Menú
¿Cómo puedo saber si mi perro está enfermo?
¿Cómo puedo saber si mi perro está enfermo?
ENFERMEDADES

¿Cómo puedo saber si mi perro está enfermo?

Todo lo que necesitas saber si tu mascota algún día se pone enferma.

El primer paso que debemos hacer antes de saber si quiera si tu perro está enfermo o no, es observarlo precisamente para saber si tiene posibles síntomas de enfermedad. Para realizar esto, es muy sencillo. Normalmente, pasas tiempo diario con tu perro lo que te permite saber si está teniendo temporadas extrañas o aspecto físico anormal. Para ayudarte, ten un cuaderno a mano (de estos pequeños para que no resulte tedioso) y apunta cuántas veces hace tu perro sus necesidades, para que en el momento que muestre síntomas de estar enfermo, reconozcas una gran variabilidad en las veces que come y bebe. Esto te ayuda a mantener un seguimiento y puede ser de mucha utilidad si visitas al veterinario para que este pueda asegurar su enfermedad con mayor rapidez.

A veces no hace falta ir al veterinario para detectar la enfermedad, observar que tu perro no come muy bien durante un día o dos, está inquieto, vomita o tiene diarrea, puedes llamar al veterinario para que te indique qué debes hacer.

Síntomas más comunes

En cuanto a síntomas generales están la falta de apetito, como comentaba en el primer párrafo. Los perros tienden a tener un gran apetito y es poco común que no tengan hambre durante todo un día. Si encuentras que en un par de días su plato no está vacío, consulta con el veterinario ya sea llamándolo o yendo a su consulta. Si no estás muy seguro, puedes probar a darle su comida o golosina favorita, y si también lo rechaza (además de su comida normal) entonces, no cabe duda.

El primer síntoma para saber si tu perro está malo es la falta de apetitoEl primer síntoma para saber si tu perro está malo es la falta de apetito

Observar si el perro hace diarrea o si come y al rato lo vomita, quiere decir que puede tener algún parásito (sobre todo si vomita) y es por eso que es importante observarlo bien ya que los síntomas no son muy difíciles de percibir en este punto. ¿Por qué se ha podido poner malo? Has de tener en cuenta que los perros mordisquean muchas cosas cuando vas de paseo y es posible que algunas de ellas no les sienten bien. A veces puede tener diarrea un día o vomitar un día pero luego recuperarse, el problema viene cuando observas que lleva dos días seguidos de la misma manera, pudiendo ser síntoma de enfermedad.

Otro síntoma de que tu perro puede estar enfermo es la apatía. Los perros tienden a querer jugar (a menos que se haya enfadado contigo) pero si de repente el perro está con poca energía o se pasa gran parte del tiempo durmiendo es que puede tener un caso de depresión canina. Como los humanos, los perros no distan tanto de nosotros y pueden presentar enfermedades parejas al ser humano. En tal caso, es importante llevar al perro para que el veterinario pueda saber de qué se trata.

Otro aspecto a tener en cuenta es la fiebre, de nuevo, al igual que los humanos. Normalmente van ligadas a infecciones por lo que si tu animal tiene la temperatura junto con poca energía y pocas ganas de comer es posible que padezca de fiebre. Este síntoma siempre suele tener un origen y es por eso que debemos llevarlo al veterinario para que así pueda detectar el problema y administrarle el medicamento adecuado.

Otro aspecto que delata si tu perro está enfermo es si bebe mucha agua en situaciones en las que no ha realizado mucho ejercicio o que pueda hacer calor. El beber agua en grandes cantidades puede señalar diabetes. Así que, como en otros casos, nunca viene mal que el veterinario lo observe para saber si puede tenerla. La orina con sangre puede ser una señal clara de infección de orina o problemas renales.

Hay que tener especial cuidado si la orina tiene sangreHay que tener especial cuidado si la orina tiene sangre

Hay otro aspecto importante y es que si notáis que el perro en especial se lame, toca o está atento de una zona específica de su cuerpo (siempre la misma zona) es posible que algo no ande bien. En este caso, es muy importante observar a nuestro perro con atención para saber si el perro está atento siempre con la misma zona. Si encima va acompañado de intranquilidad, llantos o aullidos, entonces, hacia el veterinario.

Más síntomas pero esta vez con una base mucho más fisiológica. Los perros tienen unas ciertas características que definen su salud. El pelaje de nuestros canes debe ser brillante y no tener un aspecto mate. Junto con este aspecto, la piel debe ser suave y no áspera. Hay que procurar que esté limpia y flexible. Para saber si esto está correcto, puedes tirar suavemente de la piel que se encuentra por encima del hombro del perro de manera que adquiera una forma de tienda de campaña. Si al soltarla no recupera el aspecto original quiere decir que el perro no bebe suficiente agua.

Con respecto a los oídos, deben estar limpio y oler a limpio. Para esto hay varios productos que podemos consultar en cualquier tienda para mascotas y ellos te dirán cada cuánto deben limpiarles las orejas. Los dientes deben tener un color blanquecino y estar limpios ya que al igual que a los seres humanos, es una zona por la que pueden entrar muchas enfermedades si no se tiene cuidada. En el caso de las encías, deben tener un color rosa uniforme y si se las presionamos un poco, deben volver a ese mismo color rosa en menos de dos segundos. Si no, es posible que la tengan dañada. Al igual que a nosotros, cuando la encía se presenta roja, es síntoma de infección o de un posible corte al haber mordido algo.

El aliento de tu mascota siempre debe estar frescoEl aliento de tu mascota siempre debe estar fresco

El aliento del perro debe ser fresco y su respiración debe ser normal, ni muy atropellada ni muy relajada. Y terminando con las dos últimas partes del perro, el hocico y los ojos. Este primero debe estar húmedo y fresco, con una pigmentación oscura y sin ningún tipo de secreción. En el caso de los segundos, deben estar relucientes y limpios, sin secreciones también y con mucho cuidado, hay que limpiarles las legañas que si no se retiran pueden hacer daño al perro.

Espero que este artículo os complete un poco la visión que tenéis de vuestros perros y os ayude a estar más formados con los posibles síntomas y a la hora de observar a vuestros caninos, además de permanecer tranquilos si se da alguno de los síntomas.

Te puede interesar