Menú
¿Por qué mueven la cola los gatos?
¿Por qué mueven la cola los gatos?
¿POR QUÉ LA MUEVEN?

¿Por qué mueven la cola los gatos?

Si tienes un gato y aún no has descubierto cual es el motivo por el que mueve la cola, presta atención a este artículo y apréndelo.

Si tienes un gato como mascota (o como compañero), ya habrás podido comprobar que son unos animales bastante peculiares. Las diferencias entre tener un gato y tener un perro son abismales; y es que mientras que los segundos buscarán constantemente tu atención en la mayoría de los casos (depende mucho del carácter del perro en cuestión), los primeros te necesitarán menos y buscarán más su independencia, aunque esto también depende mucho de la raza y del carácter.

Los gatos son mucho más territoriales que los perrosLos gatos son mucho más territoriales que los perros

Otra diferencia importante es que los gatos son mucho más territoriales, y no suelen cooperar ni trabajar en equipo; se suelen unir para criar, pero poco más. Además, su lenguaje es mucho más complejo que el de los perros, y mientras que siempre sabrás que los canes mueven la cola porque están contentos, en el caso de los gatos es bastante más complicado que eso. Porque su cola es mucho más que un apéndice: es una herramienta de comunicación, ya no solo entre los propios gatos, sino también con otras especies.

Para saber cómo está un gato en un momento determinado, cuál es su humor, lo mejor que puedes hacer es ver en qué posición se encuentra su cola. Por ejemplo, si alguna vez te has preguntado por qué tu gato mantiene la cola erguida hacia arriba, debes saber que eso es una buena señal: significa que el gato está contento. Eso sí, la posición debe ser fija, sin balanceo ninguno. Cuanto más baja se encuentre la cola de un gato, menos ánimo tiene; si llega al punto de que tiene la cola entre las dos patas, debes preocuparte, porque eso significa o bien que el gato está asustado, o que está muy enfadado. Y ambas son malas señales siempre. La diferencia fundamental es que, si está asustado o triste, la cola estará más baja que si está enfadado.

Si tu gato tiene la cola rígida pero apunta hacia un lado es que algo está despertando su interésSi tu gato tiene la cola rígida pero apunta hacia un lado es que algo está despertando su interés

Si tu gato tiene la cola rígida, pero en lugar de apuntar hacia arriba apunta hacia uno de los lados, no es que esté contento: es que hay algo que está despertando todo su interés o curiosidad. Debes recordar que los gatos son animales curiosos por naturaleza, y que tenderán a prestar atención e investigar todo aquello que vayan encontrando a su paso.

Y si la cola está rígida, pero la punta está levemente inclinada hacia atrás, significa que tu gato se siente inseguro por algo; no es que esté de mal humor exactamente, ni que se encuentre a la defensiva, pero hay algo en la situación que está creándole una sensación de inseguridad que le molesta, le irrita. Lo que puede que nunca te hayas preguntado es por qué un gato arquea y eriza su cola, porque es bastante evidente que es una posición total y completamente a la defensiva; si alguna vez te pasa, no le molestes mucho, puesto que de la defensa al ataque hay un solo paso... O un solo intento de caricia. Déjalo que se calme, y no olvides que los gatos también son seres vivos y que, por tanto, tienen unas necesidades y unas apetencias específicas.

Pero, ¿sabes por qué tu gato mueve la cola? Ya hemos visto las diferentes posiciones fijas en las que un gato puede tener la cola, vayamos a ver ahora por qué los gatos mueven la cola, qué nos quieren decir con eso, y qué movimientos diferentes podemos encontrar.

Los gatos no mueven la cola cuando están contentosLos gatos no mueven la cola cuando están contentos

Distintas formas de mover la cola

Lo primero que debes saber, y fundamental: los gatos no mueven la cola cuando están contentos. Es más, no suelen mover la cola para expresar ningún sentimiento realmente positivo, sino que la usan más bien como un método de aviso.

Sabiendo esto, ya podemos pasar a explicar por qué los gatos mueven la cola. Normalmente, si un gato está agitando la cola, lo que te está queriendo mostrar es que está muy enfadado y molesto. A mayor velocidad de la cola, más probabilidades de que opte por morderte o arañarte. Un error de los humanos puede ser asociar este movimiento con algo positivo, con alegría, porque es lo que estamos acostumbrados a ver en los perros; no obstante, este error podría acabar costándonos una buena herida si no nos andamos con cuidado. Y es que los gatos mueven la cola en momentos de tensión, en los que se encuentran especialmente atacados. Si los humanos no reaccionamos bien a los momentos de tensión, ¿qué nos hace pensar que los gatos sí deben de hacerlo?

Hay otras teorías que indican que este no es el único momento en el que los gatos mueven la cola, sino que podrían hacerlo también cuando se están enfrentando a una situación que les contraría. Por ejemplo, si un gato quiere hacer algo pero ve que no va a ser capaz de hacerlo (como dar un salto demasiado grande), o no se termina de atrever porque le da miedo (entrar en la bañera con su dueño puede suponer un gran atractivo... De no ser por el agua), se enfrenta a un conflicto interno. Quiere hacerlo, pero a la vez no termina de atreverse por algún componente externo; en esos momentos, los gatos también mueven la cola. Y no porque estén enfadados especialmente, sino porque se encuentran indecisos.

Si tu gato se encuentra mirando fijamente un punto y mueve la cola lentamente está muy concentradoSi tu gato se encuentra mirando fijamente un punto y mueve la cola lentamente está muy concentrado

Hay otras formas de mover la cola que no son tan amenazantes. Si tu gato se encuentra mirando fijamente a un punto, y su cola se mueve lentamente, eso significa que está muy concentrado. Puede que haya visto una mosca o cualquier otro bicho, y quiera cazarlo, o que esté planeando un salto desde una estantería hasta otra.

De cualquier manera, lo que está claro es que los gatos son mucho más complejos que sus compañeros perrunos. Y es que no solo con la cola quieren decir mil cosas, sino que lo mismo sucede con la posición de sus orejas, el tipo de maullido, la dirección de su mirada... Si tienes un gato, probablemente estas serán cosas de las que ya te hayas ido dando cuenta a lo largo de vuestros días juntos. No obstante, si te estás planteando adoptar uno, siempre viene bien conocer todos estos pequeños detalles para hacer que la adaptación sea mucho más sencilla. ¡Ahora ya puedes saber por qué tu gato mueve la cola, o por qué la mantiene totalmente recta!

Te puede interesar

Comentarios