Menú
¿Cómo y cuándo debo vacunar a mi gato?
¿Cómo y cuándo debo vacunar a mi gato?
MASCOTAS

¿Cómo y cuándo debo vacunar a mi gato?

Protege a tu gato y cumple con su calendario de vacunación para que tu gato esté fuerte y sano.

Protege la salud de tu gato Protege la salud de tu gato

Tener un gato como mascota implica una serie de responsabilidades que debes estar dispuesto a cumplir desde el momento en el que el felino entra en tu vida. Estos animales no sólo necesitan tu afecto, sino que es imprescindible que prestes atención a su salud. Para ello deberás seguir unas pautas en sus cuidados y cumplir con precisión el calendario de vacunación que aquí te detallamos.

La edad de tu mascota, su raza e incluso la zona en la que residas pueden implicar variaciones en las vacunas que debes administrar a tu gato. Sin embargo, hay una serie de pautas invariables para garantizar la salud del felino.

Calendario de vacunación

Los gatos son animales elegantes y metódicos incluso para su vacunación. Los plazos a seguir establecidos en el calendario de vacunas deberán cumplirse con rigidez, de lo contrario, el tratamiento perderá efectividad y deberá iniciarse el proceso de nuevo.

La primera parada en el camino de la vacunación la constituye la desparasitación. A continuación se inicia un proceso en el que se incluyen vacunas obligatorias para todos los felinos y otras de carácter específico dependiendo de las características de tu gato y otros factores externos.

Cumple el calendario de vacunas de tu gato Cumple el calendario de vacunas de tu gato

Así, la vacuna trivalente felina, la vacuna contra la leucemia y la antirrábica constituyen los tres pilares fundamentales a tener en cuenta a la hora de proteger la salud de tu gato. Como complemento encontramos la protección frente a otras afecciones como la peritonitis infecciosa felina y las clamidias.

Vacunas obligatorias: trivalente felina, leucemia y rabia

El primer paso es la desparasitación de tu mascota. La fecha apropiada para someterle a este tratamiento es 40 días después de su nacimiento. La desparasitación se aplica mediante una pastilla o pasta especial y resulta de extrema importancia para la posterior vacunación.

La trivalente felina se aplica tras el destete del animal
La siguiente parada en el veterinario llega tras el destete del animal. Es importante esperar a que el gato deje de alimentarse de leche materna para acudir al veterinario a aplicarle la vacuna trivalente felina. La leche materna proporciona al animal una serie de defensas frente a bacterias y le dota de una inmunidad que desaparece tras el destete. Es entonces, alrededor de las 8 o 9 semanas de vida, cuando debe aplicarse la primera dosis de la trivalente felina. Esta vacuna nunca debe administrarse antes de las 8 semanas de vida del animal. Hacerlo mientras sigue siendo amamantado por la madre puede anular los efectos del tratamiento.

Esta vacuna protegerá al animal frente a la panleucopenia, la rinotraqueitis y el calcivirus felino. La panleucopenia es una enfermedad con una supervicencia prácticamente nula entre los gatos más jóvenes, mientras que un gato adulto puede sobrevivir. En cualquier caso, la vacuna ayuda a prevenir que tu gato resulte afectado por esta dolencia cuyos síntomas principales son vómitos y diarrea. La rinotraqueitis es una enfermedad respiratoria crónica contra la que debes vacunar a tu gato. Los animales que la contraen pasarán por etapas sanas y otras en las que presentarán distintos síntomas como secreciones nasales verdosas. Por último, la calcivirosis es una enfermedad que afecta a la boca, garganta y pulmones del gato.

Consulta al veterinario ante cualquier duda Consulta a tu veterinario ante cualquier duda

Cuatro semanas después, deberás acudir de nuevo al veterinario para suministrar al animal la segunda dosis de esta vacuna. El proceso deberá repetirse anualmente a partir de ese momento.

La vacuna contra la rabia, por su parte, es obligatoria si vas a viajar con el animal y en la mayoría de comunidades autónomas de España. Hay regiones en las que tiene un carácter voluntario. La vacuna contra la rabia se aplica al animal a los seis meses y debe ser renovada de forma periódica.

Vacunas específicas: peritonitis infecciosa felina y clamidias

Al igual que la vacuna de la rabia, la vacuna contra la leucemia felina no forma parte del calendario de vacunas obligatorias general. Una prueba rutinaria confirmará la obligación e idoneidad de vacunar a tu gato. Es muy importante proteger a tu gato frente a esta enfermedad de mortalidad elevada entre los felinos. La vacuna contra la leucemia se administra a los tres meses de edad y cuenta con dos dosis. No obstante, lo más apropiado es que consultes a tu veterinario.

La vacuna contra la clamidiasis es uno de los tratamiento de carácter voluntario que cuenta con mayor aceptación. Este tratamiento protege al gato de una dolencia que provoca al animal conjuntivitis y rinitis purulentas.

Vigila la salud de tu gato y cumple el calendario de vacunación Vigila la salud de tu gato y cumple el calendario de vacunación

La vacuna contra la peritonitis infecciosa felina cuenta, en cambio, con menor aceptación. Se trata de un tratamiento que se administra al animal por via oral, con una pastilla o tratamiento nasal. Los detractores de esta vacuna dudan de la efectividad del tratamiento frente a esta enfermedad caracterizada por afectar al pelaje del vientre y el pecho del felino.

Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de elegir las vacunas de carácter voluntario que recibirá tu mascota es la raza del animal. Los gatos Persas -como el resto de razas braquifaceas-, al tener la nariz más corta son más propensos a sufrir rinotraequitis y calcivirus. Si eres dueño de uno de esos animales, te recomendamos que prestes especial atención a estas dolencias.

Tu zona de residencia y la posible convivencia con otros felinos, cierran el computo de factores externos que te ayudarán a configurar el calendario de vacunación de tu gato. Una vez concluido el proceso, el veterinario te proporcionará un certificado de vacunación. No obstante, no olvides que muchas de estas vacunas necesitan refuerzos cada cierto periodo de tiempo. Consulta a tu veterinario ante cualquier duda al respecto.

Te puede interesar