Menú
Pez gato: características y cuidados
Pez gato: características y cuidados

MÁS DE 3.000 ESPECIES

Pez gato: características y cuidados

Bajo este nombre podemos encontrar nada más y nada menos que un total de 33 familias, casi 400 géneros y más de 3.000 especias.

El pez gato (también conocido como siluros o bagres y cuyo nombre tiene origen en su versión en inglesa 'catfish') pertenece al orden de los Siluriformes y comprende un total de 33 familias, 400 géneros aproximadamente y más de 3000 especies. Gracias a esta amplia variedad hacen de él el preferido como mascota y ofrecen un gran atractivo como elemento ornamental. Además de esto, también presentan una serie de características para desempeñar una papel fundamental en el mantenimiento del acuario.

Reciben su nombre por los característicos bigotes que tienenReciben su nombre por los característicos bigotes que tienen

Características

Sin duda lo que más caracteriza a esta especie son sus bigotes que se asemejan a los de un gato y les aportan este nombre. Pero también comparten similitud en cuanto a la funcionalidad ya que son órganos sensoriales con el que detectan fácilmente el alimento que van a consumir. Estos pueden estar tanto en los laterales de la boca como debajo de la cabeza o el hocico. Va variando según la especie. En cuanto a las aletas, tanto pectorales como dorsales, estas están previstas de espinas puntiagudas que en algunas de las especies pueden llegar a ser hasta venenosas (liberando una endorfina si se sienten en peligro) y ocasionan graves heridas en otros peces y, especialmente, en los depredadores. Algo que también los caracteriza es que su cuerpo no está cubierto de escamas si no de una piel bastante fuerte. Hay incluso algunas especies que poseen placas dérmicas que actúan a modo de coraza a la hora de defenderse.

Aunque su tamaño puede oscilar entre los 25 centímetros y el metro y medio (incluso puede llegar a los 2 metros en casos excepcionales), su peso siempre está por encima de lo que aparentean oscilando también entre 1 y 100 kilos. En cuanto a las características mencionadas al comienzo del texto que hacen del pez gato la mascota perfecta son que tienen por costumbre limpiar el fondo de los acuarios (principalmente los alimentos sobrantes). Existe también una especie con ventosas en la cavidad bucal lo que les da la capacidad de adherirse a las paredes del acuario y también limpiarlas.

Pueden alcanzar hasta los 2 mestros de longitudPueden alcanzar hasta los 2 mestros de longitud

Cuidados

Un factor a tener en cuenta es que cada una de las múltiples especies que existen de pez gato presentan unas características y unos hábitos muy diferentes. Por ello lo más importante es informarse de manera más pormenorizada según la especie que se escoja como mascota. Por ejemplo, el pez gato americano y el pez gato azul, además de los alimentos de lo profundo, también acostumbran salir a la superficie para capturar insectos acuáticos, cangrejos, moluscos, crustáceos y otros peces. Además, de estas dos especies destaca también que son nocturnos. En cuanto al pez negro, este se alimenta principalmente de pescado aunque también de insectos, alguna que otra larva acuática, crustáceos de pequeño tamaño, huevos de otros peces y plantas acuáticas. Aunque también pueden alimentarse por la noche, no se consideran nocturnos. Por otro lado, los bagres amarillos son carroñeros y tienden más a alimentarse de pequeños peces, camarones, caracoles o cangrejos y también vegetación y materia orgánica.

Como puedes observar, la alimentación es algo especialmente complejo en la especia tan amplia del pez gato por lo que dependiendo de cual escojamos tendrán tendencia por una cosa u otra.

Hay tantas especies que pueden encontrarlos de todas las formas y coloresHay tantas especies que pueden encontrarlos de todas las formas y colores

Respecto al acuario, esta también variará mucho por cuestión de tamaño. Es importante conocer bien a la especie para saber cuando crece cada una de ella y no se acabe convirtiendo en un problema su desarrollo. Si lo que buscas es uno de tamaño pequeño, los más indicados son los conocidos como calíctidos, que no crecen mucho, son muy activos y se pasan la mayor parte del tiempo en el fondo del acuario. Si en cambio tienes un acuario de grandes dimensiones, la mejor opción son los plecostomus, que son de gran tamaño y de impresionante belleza debido a su colorido. Son nocturnos pero su mantenimiento es sencillo y conviven perfectamente con peces de otras especies.

Para los más arriesgados (y los que tengan espacio suficiente, por supuesto) puede optar por los que parecen tiburones en miniatura. La familia de los Panfasiidae se caracterizan por parecerse a esta otra especie y que llaman mucho la atención pero pueden alcanzar un gran tamaño por lo que hay que pensárselo dos veces. Si por el contrario lo que busca es más el colorido que la forma, entonces se puede pensar en los Pseudopimelodidae que lucen unas rayas naranjas y negras. Por este mismo motivo se les conoce como pez gato abeja.

Suelen pasar la mayor parte del tiempo en el fondo del acuarioSuelen pasar la mayor parte del tiempo en el fondo del acuario

Respecto a la construcción del acuario en cuanto a ornamentación se refiere, es imprescindible que cuenten con troncos u otros objetos entre los que poder esconderse. Como ya se ha dicho, muchas de las especies de pez gato tienen a pasar la mayor parte del tiempo en el fondo por lo que esta superficie ha de ser fina en el sentido de que les permita movilidad como la gravilla de forma que no les dañe los tentáculos (bigote) ya que es la parte más importante para ellos.

Te puede interesar