Menú
Ropa para gatos: Ventajas e inconvenientes de vestir a tu mascota
Ropa para gatos: Ventajas e inconvenientes de vestir a tu mascota

ROPA GATUNA

Ropa para gatos: Ventajas e inconvenientes de vestir a tu mascota

Es posible que queramos vestir a nuestro gato por diferentes razones pero, antes de ello, tenemos que tener en cuenta ciertos factores.

La moda ha llegado a las esferas gatunas más cool de la ciudad, y para ello te damos las ventajas y los inconvenientes que supone vestir a nuestra mascota felina con la ropa que puede vestir tu fiel compañero. Eso sí, este tipo de vestimenta solo es apto para los felinos más fashionistas.

La duda que se ha creado entorno a si debemos vestir a nuestras mascotas o no está todavía en pie o en pata- de guerra. No todo el mundo comparte la misma opinión sobre si es recomendable que nuestro gato luzca su propia ropa, ya que muchos dueños no son conscientes de sus inconvenientes a la hora de ponerle cualquier prenda. Aunque no solo existen cosas malas, sino que también es beneficioso para ellos y para nuestra propia salud.

El pelo determina su grado de calor

Los gatos suelen contar con una capa de piel gruesa compuesta por una película de grasa que le protege de las temperaturas extremas en épocas de frío, además de tener un pelo más abundante y grueso. Todo ello repercute en la temperatura del animal, que es mayor que la nuestras y, por lo tanto, la prenda de ropa se hace menos necesaria que para nosotros.

La cantidad de pelo que tenga tu gato determinará el frío que paseLa cantidad de pelo que tenga tu gato determinará el frío que pase

Bien es cierto que hay distintas razas de gatos con diferentes características y diversas necesidades. Sin ir más lejos existen los sphynx, también conocidos como gatos egipcios, que poseen una piel más débil y delicada, con mayores cuidados que cualquier otra mascota por su delicada complexión física y su escasez de pelo. En ese caso sí que necesitarían de una prenda de vestir para poder salir a la calle, aunque hay que recordar que son gatos muy caseros y ellos mismos conocen sus límites.

Posibles ventajas a tener en cuenta

Para poder empezar a tomar la decisión de si deben o no llevar vestimenta nuestro gato, habrá que comprobar primero si el animal se siente cómodo con su nueva ropa y, en caso de ser afirmativo, deberemos hacernos con una serie de requisitos para poder ponerles sus fabulosos complementos. Eso sí, si nuestra mascota se muestra reacia a llevar cualquier tipo de prenda será mejor dejarlo estar y no molestarle con nuestra insistencia.

Para evitar que puedan aparecer reacciones alérgicas o que el propio animal se sienta incómodo con su nueva vestimenta, la ropa para gatos debe presentar una serie de ventajas para el movimiento del animal. Entre uno de los requisitos principales está el de ser de calidad y con tejidos resistentes, tanto para que no se dañe la prenda como para protegerles a ellos.

Protege del frío y de parásitos

La ropa para gatos supone un beneficio incondicional para nuestra mascota en épocas de invierno y de lluvias, porque protege su cuerpo de la lluvia y le aporta calor. Aun así, hay que tener en cuenta qué tipo de razas pueden llevarlo y a cuales les es innecesario ?como al gato persa, que no necesita de este complemento-.

La ropa protege el pelo de nuestro gato de suciedad y parásitosLa ropa protege el pelo de nuestro gato de suciedad y parásitos

También ayuda a mantener limpio más tiempo a nuestro gato, así como evitar que su pelo pueda almacenar parásitos, pulgas o bacterias que puede coger por sus paseos a la calle. De esta manera, evitaríamos que se colaran en casa toda clase de alérgenos, malos para su salud y la nuestra.

El pelo de gato es muy habitual que cambie, por eso es muy importante su cepillado y lavado recurrente y con productos especiales. El mismo cuidado tendrá que tener su ropa, ya que hay que mantener una higiene íntegra de sus cosas; en este caso, su ropa para gatos. En caso de pertenecer al grupo de las mascotas traviesas y juguetonas, esta vestimenta le permitirá estar protegido de diversas rozaduras y golpes, así como evitar que se infecten posibles heridas anteriores.

Para mayor comodidad del hogar, la ropa para gatos propone una limpieza mayor en el cuidado de la casa, ya que evita que el pelo se caiga al suelo constantemente. Aunque de vez en cuando es bueno que el propio animal se limpie y descanse de su vestimenta.

Calidad fundamental

La recomendación fundamental para que este tipo de ventajas se lleven a cabo es la comprobación de la calidad de las prendas, ya que nuestro gato podría tener reacciones alérgicas ante la ropa, que esta se rasgara con facilidad o que incluso pudiera contener complementos poco cómodos para nuestra mascota. También sería necesario comprobar que efectivamente no supone inconvenientes para su movilidad y descanso. Como apunte, se recomendaría que la ropa que vayamos a escoger para nuestro animal contenga mayor comodidad que estilo, sin escatimar en calidad, y por lo tanto sin añadidos innecesarios.

Antes de vestir a nuestra mascota simplemente por moda debemos asegurarnos de su comodidadAntes de vestir a nuestra mascota simplemente por moda debemos asegurarnos de su comodidad

Al igual que puede pasar con los dueños de perros, la moda animal se ha convertido en todo un atractivo en la actualidad. Frente a esto, hay que tener una mayor conciencia sobre las necesidades básicas de nuestras mascotas antes que el disfrute y la gracia que nos puedan hacer a nosotros. Por ello, la ropa no debe suponer un capricho de los amos, sino una ayuda a nuestros gatos.

Inconvenientes a tener en cuenta

En el caso de los felinos, son animales menos sociables y cariñosos como lo pueden llegar a ser los perros, que son más dependientes de los dueños. Así que no sería de extrañar que el gato intentase arañar o morder cuando le estamos poniendo su nueva vestimenta, ya que para él supone una novedad y que apenas conoce. Este es uno de los mayores inconvenientes, aunque no el único.

La ropa suele ir dirigida a los gatos más delicados, los mayores o los enfermos, pero no hay por qué incluir a todo tipo de razas en el cupo donde poder ponerles una prenda de vestir. Para ello sería recomendable hablar primero con el veterinario, para comprobar si nuestro animal necesita esa pieza de vestimenta o no.

Durante las épocas de más calor hay que estar más atentos a nuestro animal, ya que el verano provoca una pérdida mayor de pelo y una piel más delicada por la incidencia de los rayos del sol. Esto no es motivo alguno para vestir a nuestro gato, porque supondría un choque de temperatura muy grande. No hay que olvidar que los animales tienen un cuerpo adaptado a las necesidades propias de cada uno, y que la ropa solo supone una ayuda a aquellos que lo necesiten realmente.

Las ventajas y los inconvenientes ya quedan expuestos, ahora solo queda saber si nuestra mascota está dispuesta a vestir ropa para gatos o prefiere seguir siendo fiel a la naturaleza. Ante todo hay que recordar que no toda clase de prendas sirven para ellos, ni a todos les puede gustar su nuevo uniforme.

Te puede interesar