Menú
Cómo cortar las uñas a un gato
Cómo cortar las uñas a un gato
JALEO

Cómo cortar las uñas a un gato

El momento de cortarle las uñas a tu gato puede convertirse en algo íntimo entre tú y tu gato.

Las uñas demasiado largas en los gatos les puede resultar muy molestas si no se le cortan regularmente. Además, también puede ser muy molesto para nosotros, pues puede hacer muchos destrozos dentro de la casa. Los gatos no suelen ser muy amantes del corte de las uñas, y en ocasiones puede resultar una tarea muy complicada, pues de tan sólo ver el cortauñas ya saben a lo que se tienen que enfrentar y hace mucho más laborioso realizar esta tarea.

Así, esto puede ser muy dificultoso si el gato no ha sido enseñado o habituado desde pequeño, o su carácter te impide realizar el corte de uñas. Si te encuentras en este caso, te recomendamos que acudas a tu veterinario de confianza, pues debes tener mucho cuidado si quieres cortar sus uñas de manera adecuada sin hacerle ningún daño. Si crees que existe la posibilidad de poder hacer esta tarea por ti mismo, ¡En Bekia te contamos como se hace!

Hay que habituarlo al corte de uñas desde pequeño Hay que habituarlo al corte de uñas desde pequeño

Necesitarás mucha paciencia para cortar las uñas a tu gato

Lo primero que tenemos que saber es cómo es la uña de nuestro gato. Para ello, apretaremos levemente su patita por el extremo para que salga la uña y podamos observarla antes de cortarla. Esto es así porque las uñas de los gatos son retráctiles, es decir, están escondidas. Recuerda que tu gato tiene 18 dedos, y por lo tanto, 18 uñas, cinco en sus patas delanteras y cuatro en sus patas traseras.

Lo más recomendable es utilizar una especie de tijera cortauñas especial para gatos, pero si no dispones de ella puede servirte un cortauñas que tengas por casa, ya que sus uñas no son tan duras como la de los perros. ¡No te olvides de desinfectarlo antes de usarlo con tu gatito! Debes tener el mayor cuidado posible.

Para facilitar la tarea, es recomendable que te ayude alguien para que sea más fácil poder cortarle las uñas. Así, lo primero que hacemos es sujetar su pata, y deberás presionar uno a uno los dedos para que salga la uña. Si colocas el cortauñas verticalmente será menos molesto para tu gato. Además, procura tener cuidado y no retorcerle la uña, pues resulta muy molesto para ellos.

Para cortarle las uñas con comodidad, hay que apretar la parte superior de su pataPara cortarle las uñas con comodidad, hay que apretar la parte superior de su pata

La uña se compone de dos partes: una blanca y una roja.

La roja es la parte de la vascularización y es la que no debemos tocar, pues de lo contrario tu gato se pondrá a sangrar y le causará dolor. Siempre hay que cortar la uña por la parte blanca y jamás por la parte roja, y dejar un espacio de entre 1 y 2 milímetros aproximadamente por delante de la parte roja antes de cortarla.

Si tu gato tiene las uñas negras, la parte que jamás debes cortar será mucho más oscura. ¡Deberás estar muy atento! Es mejor cortarle menos las uñas y asegurarnos de no hacerles daño, aunque tengas que repetir esta tarea más esporádicamente. Ante la duda, puedes usar un poquito de alcohol cuando hayas terminado de cortarle las uñas, por si te has pasado un poco y has rozado la parte roja pero no te has dado cuenta. De esta manera, evitarás infecciones.

Intenta convertir la hora del corte de las uñas en un momento agradable

Desde pequeñito, debes tocarle las patitas a tu gato para acostumbrarlo a la manipulación de sus patas, y así sea mucho más sencillo cortarle las uñas cuando sea todo un adulto. Acaríciale mientras realizas esta actividad, intenta hacer del momento de aseo y cuidado una actividad normal para que él no se escandalice y este lo más tranquilo posible.

Acaríciale mientras le cortas las uñas o compénsalo con su golosina favoritaAcaríciale mientras le cortas las uñas o compénsalo con su golosina favorita

De este modo, agarra a tu pequeño felino suavemente y realízale un pequeño masaje antes de comenzar con el primer corte. Cuando esté totalmente tranquilo y relajado, presiónale la almohadilla y comienza a realizar la tarea una vez vayan saliendo las uñas.

Intenta repetir el proceso de dos a tres semanas

Procura hacerlo con la mayor brevedad posible y no dejes que le crezcan demasiado, recuerda que esto puede ser incómodo tanto para el pequeño como para ti. Cuando comiences a hacerlo, intenta darle caricias y sobre todo mantén la calma y no te pongas nervioso, tu gato lo notará y querrá irse a otro lugar.

Procura cortarle las uñas en el menor tiempo posibleProcura cortarle las uñas en el menor tiempo posible

Si en el momento en el que vas a comenzar tu gato no está receptivo y está inquieto, deja que se le pase e inténtalo de nuevo más tarde o incluso unos días después. Recuerda que te llevará tan sólo 10 minutos de tu tiempo si tu gato está tranquilo y tú lo haces correctamente.

Una vez que hayas cortado sus uñas, no olvides premiarlo con una comida que le guste mucho o su golosina preferida. De esta manera, la siguiente vez que quieras hacerlo colaborará mucho más y te resultará una tarea mucho más sencilla. Debes tener mucha paciencia, ¡Con mucha práctica y con el paso del tiempo será como coser y cantar!

Te puede interesar