Menú
Cómo detectar un golpe de calor en gatos
Cómo detectar un golpe de calor en gatos

¡MUCHO CUIDADO!

Cómo detectar un golpe de calor en gatos

Aunque el gato se recupere del golpe de calor, es beneficioso para el animal acudir al veterinario para descartar posibles efectos secundarios y saber que su salud esta perfectamente.

Cuando llega el verano hay que prestar más atención de lo normal a nuestras mascotas, pues no sabemos si están pasando mucho calor. Por eso es importante que siempre tengan agua fresca en el bebedero, y asegurarnos de que también tengan la comida necesaria. Probablemente serán ellos mismos quienes busquen un rincón más fresco en la casa donde haya corrientes y evitarán subirse a la cama y a los sofás, pues les dará mucho calor y estarán incómodos. En verano, los gatos pueden sufrir golpes de calor debido a las altas temperaturas.

Qué es un golpe de calor en gatos

Hay que tener en cuenta que los gatos no sudan como lo pueden hacer las personas, por lo tanto, su sistema de autorregulación de la temperatura es distinto al nuestro. Cuando esas temperaturas suben de manera considerable y el gato no se refresca o se resguarda del calor es cuando puede producirse el golpe de calor o hipertermia, que viene a ser lo mismo.

Es importante que el gato pueda hidratarse siempre con agua frescaEs importante que el gato pueda hidratarse siempre con agua fresca

Hablamos de hipertermia cuando implica el aumento de la temperatura corporal por encima de un valor normal. En este caso, en el de los gatos su temperatura recta normal es de 38 a 39 grados y cuando se superan estos niveles el gato intenta regular la temperatura mediante el sudor de las almohadillas que tiene, la zona genital, la saliva e incluso pueden llegar a maullar. Hay que prestar atención a los golpes de calor, pues puede llegar a producir la muerte del felino si no nos damos cuenta a tiempo. Los felinos de edad avanzada tienen más probabilidades de padecer un golpe de calor, y también aquellos que padecen de obesidad.

Causas de un golpe de calor en gatos

A continuación se detallarán algunas de las causas por las que un gato puede sufrir un golpe de calor.

  • Agua. El gato es uno de los animales más pulcros que existe, por lo tanto el bebedero del animal siempre deberá estar limpio y con agua fresca, de lo contrario no beberá y se deshidratará. Hay que revisar varias veces al día y sobre todo cuando se queden solos que este aspecto este cuidado y revisado.
  • El calor. La temperatura y la humedad son dos factores por los que un animal (incluso las personas) pueden sufrir un golpe de calor. Evitar los ambientes sofocantes y mantener el hogar lo más fresco posible. Existen unas camas refrescantes en tiendas especializadas, incluso en la tienda online Amazon para nuestras mascotas para que así puedan dormir y estar más fresquitas con el calor del verano.
  • Espacios cerrados. Queda terminantemente prohibido dejar al animal en un coche, en jaulas o trasportines, ya que en verano las temperaturas son demasiado elevadas y el animal no podría soportarlas.
  • En caso de sospechas de golpe de calor, acudir inmediatamente al veterinarioEn caso de sospechas de golpe de calor, acudir inmediatamente al veterinario

  • Exposición al sol. Una exposición prolongada al sol es el principal factor causante de los golpes de calor. Es importante asegurarse que el espacio del felino sea lo más fresco posible.

Síntomas de un golpe de calor en gatos

Un golpe de calor causa un desvanecimiento progresivo del animal e incluso puede llegar a provocarle un fallo multiorgánico, una hemorragia intestinal o la muerte. Si sospechamos que el gato puede estar sufriendo un golpe de calor se le deberá de poner el termómetro, y si la temperatura es de 42 grados o superior hay que practicarle los primeros auxilios o llevarlo rápidamente a un veterinario de urgencia. Los síntomas que están presentes cuando a un felino le da un golpe de calor son los siguientes:

  • Aumenta el ritmo cardiaco.
  • La respiración esta acelerada o por el contrario le cuesta respirar.
  • Las mucosas de las encías cambian de color y se van tiñendo de un tono azulado.
  • El animal puede sufrir temblores musculares y/o vómitos.
  • Aparición de manchas rojizas en la piel.
  • La piel se puede volver de un tono azulado por la falta de oxígeno.
  • El gato apenas se mueve.
  • Cambia su actitud, se encuentra apático y no come.

Cuidados para los golpe de calor en gatos

Ante un golpe de calor hay que actuar rápidamente para poner la salud de nuestra mascota a salvo lo antes posible, incluso lo mejor sería llevarlo lo más rápido al veterinario. No obstante, se pueden tomar unas medidas de prevención para que el animal vaya tomando consciencia y vaya mejorando, o al menos se le quite progresivamente el mal estar que tiene. Toma nota de los siguientes tips por si ocurre una situación como esta:

Si el gato a penas se mueve, se muestra apático o no come, pueden ser principios de un golpe de calorSi el gato a penas se mueve, se muestra apático o no come, pueden ser principios de un golpe de calor

  • Hay que llevar al gato a un lugar fresco, y también se puede optar por encender un ventilador o el aire acondicionado.
  • Aplicar frío en las zonas más importantes como lo son la cabeza, el cuello, las ingles y axilas. Gracias a esto la sangre que va al cerebro se refresca y se evitan posibles daños cerebrales, además ayuda a bajar la respiración del felino.
  • Introducir al gato bajo un chorro de agua que no esté muy fría y tampoco con mucha potencia, pero sobre todo humedecer la boca sin obligar a beber.
  • Revisar la temperatura para que vuelva a alcanzar la suya normal.
  • Se puede envolver al gato en una toalla húmeda hasta que baje la temperatura
Te puede interesar