Jack Russell Terrier: Razas de perros

PERRO CAZADOR

Jack Russell Terrier: Razas de perros

Esta raza de perro se convertirá en otro amigo más de la familia ya que su carácter es muy afable y resulta idóneo para la convivencia con niños.

Aunque no fue hasta el siglo XXI cuando al Jack Russell Terrier se reconoció como raza propia, este vivaracho perro de pequeño tamaño no tardará nada en convertirse en el fiel compañero de toda una familia. Este tipo de terrier suele confundirse mucho con el Parson Russell ya que ambos animales comparten origen y un parecido más que razonable entre ellos. Esta especie de perro, el Jack Russell Terrier, goza de una energía interna que lo hacen perfectos para vivir en fincas de gran superficie o incluso en granjas.

Procedente de Inglaterra, este tipo de can cuenta con un gran carisma y una gran capacidad de obediencia que ha hecho que sea el perfecto compañero de una familia. Como curiosidad, el comportamiento y efectividad de las tácticas de maestría hacia este perro han hecho incluso que el Jack Russell Terrier se ganara algún que otro papel en la televisión: Pancho, el famoso perro de la lotería, es un Jack Russell. Conocer las principales características de este can hará que la convivencia con él sea de lo más grata y feliz:

Historia del Jack Russell Terrier

El origen de este can tiene su procedencia en Inglaterra y su descendencia proviene del Fox Terier. Fue allí donde un gran aficionado a la caza, el Reverendo Jack Russell (quien acabó por otorgarle su nombre), se decidió por criar y cruzar a distintos tipos de terrier para encontrar la raza que él deseaba: un perro de tamaño pequeño pero ágil, ratonero y poseedor de un gran equilibrio. Finalmente fue en el año 1900 cuando logró una nueva raza: el Jack Russell Terrier, un can perfecto para rastrear presas.

Es un perro ágil, ratonero y poseedor de un gran equilibrioEs un perro ágil, ratonero y poseedor de un gran equilibrio

A pesar de que su origen se remonta a Inglaterra, fueron los criadores australianos los que desarrollaron esta raza para que esta fuera tal cual la conocemos hoy en día. En 1972 se fundó el primer club de Jack Russell y allí se presentó el estándar formal de este tipo de perro. Finalmente, en el año 2000, la Federación Cinológica Internacional reconoció oficialmente la raza Jack Russell Terrier.

Características y rasgos físicos

El Jack es un tipo de perro con una talla pequeña. Dentro de sus características, su altura no es destacable ya que nunca superará, salvo excepciones, los 30 o 35 cm de altura y su peso oscila aproximadamente entre los 5 y los 7 kg. A pesar de que sus dimensiones son bastante reducidas, este can es fuerte y atlético. Aunque el Jack Russell Terrier sea un perro de raza de tamaño pequeño, no debe engañarnos su baja estatura, puesto que sus patas, pecho y lomo acostumbran a ser fuertes y musculosos.

Sus orejas son pequeñas, acorde a su tamaño, poseen una característica forma de 'V' y pueden estar caídas hacia delante, tapando el conducto auditivo, o en punta. En cuanto a sus ojos, son oscuros y a través de ellos se puede contemplar el alma de un perro inteligente y muy simpático.

La cola del Jack Russell Terrier es una cola no muy larga, alta y recta que el perro siempre llevará erguida. Por otro lado, su corto pelaje puede ser de tres clases: liso, duro o semi-duro. Comúnmente, el color base y que es predominante en este can será el blanco con manchas negra o marrones en varias partes de su pequeño cuerpo aunque estas estarán presentes principalmente en la cola y en la cabeza.

Comportamiento del Jack Russell Terrier

Como muchos tipos de perros de caza, el Jack Russell Terrier posee un carácter bastante temperamental, trabajador, audaz, curioso y muy activo. Se trata de un can inteligente, muy fiel y muy valiente. Si se educa correctamente y el entorno en el que se críe es el correcto, puede llegar a convertirse en un perro muy amigable, divertido y sociable. Al poseer tanta energía y ser tan activo, al Jack Russell Terrier le encanta jugar por lo que será el compañero de juegos ideal para los niños pequeños.

Es un perro que le encanta jugar y corretear será un perfecto compañero de juegosEs un perro que le encanta jugar y corretear será un perfecto compañero de juegos

Es muy obediente y, aunque tiende a distraerse con facilidad o a interesarse por muchas cosas a la vez, responde con eficacia a cualquier tipo de entrenamiento o adiestramiento al que se quiera someter.

Puede llegar a ser bastante ladrador y es que, al estar siempre alerta y ser tan curioso, no es de extrañar que ladre cuando oiga algún ruido extraño o un desconocido llame a la puerta. De esta forma, tendremos que educarle para sepa cuándo ladrar y cuándo no. Es un perro muy sociable con otros perros y animales.

Cuidados y necesidades del Jack Russell Terrier

Este can es ideal para vivir en casas grandes aunque también cabe la posibilidad de que este pueda encontrarse cómodo en un piso pequeño. Su adaptabilidad a los espacios es alta pero siempre y cuando pueda gozar de un mínimo de ejercicio al día. Su origen como cazador hace que este perro sea muy activo y que necesite agotarse para evitarle problemas de estrés.

Es muy importante que el dueño de esta raza sea consciente de que la necesidad de correr y moverse está en su instinto y en su propia naturaleza. No es un perro para nada recomendado para personas sedentarias ya que, debido a la tremenda energía que posee, necesitará frecuentes paseos en los que pueda correr y saltar.

Tiene una cierta tendencia a padecer obesidadTiene una cierta tendencia a padecer obesidad

Como muchos otros tipos de canes, el Jack Russell Terrier tiene tendencia a padecer obesidad si no se cuida su alimentación y también a tener problemas de carácter osteoarticular por el rápido crecimiento que experimenta este tipo de perro. Por lo general, es un can que goza de buena salud pero suele presentar distintos problemas de salud como la mielopatía de terrier, un trastorno que afecta a su sistema nervioso.

La luxación de rótula es también otro problema que afecta a este tipo de perro y se da cuando la rótula, situado justo delante de la articulación de la rodilla, se desplaza, provocando dolor en el animal y dificultades para caminar. Este trastorno puede tratarse de una enfermedad hereditaria u ocurrir como consecuencia de un traumatismo.

La sordera o la luxación del cristalino pueden ser otros dos trastornos que este tipo de Terrier puede padecer. La visita al veterinario será obligatoria cuando este sea cachorro para evitarnos futuros sustos con nuestro perro. Además de estas enfermedades, el ejercicio es algo esencial para el Jack Russell pues sino será propenso a desarrollar estrés, ansiedad o depresión. Valora todas las características de este perro, cuídalo y verás recompensado todos tus cuidados con su felicidad y la de tu familia.

Te puede interesar