Menú
El conejo Belier: conoce esta raza de roedor
El conejo Belier: conoce esta raza de roedor
CONOCE LA RAZA

El conejo Belier: conoce esta raza de roedor

Si estás pensando en tener como mascota un conejo pero no sabes muy bien por qué raza decantarte, descubre un poco más acerca del conejo Belier.

Las mascotas tradicionales continúan siendo los gatos y los perros, sí, pero cada vez hay más personas que optan por tener un conejo en sus vidas. Hay distintos tipos de conejos, razas totalmente opuestas entre sí tanto en apariencia como en carácter, pese a que podamos pensar que absolutamente todos los conejos son iguales. Los más comunes son los conejos tradicionales, los de granja, que podemos encontrar en prácticamente todos lados. Son los que vemos en la mayoría de las casas.

Este conejo se caracteriza por tener el pelo largo y las orejas caídas hacia abajoEste conejo se caracteriza por tener el pelo largo y las orejas caídas hacia abajo

No obstante, hay conejos con una estética mucho más diferente; por ejemplo, el conejo belier. Este conejo se caracteriza por tener el pelo largo y las orejas caídas hacia abajo. Por lo demás, tienen el rostro achatado y una nariz tierna que dota de dulzura a su rostro. El conejo belier es un animal que, estéticamente, resulta agradable, y es por eso que muchas personas quieren tener uno haciéndole compañía. No debemos olvidar en ningún momento que un conejo no deja de ser un roedor y, como tal, requiere unos cuidados específicos por el hecho de ser roedor, además de unos particulares por ser belier.

No se sabe en qué momento exacto esta raza comenzó a ser una raza en sí. Lo que sí se sabe es que hay libros franceses del siglo XIX en los que ya aparecen representados este tipo de conejos, con lo cual no estamos hablando de una raza reciente. Hay científicos que han llegado a aseverar que provienen de los conejos gigantes de Flandes, sobre todo por la semejanza del pelo. Dentro del conejo belier, hay distintas variedades, dependiendo mucho del país y de las selecciones que hayan ido haciendo los distintos criadores.

Las características principales de este roedor

El rasgo más distintivo del belier son sus orejas caídas, que no son así desde su nacimiento, sino que van cayendo con el paso de los años. Cuando son apenas crías, tienen las orejas completamente erguidas, y es cuando van pasando los meses que comienzan a verse los cambios en sus orejas. Como ya hemos señalado anteriormente, hay distintas variedades de belier, cada una de ellas con sus propias especificaciones y características.

Las orejas se van cayendo con el paso de los años, según van creciendoLas orejas se van cayendo con el paso de los años, según van creciendo

Por un lado está el conejo belier francés, que es bastante grande para tratarse de un roedor. Puede llegar a pesar hasta seis kilogramos y medio, y sus orejas pueden llegar a medir hasta cuarenta y cinco centímetros de largo. Estamos hablando, pues, de un conejo de un tamaño bastante considerable.

Los hay ligeramente más pequeños, y reciben el nombre de conejos belier ingleses. Como su nombre indica, este es originario de Inglaterra, mientras que el anterior lo es de Francia. En este caso, pueden llegar a pesar en torno a los cinco kilogramos, aunque sus orejas son bastante más largas, rondando los sesenta centímetros. Las orejas les suelen arrastrar un poco por el suelo, y habría que tener cuidado para que esto no causara problemas en su salud.

Hay una variedad de belier tan rara que apenas se suele mencionar en internet, debido a lo poco común que es. Estamos hablando del belier cabeza de león, que tiene una gran cantidad de pelo y, precisamente por esto, es considerado un animal muy exótico. Hay muy pocos belier cabeza de león, y es por eso que es muy complicado encontrarlos, ya sea para adoptar o para comprar.

Por último, hay dos variedades que se distinguen únicamente por su tamaño. Por una parte está el conejo pequeño belier y, por otra, el conejo enano belier. Mientras que el primero puede llegar a pesar tres kilos y medio, el segundo normalmente no llegará a los dos kilos de peso.

Las tonalidades son muy variadas según el conejoLas tonalidades son muy variadas según el conejo

En cuanto a tonalidades, hay una gran variedad posible. Los más abundantes suelen ser los belier grises, pero también podemos encontrarlos blancos, marrones, negros e, incluso, con manchas a lo largo de todo su pelaje. Todas sus variedades suelen tener una cabeza bastante voluminosa, en la que el centro de atención son siempre las orejas caídas. Eso sí, las hembras tienen una característica añadida: una especie de papada bajo la barbilla, que les otorga una expresión bastante divertida.

El comportamiento del conejo belier

Son conejos que, por regla general, suelen tener un comportamiento bastante dócil y tranquilo. A diferencia del conejo de campo que podemos encontrar en muchas granjas, este no es un conejo inquieto o que se asuste con facilidad, sino que se deja acariciar, puede llegar a aprender algunas órdenes y comportamientos claves, y es muy buena compañía. Eso sí: requiere tener un espacio bastante tranquilo y cómodo para vivir. Da lo mismo que sea en un piso o en una casa, pero necesita de un ambiente que no le provoque ningún tipo de estrés. Pueden convivir con otro tipo de mascotas, pero esto siempre requiere tener un cuidado especial.

Lo consideran el conejo doméstico perfecto debido a su carácter. Son ideales para los niños cuyos padres quieren que tengan sus primeras mascotas; aunque, en este caso, son los padres los que deben encargarse al cien por cien de los cuidados del animal. No debemos olvidar que, pese a que parezcan peluches, son seres vivos que requieren unos cuidados específicos y un hábitat saludable para poder vivir en condiciones.

Los conejos Belier necesitan hacer ejercicio a diarioLos conejos Belier necesitan hacer ejercicio a diario

Al igual que cualquier otro animal, los conejos belier necesitan de ejercicio diario para sentirse satisfechos. Aunque vivan en jaulas, lo mejor es que tengan bastante tiempo de ocio con humanos u otros animales fuera de las mismas, y que jueguen y correteen todo lo que les apetezca. Si están en un patio, hay que tener todo el entorno controlado para que no haya ningún tipo de percance que pueda poner en peligro su vida. Aunque se manchen, o pueden llegar a oler regular, no se recomienda bañarlos a menos que sea un caso excepcional, puesto que el jabón podría dañar su piel. Si al final se optara por bañarlos, porque no quedara ningún tipo de remedio, lo mejor que se puede hacer es no usar ningún tipo de jabón; únicamente agua, y sin mojar su cabeza.

Son animales muy dóciles, una estupenda compañía, pero también deben tener unos cuidados específicos para que se encuentren en buenas condiciones. En caso contrario, el belier sufriría nuestra compañía en vez de poder disfrutarla.

Te puede interesar