Menú
Perro con mal aliento, ¿cómo solucionarlo?
Perro con mal aliento, ¿cómo solucionarlo?
HIGIENE CANINA

Perro con mal aliento, ¿cómo solucionarlo?

El excesivo mal aliento en tu mascota puede ser síntoma de alguna enfermedad bucal o problema en sus dientes, por lo que debemos mantener una higiene correcta para evitar futuros problemas.

¿Tu perro tiene un aliento apestoso y no sabes qué hacer? ¡Cuidado!, que a tu perro le huela mal el aliento puede ser síntoma de alguna enfermedad bucal y hay que buscar una solución. La salud dental de los perros es parecida a la nuestra. Si mantenemos su dentadura limpia, podremos evitar futuros problemas bucales. Muchas veces, el mal aliento solo se debe a una falta de higiene, pero si no lo detectamos a tiempo, puede degenerar en un problema peor.

El mal aliento en tu mascota puede estar debido a serios problemas bucales o enfermedades orales como la gingivitisl mal aliento en tu mascota puede estar debido a serios problemas bucales o enfermedades orales como la gingivitis

El 85% de los perros de más de dos años sufren de un aliento apestoso, gingivitis y varios problemas dentales, la mayoría empiezan con un mal aliento y si no se trata a tiempo, puede empeorar y hacer que nuestro perro deje de comer o se le caigan las piezas dentales. La primera solución será un cepillado de dientes, pero si este no es suficiente, lo mejor es acudir al veterinario.

Placa dental

Uno de los primeros problemas a los que se enfrentan los perros es a la placa dental. Por lo general, afecta más a perros de razas miniatura, pequeños y medianos, aunque esto no significa que los perros grandes no se puedan ver afectados por la placa.

La placa dental se trata de una sustancia amarillo-grisácea sobre el diente. Esta placa produce ese aliento apestoso en tu perro. Si no se trata a tiempo, la patología puede avanzar, produciendo la inflamación de las encías, conocido como gingivitis y altera los bordes de las encías. De ahí puede pasar y afectar directamente al diente y provoca mal aliento y un posterior aflojamiento y caída de los dientes, además de un dolor que les impide comer.

¿Puedo cepillarle los dientes a mi perro?

Esta es una pregunta que seguro que muchos dueños se cuestionan. Y la respuesta es rotunda: SÍ. Si no quieres que tu perro tenga un aliento pestoso, esta es la primera medida para la solución de este problema. Para hacer que se acostumbre al cepillado de dientes, lo mejor es acostumbrarlos desde que son cachorros y así se evitará desde un primer momento todos los problemas dentales que se puedan producir.

Es importante cepillar frecuentemente los dientes a tu mascota, especialmente después de las comidasEs importante cepillar frecuentemente los dientes a tu mascota, especialmente después de las comidas

Pero los perros no se acostumbran de un día para otro a que les cepillen los dientes. Además, no puedes usar cualquier cepillo ni cualquier pasta. Se debería comprar un cepillo en el veterinario, con las cerdas suaves. En caso de no encontrarlos, se podrá optar por un cepillo para bebés. En cuanto a la pasta, también debe ser especial. La pasta que utilizamos nosotros en el día a día lleva flúor y es tóxico para los animales. Por ello, se deberá comprar una pasta de dientes especial para nuestro acompañante canino.

Cómo cepillarle los dientes a mi perro

Cuando éstos son cachorros, la introducción al cepillado de dientes no es tan costosa. Lo primero que tienes que hacer es que se acostumbre a que le manipules la boca. Para conseguirlo con más eficacia, puedes darle premios. Deberás cepillarle los dientes al menos dos veces por semana. Para acostumbrar a tu perro al cepillado de dientes, puedes seguir los siguientes pasos:

1. Introducción a la pasta de dientes: una vez que nuestro perro nos deje manipularle la boca, tendremos que hacer que se acostumbre al sabor de la pasta de dientes y a su textura. Para ello, podemos ponernos un poco de pasta de dientes en nuestro dedo y dejar que nuestro perro nos lama, la chupe y se la coma. Algunas tienen sabor a carne y les son muy sabrosas.

2. Acostúmbralo a la pasta de dientes: una vez que sepa como sabe y no se le haga raro, deberás acostumbrarle a que la tenga en los dientes y evitar que se la coma cada vez que se la pones en la boca.

Para acostumbrar a tu mascota al cepillado de dientes, debemos hacerle familiar la pasta de dientes que se va a emplear y nunca forzándolePara acostumbrar a tu mascota al cepillado de dientes, debemos hacerle familiar la pasta de dientes que se va a emplear y nunca forzándole

3. Cepillo de dientes: lo primero que puedes hacer para que se acostumbre al cepillo es acercárselo con un poco de pasta a la boca y dejar que lama la pasta. Después, sujétale el hocico e intenta, poco a poco, cepillarle los colmillos.

4. Dientes posteriores: una vez se acostumbre al cepillo en la boca y le cepilles los dientes, tendrás que dar el siguiente paso, que es cepillarle los dientes posteriores.

5. ¡Ya se ha acostumbrado!: una vez realizados todos estos pasos, con paciencia y cuidado y tu perro se sienta a gusto, podrás cepillarle los dientes. Tendrás que hacerlo, al menos dos veces por semana.

No dudes acudir al veterinario

Para cualquier duda o cuestión, siempre puedes preguntar al veterinario y nos aportará la solución que mejor ayude a la higiene dental de nuestro perro. Además, igual que a los humanos, también les pueden realizar limpiezas bucales para favorecer el lavado que le hacemos en casa y revisar cual es la salud de sus dientes.

También existen snacks y premios que nos pueden ayudar a que nuestro perro se acostumbre al lavado de dientes, existen juguetes limpiadores, masticables, que también te serán de ayuda para la limpieza bucal de tu perro. Así que, si no quieres que tu perro tenga un aliento apestoso y darle una larga y feliz vida, añade un cepillado de dientes para que siempre estén limpios y relucientes.

Te puede interesar