Menú
¿Cómo puedo detectar si mi perra tiene un embarazo psicológico?
¿Cómo puedo detectar si mi perra tiene un embarazo psicológico?
EMBARAZO PSICOLÓGICO

¿Cómo puedo detectar si mi perra tiene un embarazo psicológico?

Es posible que, aunque tengas la seguridad de que tu perra no está embarazada, tenga un comportamiento extraño después del celo que te haga pensar otra cosa

Es posible que tengas una perra como mascota en casa y que no esté esterilizada. De repente empieza a tener unos síntomas extraños como que se siente cansada e incluso que tiene náuseas. Te das cuenta de que ha ganado peso e incluso que sus mamas son más grandes y pueden estar produciendo leche. Parece que está embarazada, pero la realidad es que nunca la has perdido de vista y sabes perfectamente que no ha tenido contacto con perros machos, entonces, ¿qué es lo que está ocurriendo?

Una perra no esterilizada puede sufrir síntomas extraños después del celoUna perra no esterilizada puede sufrir síntomas extraños después del celo

Lo primero que debes hacer es relajarte y respirar porque quizá tu perra esté teniendo un embarazo psicológico. Es importante comprender esta condición en las perras para que puedas encontrar la mejor solución para tu mascota.

¿Cómo saber que tu perra está experimentando un embarazo psicológico?

Cuando una perra está teniendo un embarazo falso, los síntomas que muestra son más o menos similares a los que mostraría si realmente estuviera embarazada. Son muchas las posibilidades de que tu perra tenga un embarazo psicológico si no ha estado en contacto con otros perros y tiene las siguientes señales.

Cambios físicos

- Cambios repentinos de peso (podría ser la pérdida de peso debido a la falta de apetito o aumento de peso debido al aumento repentino en el apetito)

- Distensión abdominal, agrandamiento o hinchazón

- Las glándulas mamarias se vuelven más grandes

- La secreción de las glándulas mamarias (puede aparecer como agua o líquido de color marrón)

- Producción de leche

- Vómitos

- Falta general de energía, letargo

- Flujo vaginal mucoide

Cambios de comportamiento

- Puede estar de mal humor y comportarse agresivamente tanto contigo como con otros perros del hogar

- Síntomas depresivos

- Ansiedad

- Comportamiento de anidación: desgarra el papel o una manta para hacer un niño en algún lugar de la casa donde piensa que es seguro y cómodo-.

- Excava mucho: normalmente está en combinación con el comportamiento de anidación.

- Comportamientos de madre con muñecos de peluche u otros elementos.

Como puedes comprobar el embarazo psicológico puede ser bastante complicado de distinguir de un embarazo real en las perras y puede ser muy estresante para todos. Después de todo, a pesar de que quieras mucho a tu perra, el hecho de tener una camada de perritos puede causarte estrés, pero recuerda que si es un embarazo psicológico y estás totalmente seguro/a de que no ha estado en contacto con perros macho, esto no pasará.

Puede ser difícil distinguir entre un embarazo psicológico y uno realPuede ser difícil distinguir entre un embarazo psicológico y uno real

Por todo esto, es necesario que estés siempre alerta del momento en que tu perra está en celo y así poder determinar si realmente puede ser un embarazo psicológico.

Causas del embarazo psicológico en las perras

El embarazo psicológico es una condición que está provocada por fluctuaciones hormonales en las perras. Lo que pasa es que cuando se someten al celo, sus niveles de progesterona aumentan mucho y podría continuar durante bastante tiempo. Pero cuando los niveles de progesterona disminuyen aparece otra hormona, la prolactina. Cuando esto sucede, se puede producir un desequilibrio hormonal.

Esta disparidad puede dar lugar a cambios fisiológicos en el cuerpo de las perras, que pueden hacer que pienses que están embarazas y que por esto, tengan estos comportamientos comunes de perras embarazadas.

Es necesario acudir al veterinario para saber si nuestra perra está o no embarazadaEs necesario acudir al veterinario para saber si nuestra perra está o no embarazada

Es necesario que acudas al veterinario para comprobar si realmente tu perra está o no está embarazada. Esta condición puede aparecer alrededor de la cuarta o sexta semana después del celo. Los síntomas del embarazo pueden durar varios meses. Si tu perra muestra signos de embarazo y sabes que no está embarazada, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu veterinario para que te confirme que realmente no lo está. Si realmente no está tu perra embarazada los síntomas desaparecerán por sí solos, pero si persiste, el veterinario tendrá que valorar la opción más adecuada para tu perra.

El diagnóstico

Tu veterinario le hará un examen físico completo a tu perra para evaluarla y saber cuál es su sistema de salud general. Los análisis de sangre y de orina serán necesarios. Le harán un perfil bioquímico para saber si realmente está o no embarazada. También pueden hacerle una ecografía para descartar que exista una infección de útero o un embarazo normal.

Otras causas del embarazo psicológico

También hay otras causas que hacen que existan desequilibrios hormonales y que también causen un embarazo psicológico en las perras. Otras causas podrán ser:

Hipertiroidismo

El hipotiroidismo es una disfunción en la tiroides de un perro puede conducir a cambios en la sangre que puede entonces dar lugar a la sobreproducción de prolactina. Como se ha indicado anteriormente, un desequilibrio hormonal puede ocurrir y llevar a un embarazo psicológico. Vale la pena saber que hay varias razas de perros con predisposición al hipotiroidismo. Estos incluyen los mastines, Rottweilers, dálmatas, perros esquimales siberianos, American Staffordshire Terriers, malteses, Border Collie, Shar-Pei, Weimaraners y perros de montaña de Bernese.

Mastitis

La mastitis también es conocida como la inflamación de las glándulas mamarias, y es una condición en la que los conductos lácteos de una perra se infectan. Los síntomas pueden incluir hinchazón. Aunque esto ocurre a menudo en las perras embarazadas y en periodo de lactancia, también puede haber una infección, una inflamación de las glándulas mamarias que pueda hacer creer a tu perra que está embarazada.

El cáncer de la glándula mamaria

Cualquier tumor que crece en la glándula mamaria puede conducir a la inflamación y la hinchazón similar a la mastitis. Igual que en el anterior, tu mascota puede pensar que está embarazada, lo que puede hacer que tenga el comportamiento de perra embarazada.

Agrandamiento del abdomen

Hay varias razones por las que esto podría suceder, entre los cuales están: la hinchazón de órganos, infección del útero o la acumulación de líquidos. En un primer momento podría parecer que, efectivamente, tu perra está embarazada porque su estómago se está hinchando. Tu perra podría pensar que está embarazada y comportarse de forma inusual.

Existen causas médicas que nos instan a pensar que nuestra perra está embarazadaExisten causas médicas que nos instan a pensar que nuestra perra está embarazada

Con todo esto, lo que realmente es mejor es ver a un veterinario, sobre todo si tu perra empieza a mostrar signos de embarazo psicológico. Aunque un simple desequilibrio hormonal puede desaparecer por sí solo, las otras causas subyacentes anteriores pueden ser muy graves y podrían requerir atención inmediata. Ante cualquier duda sobre la salud de tu perra, acude inmediatamente a tu veterinario.

Te puede interesar

Comentarios