Menú
Conoce en qué consiste la dermatitis atópica felina. ¿Sabes cómo acabar con ella?
INTENSOS PICORES

Conoce en qué consiste la dermatitis atópica felina. ¿Sabes cómo acabar con ella?

La dermatitis atópica es una causa frecuente que afecta a la vida de los gatos. A pesar de los numerosos avances, la investigación centrada en la dermatitis atópica felina es escasa.

La dermatitis atópica no solo es una enfermedad presente en seres humanos, sino que también afecta a los felinos. Por ello para conocer un poco más acerca de esta responderemos a las preguntas ¿en qué consiste esta enfermedad? ¿cuáles son tus síntomas? y ¿cuál es la forma de terminar con ella?

La dermatitis atópica también se da en algunos animalesLa dermatitis atópica también se da en algunos animales

Esta enfermedad en felinos se trata de una inflamación que se manifiesta en su piel a través de un purito por lo que este - al igual que nos pasa a nosotros- provoca un picor intenso y muy persistente que hace que no pueda parar de rascarse. Por lo que una vez que identifiques los síntomas es muy importante que acudas al veterinario para que él procure a tu gato el tratamiento adecuado.

Este tipo de enfermedad inflamatoria puede manifestarse en tu gato debido a componentes de tipo alergénico como por ejemplo el polen o los ácaros presentes en el aire, también puede estar ocasionada por intolerancia a algún tipo de alimento, y es que si es los análisis de sangre sale que nuestra mascota presenta el conteo de eosinófilos alto nos dirá la respuesta.

¿Cómo detectar la dermatitis atópica en nuestro gato?

La forma que tenemos de detectar esta enfermedad es a través de las lesiones que nuestro gato se hace en la piel provocadas por el intenso picor que le provocan los puritos que han surgido en su piel derivados de la dermatitis atópica.

Uno de los síntomas principales es el intenso picor producido en la piel del gatoUno de los síntomas principales es el intenso picor producido en la piel del gato

Otra manera de detectarla es por la falta de cabello o la conocida alopecia que nuestro gato puede sufrir en zonas afectadas por el purito o por las zonas irritadas que se inflaman y pueden derivar en heridas con costras.

Por ello cuando esto ocurre es recomendable acudir al veterinario para que realice un diagnóstico clínico aunque antes deberá hacer uno diferencial para poder descartar otras posibles enfermedades y que nos pueda decir exactamente que se trata de dermatitis atómica.

Otros síntomas adicionales a la dermatitis y por los cuales podemos detectar que algo no va bien con respecto al tema de salud de nuestra mascota es el cambio en el color de pelo de nuestro felino, además también puede tener el pelo enredado más de lo normal, también la aparición de heridas con costra puede ser una de las principales señales de alarma de que nuestro gato se está rascando porque algo le produce picor.

El gato tratará de no lamerse delante de ti, pero hay que vigilarloEl gato tratará de no lamerse delante de ti, pero hay que vigilarlo

Debes de saber que ya de por si un gato es demasiado reservado con respecto a su comportamiento por lo que no se rascará ni se lamerá en exceso delante de ti, pero esto no significa que tu felino en la intimidad no lo este haciendo.

Diagnóstico

Como hemos dicho la mejor opción cuando no sabemos que puede estar pasando con respecto a la salud de nuestro gato es acudir al veterinario para que este haga las pruebas pertinentes a nuestro felino y nos pueda contar que es lo que le sucede.

Como hemos explicado anteriormente un diagnóstico clínico en el que se nos pedirá que expliquemos los síntomas de nuestro gato, y es que al ser picores, lo primero que pensará el especialista es que se trata de pulgas.

Debemos acudir al veterinario para que haga las pruebas pertinentesDebemos acudir al veterinario para que haga las pruebas pertinentes

Después de comprobar que efectivamente no se trata de pulgas, el veterinario pasará a hacer un análisis de sangre para comprobar de qué puede ser lo que puede estar afectando a nuestro felino, que es el que nos dirá si se trata de un parásito o una reacción alérgica.

¿Cómo acabar con ella con ella?

La dermatitis atópica se trata de un problema que a día de hoy no tiene un tratamiento que pueda curarse y erradicarse completamente, aunque si que existen una serie de productos y medicamentos dedicados única y, exclusivamente, a rebajar los niveles de picazón que siente nuestra mascota.

Habrá que aplicar los medicamentos dedicados a este problemaHabrá que aplicar los medicamentos dedicados a este problema

Este tipo de medicamentos destinados a que nuestro felino tenga menos picores se llaman glucocorticoides y los antihistaminicos, y suelen tratarse del tratamiento más recomendando por los veterinarios. Pero el tratamiento más adecuado para solucionar este problema es la inmunoterapia aunque su coste elevado es que principalmente dificulta que sea el más utilizado.

Algunos remedios caseros para curar las heridas que nuestro gato se haga al rascarse puede pasar desde el aceite de lavanda hasta la crema de caléndula. Aunque tienes que estar pendiente de que una vez que hayas aplicado estos productos tu felino no se lama las heridas.

¿Cómo prevenir su aparición?

Como hemos dicho antes la dermatitis atópica suele ser ocasionada principalmente por algún tipo de alergia hacia los ácaros o al polen, por ello una medida para poder prevenir la aparición de la dermatitis atópica es alejar lo máximo posible a nuestro animal de la sustancia que le da alergia.

Hay que atender a los champús que aplicamos a nuestra mascota, evitando productos que produzcan alergiaHay que atender a los champús que aplicamos a nuestra mascota, evitando productos que produzcan alergia

Y es que como algunas de estas sustancias que provocan la alergia de nuestro gato pueden estar presentes en su cuerpo es aconsejable utilizar el champú adecuado para hacer que estás puedan desaparecer, además de peinar y acicalar su cuero de la mejor forma posible para que de esta forma se mantenga lo más limpio y aseado posible.

Artículos recomendados

Comentarios