Menú
Cómo cuidar una iguana
Cómo cuidar una iguana
MASCOTA ÉXOTICA

Cómo cuidar una iguana

A la hora de elegir como mascota a este tipo de animal exótico hay que tener en cuenta sus peculiaridades y ser conscientes de la gran responsabilidad que conlleva.

Una iguana son mascotas que necesitan muchos cuidados Una iguana son mascotas que necesitan muchos cuidados
Las iguanas, pertenecientes a la familia de los reptiles, son una mascota muy de moda debido a que se trata de un animal muy exótico en Europa. Las iguanas provienen de Centroamérica por lo que está adaptada a climas cálidos y húmedos. Suelen vivir cerca de los charcos, ríos o lagos. Siendo estos para ellas una vía de escape ante cualquier amenaza, las iguanas son excelentes nadadoras y pueden aguantar más de una hora bajo el agua. Por norma general, suelen estar suspendidas en las ramas de los árboles para evitar peligros en tierra, sin embargo, pueden valerse de sus garras y su cola, que usan como un látigo, para defenderse contra otros animales y depredadores.

La iguana como mascota

A la hora de seleccionar a un animal exótico, como puede ser una iguana, como el nuevo inquilino de tu hogar, debes tener en cuenta que no es una mascota como puede resultar un perro o un gato, no es un animal que irá buscando tu cariño y afecto y que, sobre todo, pasará todo su tiempo en el terrario. Si aún así estas interesada en comprar una iguana, asegúrate que no provenga de su hábitat natural, ya que sufren de estrés y pueden rehusar comer y por tanto enfermar, además es una manera de fomentar su desaparición en libertad. Elije iguanas criadas en cautiverio de apariencia saludable, no te guíes por el tamaño

Las iguanas pueden llegar a medir dos metros y a pesar 8 kilos
A la hora de tomar la decisión de escoger como mascota a un animal exótico debes de tener en cuenta varios factores. En primer lugar el tiempo del que dispones para ocuparte de la iguana, ya que necesita un cuidado diario. Es un reptil y, como más arriba ya hemos comentado, no se va a comportar como un perro o un gato en cuanto entres por la puerta o estés en tu hogar.

El tamaño y el peso, piensa que en unas pocas semanas las iguanas pueden medir entre 15-20cm, pero cuando cumplen los 5 años pueden medir de 1'50-2m y pesar 8 kilos. La iguana es una mascota que conlleva un considerable coste de manutención debido a su carácter exótico y, por tanto, a sus necesidades diarias.

La escasa Información con la que contamos de partida ya que, a grandes rasgos cualquiera sabe las necesidades básicas de un perro o un pez, pero los reptiles son un mundo aparte y se debe estar completamente informado de todo, sobretodo de la alimentación: no se les puede dar cualquier cosa. Hay que saber cómo actúa y reacciona una iguana. así como la manera correcta de manipularla, puesto que es fácil acabar con la mano arañada y algún que otro coletazo.

Las iguanas son unos animales muy tranquilos, limpios y algo raros de encontrar en nuestro país, por eso también debes tener en cuenta el clima de la ciudad en la que vivas ya que, como todo animal, la iguana puede sufrir si el clima es muy distinto al de procedencia.

Beneficios de tener una iguana

Como cualquier mascota que podemos tener en nuestro hogar, la iguana nos puede proporcionar ese sentimiento de cariño hacia el otro, pero como ya hemos dicho, no son perros y por tanto ese cariño no es reciproco. Aún así tener un animal en nuestra casa siempre es beneficioso ya que nos ayuda a sentirnos necesitados, nos alegra en día con sus actos y sólo el acto de verles a diario nos puede llegar a ayudar a liberar nuestro estrés y preocupaciones.

Las iguanas no son una mascota adecuada si pasas mucho tiempo fuera de casaLas iguanas no son una mascota adecuada si pasas mucho tiempo fuera de casa

Problemas de tener este tipo de mascota:

A la hora de tener una iguana en nuestro hogar debemos tener en mente que no es un mascota como tal, es un animal salvaje, y que a la hora de domesticarla nos puede costar mucho esfuerzo. Muy pocas iguanas en cautividad superan el año de vida, ya que son difíciles de cuidar y pueden sufrir enfermedades muy dañinas para ellas. Además de que transmiten enfermedades a los humanos como la salmonela entre otras muchas.

Además, necesitan de mucha inversión de dinero para que sigan con vida (terrario, alimentación, iluminación, humedad) y crezcan de forma adecuada a su especie. Otro problema que se nos puede plantear es encontrar un veterinario experto en un animal exótico. No todos están igual de preparados, y en el caso de encontrar uno bueno, su precio será elevado.

No escojas como mascota una iguana si vas a pasar grandes periodos de tiempo fuera de casa, al contrario de lo que se puede pensar, que vivan en un terrario no significan que puedas descuidar sus cuidados, son animales que necesitan comer siempre a la misma hora, limpiar su entorno a diario y tener controlada la humedad y la iluminación. Esperamos que con esta pequeña guía puedas resolver tus dudas y escoger la mascota que mejor se adapta a tus necesidades.

Te puede interesar