Menú
Cómo saber si una rata está embarazada
Cómo saber si una rata está embarazada

TRUCOS Y CONSEJOS

Cómo saber si una rata está embarazada

Existen gran cantidad de síntomas que pueden tenerse en cuenta para saber si estos roedores está en período de gestación.

Normalmente, cuando un animal está esperando a sus crías padece una serie de síntomas que se hacen notar y se convierten en pistas para sus dueños, que rápidamente descubren que están embarazadas. Esto es algo que se reconoce más fácilmente en unas especies que en otras. En el caso de las ratas, criar por primera vez a una rata mascota puede convertirse en algo de lo más emocionante y al igual que con otros animales, también existen una serie de aspectos que nos harán saber si nuestro roedor esta esperando crías.

En primer lugar, hay que saber que las ratas hembras entran en celo aproximadamente cada cuatro o cinco días. Su embarazo tiene una duración de en torno a 21 o 23 días desde que quedaron embarazadas. Por lo tanto, aunque los primeros días e incluso semana será complicado saber de su embarazo, si hay algunas señales que ayudarán a determinar qué es lo que le ocurre al roedor y si realmente se encuentra durante un periodo de espera que acabará cuando de a luz.

El embarazo de una rata dura entre 21 y 23 díasEl embarazo de una rata dura entre 21 y 23 días

  1. Aumento de peso: Este será uno de los factores clave para conocer la situación en la que se encuentra la rata. Si se sabe por adelantado que se está buscando que la rata quede embarazada será bueno acostumbrarse a pesarla día tras día, para tener este dato como referencia. Por norma general, cuando una rata está embarazada, comenzará a subir de peso no tardando más de 24 horas. Conforme progresa el embarazo, este irá en aumento cada día. En definitiva, mantener un registro del peso de la hembra es una buena forma de saber si el embarazo será exitoso o no, o lo que es lo mismo, si sus crías nacerán sanas y salvas.
  2. Cambios visibles: Durante la segunda semana de embarazo la hembra comenzará a verse más grande en torno a la zona del estómago y cintura. A continuación, y según avanzan los días y va llegando el final del embarazo se verá muy grande y redonda y finalmente no habrá dudas entonces de que está embarazada. Además, otro de los aspectos en los que se notará su embarazo es en el hecho de que comenzarán a perder pelo alrededor de la zona de los pezones y esta pérdida cada vez irá a más según se acerca el momento.
  3. Cuando queda poco para dar a luz, la rata comienza a construir un nido para sus críasCuando queda poco para dar a luz, la rata comienza a construir un nido para sus crías

  4. Cambios en la conducta: Cuando estos roedores se encuentran en estado de embarazo muestran comportamientos tales como el incremento del apetito, una conducta más agresiva hacia otros de su misma especie e incluso hasta hacia su dueño o el hecho de dormir más horas de lo normal. Además, cuando queda poco para dar a luz es la propia rata la que comienza a construir un nido para sus crías
  5. No tienen ciclo: Al igual que muchos otros animales, la mayoría de las ratas hembras muestran señales de estar entrando en celo. Además, tienen interés en acercarse a las ratas macho y su espalda se arquea cuando le tocan las ancas además de que sus orejas se agitan. Por lo tanto, cuando la hembra no entra en celo y por lo tanto, no aparecen esas señas es sinónimo de que está embarazada.

Otro de los aspectos que preocupa a muchos dueños de estos roedores es cuántos hijos suelen tener durante el tiempo aproximado de un año. En concreto, si se toma de referencia el hecho de que las ratas producen entre 5 y 12 nidadas por año, y que en cada una de ellas nacen entre 8 y 12 ratas, se puede asegurar que de una única pareja de ratas pueden llegar a nacer entre 100 y 150 individuos al año. No obstante, esta situación puede multiplicarse si se tiene en cuenta que una hembra llega a la edad adulta sexualmente hablando en torno a los 2 y 5 meses de edad. En definitiva, si se sospecha de la presencia de posibilidad de embarazo, habrá que estar pendiente y actuar rápido con el fin de actuar en función de lo que se desee, es decir, si criar gran cantidad de ratones o cesar su desarrollo.

Es necesario cuidar y prestar mucha atención a las crías Es necesario cuidar y prestar mucha atención a las crías

¿Cómo cuidar a los ratones bebés?

Existen algunos aspectos que habrá que tener en cuenta después de que la rata haya dado a luz. En ese momento su dueño se verá con una serie de roedores a los que atender, por lo que para conocer la mejor manera de cuidarles habrá que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Prestar gran atención a la madre por si presenta signos de agresión o de descuido con sus crías
  • Buscar una madre adoptiva si los ratones son huérfanos, ya que necesitarán el aspecto materna
  • Detestar al roedor tras tres o cuatro semanas
  • Vigilar a las crías por si presentan signos de diarrea y de deshidratación durante su crecimiento
  • Preparar la manera para alimentar a los ratones día tras día
  • Usar una jeringa, un biberón pequeño o una fibra absorbente para la alimentación de las crías
  • Colocar diminutas gotas del alimento en la boca de las crías, alimentarles frecuentemente y estimular al roedor para que use el baño
Te puede interesar