Menú
Dogo Alemán: Razas de perros
Dogo Alemán: Razas de perros

CUIDADOS Y CARACTERÍSTICAS

Dogo Alemán: Razas de perros

Este ejemplar es el perfecto acompañante de niños y personas mayores debido a su cariñoso carácter.

El Dogo Alemán es un perro espectacular y que a nadie deja indiferente cuando pasea por la calle. De gran tamaño, esta mascota tiene un carácter bonachón y afable. Por otro lado, sus andares elegantes y ligeros contrarrestan la imagen que aparentemente suele dar al primer vistazo.

Esta raza de perro es excelente para aquellos que viven en una casa grande y necesitan protección pues el Dogo Alemán les puede proporcionar compañía, seguridad y cariño. Tanto si tienes a este perro como mascota como si estás pensando en acogerlo, en Bekia te contamos cuáles son sus orígenes, sus características básicas y sus cuidados esenciales para que podáis ser todos felices como la buena familia que el Dogo Alemán se merece.

El Dogo Alemán debe su tamaño a una antigua mezcla de razasEl Dogo Alemán debe su tamaño a una antigua mezcla de razas

Orígenes

Como el nombre de la raza indica, este tipo de perro se originó en Alemania mezclando a los Alanos, unos perros de enorme tamaño procedentes de Rusia, con otros perros autóctonos. En este país, se necesitaba durante el siglo XIII una raza de perro que pudiera proteger a los alemanes de los invasores además de que les ayudase a cazar animales de gran tamaño.

La creación del Dogo Alemán fue excelente para los habitantes de esta zona, que se sintieron a salvo de la mano de este perro. Su fino pelaje y esbelta figura le daban una imagen más elegante, lejos de los grandes y rudos perros de montaña. Debido a todas estas cualidades el Dogo Alemán poco a poco se fue introduciendo como mascota y en la actualidad podemos encontrarlo en los hogares de todo el mundo.

Características del Dogo Alemán

Esta raza de perro es de las más grandes que existen. Mide entre 68 y 80 centímetros, pesa entre 60 a 80 kilos y tiene una media de edad entre los 10 y los 12 años. Su aspecto es alto y estilizado con unas patas un poco más largas que su tronco. Tiene el pelaje corto y puede ser de muchos colores: blanco, negro, marrón o gris.

La cabeza es cuadrada y tiene un gran morro rectangular con un poco de mejilla que le cae por los lados. Las orejas son grandes, a diferencia de los Gran Daneses que tienen un aspecto parecido aunque estas son más pequeñas y puntiagudas en su coronilla. Los ojos, separados, suelen ser de color marrón o negros. Su cola, larga y puntiaguda.

Pese a su gran tamaño, su figura es esbelta y elegantePese a su gran tamaño, su figura es esbelta y elegante

Cuidados y necesidades

El Dogo Alemán es una mascota de grandes dimensiones que necesita mucho espacio para vivir y estar activo a todas horas. Por lo tanto, si vivimos en un piso en la ciudad la idea de tener este tipo de perro debe estar del todo desestimada, puesto que no podríamos darle la felicidad que necesita ni incluso sacándolo a pasear un mínimo de tres veces al día.

Cuando sea un cachorro el Dogo Alemán será una raza muy juguetona, pero a medida que vaya haciéndose adulto se le pasarán las ganas de jugar tanto y preferirá ser fiel y cariñoso con sus dueños. Esta raza es muy buena para tenerla junto a niños y personas mayores, siempre bajo supervisión y con una estricta educación para que no pueda hacerles daño ya que como es tan grande en ocasiones no será consciente de su fuerza y puede herir a alguien sin querer.

Te puede interesar