Menú
Las tres monturas de los Reyes Magos: El elefante, el caballo y el camello
Las tres monturas de los Reyes Magos: El elefante, el caballo y el camello

REYES DE ORIENTE

Las tres monturas de los Reyes Magos: El elefante, el caballo y el camello

Hay quienes no lo saben, pero los tres Reyes Magos no fueron en el mismo animal, sino en tres muy distintos.

A pesar de que a día de hoy haya llegado la idea de que los tres Reyes Magos llegaron hasta el portal de Belén en camello, se trata de un error de lo más extendido. El Rey Mago Melchor se presentó en el portal de Belén con oro y sí, él sí lo hizo a lomos de un camello, El Rey Mago Gaspar se presentó en el portal de Belén cargando con incienso y lo hizo a lomos de un caballo, mientras que el Rey Mago Baltasar se presentó en el portal de Belén con mirra y sobre un elefante.

Otra de las cosas que se han llegado a decir es que en realidad eran cuatro y que uno se perdió por el camino, o que en realidad fueron doce los reyes magos, al menos así lo creen los armenios, por lo que les asignan doce nombres diferentes.

Con el tiempo, en países de tradición católica se adoptó dicha costumbre. El día 6 de enero es festivo en Cuba, España, México, Puerto Rico, República Dominicana, Paraguay, Uruguay, Colombia y Venezuela. Otro enigma es la estrella que les condujo hasta el pesebre del Niño. Para muchos científicos no se trataba más que de un cometa o meteoro luminoso. Te contamos las peculiaridades de los tres animales que llegaron a Belén.

El camello

El Rey Mago Melchor viajó en camello Bactriano (Camelus bactrianus) posee dos jorobas y no una, como el dromedario. Estos cúmulos de grasa son muy útiles cuando no dispone de agua y alimento suficiente. Aunque los camellos son mamíferos excepcionalmente resistentes, en invierno pueden pasar entre cinco y ocho días sin beber.

El camello es el animal que todo el mundo cree que montaronEl camello es el animal que todo el mundo cree que montaron

Tienen un pelaje espeso y largo. Pero en verano, en cambio, éste se le cae rápidamente. El camello, a diferencia del dromedario, soporta a la perfección los climas fríos, de ahí que habite las áreas montañosas de Asia central. También se le puede ver en zonas de Mongolia e Irán, donde es muy apreciado como animal doméstico, apuntan desde el zoo de Madrid. Las hembras tienen el celo durante los primeros meses del año, si bien transcurre más de un año hasta que da a luz a una cría.

Los ejemplares adultos suelen alcanzar los 600-1.000 kilos de peso. Y un tamaño de 1,80-2 metros de altura. El estado de conservación del camello Bactriano es en peligro crítico de extinción.

El cabello

El Rey Mago Gaspar se presentó en el portal de Belén, por su parte, con incienso y a lomos de un caballo. En concreto se cree que el caballo con el que llegó al pesebre fue un de raza árabe, la raza pura más antigua del mundo.

Son animales muy inteligentes, vigorosos, dóciles y nobles, debido, en parte, reconocen desde AECCA, a su larga convivencia con el hombre, tanto en tiempos de guerra como de paz. La raza Árabe también tiene fama por su valor, su fuerte constitución y su gran resistencia.

El caballo es uno de los animales que se cree que montaronEl caballo es uno de los animales que se cree que montaron

El pelo del caballo árabe es muy fino y sedoso. Así como su piel. Y su tacto es aterciopelado. No es un defecto que el caballo lleve la cola desplazada ligeramente hacia un lado. Cuando está en movimiento, eso sí, lleva la cola y cabeza en alto. Los Árabes suelen medir de alzada entre 1,48-1,58 metros a la cruz, aunque pueden ser más grandes o más pequeños.

El elefante

El Rey Mago Baltasar se presentó en el portal de Belén, por último, con incienso y sobre un elefante. El elefante asiático (Elephas maximus), con el que se cree que viajó, se distingue a simple vista del elefante africano, dado que es algo más pequeño. Los ejemplares adultos pueden alcanzar los 6.000 kilos de peso. Y su tamaño oscila entre los 2-3,5 metros de altura.

El Rey Baltasar fue en elefanteEl Rey Baltasar fue en elefante

Al nacer, el elefante asiático presenta una gran capa de pelo negro que irá perdiendo poco a poco. En la actualidad, su población se distribuye por Sri Lanka, sur y noreste de la India, Bangladesh, Indochina, Malaca, Sumatra y parte de Borneo. Su estado de conservación es en peligro de extinción.

Los elefantes asiáticos viven en manadas dirigidas por una matriarca, sus crías -cuyo período de lactancia puede prolongarse durante cinco años- y a menudo un par de machos.

Te puede interesar