Menú
Mi gato se mea donde no debe
Mi gato se mea donde no debe
PROBLEMA URINARIO

Mi gato se mea donde no debe

Cuando los gatos se mean fuera de su bandeja se puede deber a estrés interno por desordenes emocionales o por problemas de salud.

La llegada de un bebé puede ser el detonante del problemaLa llegada de un bebé puede ser el detonante del problema

Cuando los animales son pequeños, se les educa en algunas costumbres como orinar en un sitio en concreto, que beban de sus recipientes o que duerman en un sitio del hogar determinado. En el caso de orinar en zonas inadecuadas o sin control, especialmente en los felinos que no suelen salir de casa, es un problema al que se enfrentan los dueños y que tienen un trasfondo derivado de diferentes situaciones, como por ejemplo, el nuevo nacimiento de un bebé, el cambio de hogar o alguna enfermedad.

¿Por qué la mascota hace sus necesidades donde no deben?

Los felinos normalmente suelen mear dentro de su bandeja sanitaria desde el primer día. El hecho de que nuestra mascota haga sus necesidades fuera de ésta, puede deber ser a diferentes causas. Blanca Caballero, veterinaria, asegura que el procedimiento debe partir de "descartar una posible patología orgánica. Los factores médicos son muy importantes en este tipo de problemas. Por ejemplo, procesos con dolor (dolor al orinar o al adquirir la postura para ello), procesos gastrointestinales (diarreas, estreñimientos), u otros problemas endocrinos como mear en exceso o pilidipsia, es decir, que bebe más agua de lo normal, pueden cursar en orinar de manera inadecuada. Por tanto, es necesario evaluar la salud del gato".

Hay que diferenciar entre marcaje y hacer las necesidades inadecuadamente
Una vez que se descarte que la mascota no padece ninguna patología orgánica hay que diferenciar entre marcaje (propio de todos los animales) y hacer las necesidades inadecuadamente. El marcaje permite dejar mensajes olfativos y visuales que permanecen mucho después de que el felino se haya marchado. Con ello, los gatos pretenden dejar su olor o evitar un encuentro no deseado. Según la veterinaria Caballero el marcaje, cuando se realiza en la calle es algo habitual, pero cuando ocurre dentro del hogar puede deberse a "estrés interno por desordenes emocionales, como por ejemplo, que deje de ser éste el protagonista de la casa cuando nace un nuevo miembro o estrés ambiental por cambio de casa, que el gato no esté a gusto con sus dueños...".

En el caso de mear me manera inadecuada, una vez descartado el marcaje, se debe a "Conflictos entre gatos cuando se relacionan con otros, una adversión a sus cosas, como la bandeja de comida, porque no le guste el olor y/o localización, como consecuencia a algún castigo de sus dueños..", afirma Caballero.

Tratamiento cuando el felino se hace pis inadecuadamente

Los tratamientos más comunes son aquellos que se aplican a los gatos cuando hacen pis inadecuadamente por un cambio en la conducta del animal, como el estrés, ya que por patologías orgánicas cada caso tendría un tratamiento específico. Para cualquiera de ellos es muy importante la dedicación y colaboración de los dueños.

El estrés interno afecta al comportamiento del gato
Según Blanca Caballero existen diferentes maneras de cuidar el mear de los gatos, como por ejemplo:

-Tratamiento farmacológico: Para ello es fundamental la prescripción por parte de un veterinario. En algunos casos es necesaria la administración de fármacos con propiedades ansiolíticas (para la depresión o ansiedad).

-Uso de feromonas felinas sintéticas. En el gato tienen un efecto apaciguador. Estas sustancias son productos naturales que no interfieren con otros medicamentos. Son muy cómodas de utilizar (se comercializan en forma de difusor). Se debe colocar en el lugar donde más cómodo se sienta el gato.

-Animar al gato a que use de nuevo la bandeja sanitaria. Para ello, evitaremos que el gato no vuelva a ser molestado cuando la use. Esto es frecuente en casas que conviven dos o más gatos. Para ello colocaremos un cascabel en el gato que "molesta" para que el que es "molestado" sepa de su presencia y no se vea sorprendido.

Prevenir el pis de la mascota

Para prevenir que nuestra mascota haga pis en el hogar, lo ideal es controlar estos aspectos:

-Adecuación de la bandeja: La colocaremos en un lugar tranquilo y de fácil acceso para el animal. No lo haremos ceca de electrodomésticos o lugares muy transitados, y lejos de la zona de descanso, de comederos y bebederos. La bandeja debe ser destapada, no muy alta, sin bordes y con un tamaño adecuado para que el gato pueda entrar y moverse en ella con facilidad. Las bandejas automáticas que se limpian solas no son muy recomendables ya que no cubren todas las necesidades de los gatos. En el caso de la arena, evitarlas perfumadas o añadir fragancias a ésta. La arena aglomerante es de mayor preferencia por los gatos, pero no quiere decir que haya gatos que prefieran otras texturas o materiales. También es importante la cantidad de arena que colocaremos. El gato debe poder escarbar en ella sin tocar el plástico del suelo. Pondremos unos 4-6cm de espesor.

Colocar la bandeja en un lugar cómodo puede ser una solución
-Adecuación del entorno: El estrés es uno de los factores desencadenantes de este tipo de problemas. Que el animal no pueda llevar a cabo conductas normales de su especie o un cambio de entorno pueden ser una de las causas de estrés. Para ello hay que proporcionar al gato un entorno en el que pueda expresar sus conductas naturales, aumentaremos el espacio territorial: habilitar zonas elevadas y zonas donde puedan esconderse. Colocaremos rascadores. Aumentar la conducta exploratoria: juguetes dispensadores de comida. Evitar siempre que sea posible, cambios en el entorno del gato. Si hay que hacerlos, que sea de forma gradual.

-Otras medidas: Si alguna vez el gato orina y/o defeca fuera de su bandeja, es importante evitar cualquier forma de castigo. Es ineficaz e incluso puede empeorar las cosas por crear una reacción defensiva del gato. Convertir las zonas manchadas en zonas menos atractivas para el gato. Colocaremos un plástico en dicha zona y si esto no es suficiente, pondremos un objeto debajo para hacerla incómoda e inestable.

Estos tratamientos junto con una buena educación animal, serían la clave para que el gato no miccione en sitios inadecuados. Pero, en el caso de que por problemas psicológicos, suceda, no hay que alarmarse. Los animales, al igual que los seres humanos, padecen situaciones que les provocan cambios en su fisiología.

Te puede interesar

Comentarios