Menú
Komondor: Razas de perros
Komondor: Razas de perros
PERRO GUARDÍAN

Komondor: Razas de perros

Descubre las características y cuidados que necesita el perro Komondor, un perro perfecto para tenerlo como mascota.

Los perros Komondor son originarios de Hungría. Su función tradicional era la de guardar rebaños y terrenos ya que son una de las muchas razas de perros pastores y ovejeros. Su característica más llamativa es su pelaje, que parece formado por cuerdas y que le sirve para protegerse de las inclemencias meteorológicas propias de la región en la que empezó a criarse. Puede llegar a vivir entre 10 y 12 años.

Características físicas

El cuerpo del Komondor es de complexión cuadrada, aunque pueden ser algo más altos que largos. Su espalda es fuerte y musculosa, tiene la cola baja con la punta curvada hacia arriba. Suele tenerla baja, pero al caminar o si observa algo la eleva hasta alinearla con la espalda. Sus patas son rectas, con huesos fuertes y músculos largos. Los pies de esta raza también son bastante grandes, siendo los traseros algo mayores. Su cuello, siempre oculto por el pelo, es largo y fino. La cabeza de los Komondor es ancha, pero guarda la proporción con el resto del cuerpo. Sus orejas siempre cuelgan a ambos lados.

Se trata de perros de gran tamaño. Para que te hagas una idea, la alzada en los machos es de unos 70 cm. Las hembras, son algo más pequeñas y alcanzan los 65 cm. Respecto al peso, mientras que los machos suelen estar entre los 50 y los 60 kilos, las hembras pesan entre 40 y 50 kilos.

Su característica más llamativa es su pelaje en forma de rastasSu característica más llamativa es su pelaje en forma de rastas

Su pelo es su característica más llamativa. El pelo de la capa superior del manto es áspero y muy largo y lanudo, casi parece fieltro al tacto. Y siempre le crece en forma de cordones, como si fueran rastas. El pelo suele ser más largo en la parte posterior del lomo, llegando a alcanzar los 20 cm, según los estándares de esta raza. Esta longitud se consigue a los 3 ó 4 años de edad. El color del pelo es de distintos tonos de blanco, mientras que la piel es de un gris muy oscuro.

Su carácter

Su temperamento no es demasiado cariñoso. Se trata de una raza de perro independiente, equilibrado y discreto. Es muy resistente y le gusta estar en contacto con la naturaleza. Los Komondor tienen entre sus principales características su intuición, son capaces de saber si una persona se acerca a ellos con buenas o malas intenciones. Son capaces de tomar sus propias decisiones, como hemos dicho, es un perro independiente.

Como consecuencia de su 'trabajo' como pastor, es una raza territorial. No ladra mucho ni es agresivo, pero no dejará que entre ningún intruso en la casa (si es que viendo su tamaño alguien se atreve a enfrentarse con él). Los Komondor son valientes y algo complicados de dominar. Hay que tratarlos con firmeza pero son fieles y nunca intentarán imponerse a su amo. Le gusta tener la compañía de otros perros pero también puede vivir solo, si pasa gran parte del día al aire libre.

Su comportamiento suele ser dominante con otros animales aunque puede convivir con ellos si se le prepara para ello. Cuida de lo que considera suyo, porque esa es su función natural. Así que hay que poner especial cuidado en que socialice de manera adecuada. Si se le acerca otro perro puede comportarse de forma bastante territorial.

El baño es obligatorio para esta mascota debido a la naturaleza de su peloEl baño es obligatorio para esta mascota debido a la naturaleza de su pelo

Se lleva bien con los niños de su familia, pero si otro pequeño les pega o les molesta, les defenderá. Él lo interpretará como una amenaza y actuará en consecuencia. Es un perro ideal para cuidar de la casa y de la familia. No suele tener problemas con las visitas habituales, siempre y cuando su dueño lo acepte, ni molestará a nadie que se encuentre fuera de lo que él considera que es su territorio.

¿Cómo se cuida de un Komondor?

Lo primero que debes saber es que no hay que cepillarlo. Si lo haces privarás a tu ejemplar de una de sus características principales: sus rastas. Estas se forman porque el pelo de la capa inferior no se muda, se queda pegado al pelo de la capa superior, que es más largo y más fuerte.

Si quieres hacer que estos cordones se formen más fácilmente solo tienes que darles forma pasando los dedos.

Transcurridos los tres o cuatro primeros años de vida del animal, habrá adquirido su aspecto definitivo y los cuidados del pelo se reducen al mínimo. Una de las grandes ventajas de este pelo tan áspero de los Komondor es que apenas encontrarás restos de este por la casa, aunque si la suciedad y el barro que se queda adherido a ellos.

Es por eso, que el baño se convierte en algo obligatorio. Eso sí, hay que reservarlo para el verano porque su espeso pelaje puede tardar varios días en secarse. Un truco: en lugar de utilizar champú para perros, recurre a un jabón biológico para prendas delicadas o para lavar a mano.

Así su manto quedará mucho más blanco y limpio. Si quieres, puedes recortarle un poco las rastas para que cojan menos suciedad y el pelo que le crece entre las almohadillas de los pies. Los Komondor necesitan hacer ejercicio, aunque no demasiado. Debe llevar una alimentación equilibrada. Por su tamaño, pueden volverse obesos así que hay tener especial cuidado con las cantidades de pienso que le proporciones.

Es un perro perfecto para cuidar la casa y jugar con los niñosEs un perro perfecto para cuidar la casa y jugar con los niños

¿Dónde y cómo puede vivir?

Disfruta estando fuera de casa, aunque haga mucho frío o calor. Su pelo le protege bien de las inclemencias meteorológicas. Por eso, puede vivir siempre al aire libre, aunque sin descuidarlo. Hay que proporcionarle un refugio o una caseta. Inspeccionará su territorio a diario y disfrutará recorriéndolo. Lo más adecuado es tenerlo en casas que dispongan de un gran jardín.

Lo puedes tener también en grandes ciudades, pero ten en cuenta que tendrás que sacarlo muy a menudo para que corra en libertad y se desahogue. Por el tamaño y otras características propias de la raza, no es recomendable para pisos pequeños.

Es una raza adecuada si buscas un perro guardián para una casa con jardín y que no ladre mucho. Lo ideal es que lo tengas con un compañero, aunque si es de otra raza, él será el que manda. Puede convivir con niños si se le acostumbra poco a poco a ellos. Y tú, ¿te animas a tener a este amigo de aspecto peculiar en casa?

Te puede interesar

Comentarios