Menú
Peritonitis en perros: lo que necesitas saber
Peritonitis en perros: lo que necesitas saber

NECESITAS SABER

Peritonitis en perros: lo que necesitas saber

Presta atención a este artículo para que tu perro no sufra de peritonitis y puedas ponerle solución cuanto antes.

Por todos es sabido que en lo que refiere a la salud siempre es mejor prevenir que curar y para ello nada como estar bien informado. Nuestras mascotas, desgraciadamente, no pueden avisarnos de forma explícita de que algo malo les ocurre cuando enferman o cogen una determinada infección. Por ello, nuestro deber como dueños es conocer algunas de las enfermedades más comunes en los perros, sus síntomas, cómo prevenirlas y sobre todo llevarlos al veterinario para sus chequeos periódicos.

Acudir frecuentemente a las visitas con el veterinario ayudarán a diagnosticarloAcudir frecuentemente a las visitas con el veterinario ayudarán a diagnosticarlo

Una de las enfermedades más comunes en los perros en la peritonitis. La peritonitis es una inflamación de la membrana serosa que recubre el interior de la cavidad abdominal del animal y que provoca una fuerte irritación en la zona. Esta membrana se denomina peritoneo (de ahí el nombre de la enfermedad) y se encarga de absorber los líquidos que no se deben de filtrar en el área anatómica.

Tipos de peritonitis

Esta enfermedad es una de las más graves que pueden experimentar los perros, sin embargo, dependiendo de la causa, la evolución de la anomalía y su desenlace puede ser muy diferente. Inicialmente, dependiendo de la presencia o ausencia de bacterias y virus, las peritonitis se clasificaban en peritonitis sépticas (presencia de bacterias) y no sépticas (ausencia de bacterias). Dentro de las no sépticas se subdividían en dos grupos:

  • Las peritonitis neoplásicas: son aquellas que se producen por la liberación de contenido neoplásico en el interior de la cavidad del abdomen que provocan una alteración de la serosa y dan lugar a su inflamación.
  • Las peritonitis químicas: se producen por un derrame de sangre, bilis, orina o enzimas pancreáticas.

La peritonitis es una de las enfermedades más graves en perrosLa peritonitis es una de las enfermedades más graves en perros

Sin embargo, actualmente esta enfermedad tiene una clasificación más sencilla que se basa en el proceso que provoca la alteración. De esta forma, la peritonitis puede ser primaria si la alteración en la membrana se desarrolla en el peritoneo; secundaria, si la inflamación se provoca por una alteración del resto de vísceras que forman el abdomen; y terciaria cuando se trata de ruptura de tumores, derrames neoplásicos y traumatismos.

Algunos motivos de la inflamación del peritoneo

Ante todo debes saber que no existe ninguna manera de prevenir la aparición de esta enfermedad. Sin embargo, cuanto antes se detecten los síntomas y se acuda a un veterinario, antes se podrán tratar a las mascotas y más pronto se recuperarán.

Tu perro puede desarrollar peritonitis por causas como un traumatismo en la zona abdominal, por una infección de bacterias, por una inflamación del páncreas (pancreatitis), por un estrechamiento de los conductos de la vesícula biliar (esteneosis), por desarrollar algún tipo de cáncer o incluso como consecuencia de intervenciones quirúrgicas en la cavidad abdominal.

Síntomas y diagnóstico de la peritonitis

Ante la imposible prevención de la peritonitis es fundamental que conozcas y estés alerta ante los posibles síntomas que pueden experimentar tus mascotas. Los síntomas más comunes de esta enfermedad son:

  • La pérdida del apetito
  • El dolor en el abdomen
  • La diarrea
  • Los vómitos
  • La fiebre
  • La letargia
  • La distensión abdominal

No tienen por qué darse todos a la vez por lo que, ante la presencia de alguno de ellos, lo mejor es que acudas al veterinario para que le realice determinadas pruebas que te permitan salir de dudas lo antes posible.

Se puede detectar mediante exámens físicos en el veterinarioSe puede detectar mediante exámens físicos en el veterinario

En el veterinario las pruebas que realizará a los perros en caso de padecer síntomas de peritonitis consistirán en un examen físico, una radiografía, una ecografía que permita observar el hígado y, en la mayoría de los casos, también llevará a cabo un análisis de sangre, un análisis de orina y un hemograma completo.

El análisis de sangre permitirá conocer si las enzimas hepáticas son altas y si hay presencia de bilis en la orina de nuestro can. Por otro lado, mediante las ecografías y las radiografías el veterinario podrá observar si existe una fuga de la bilis en el hígado. Todas estas pruebas servirán para que pueda diagnosticar con exactitud si tu perro padece una peritonitis y de qué tipo y gravedad es.

Tratamiento de la peritonitis

La peritonitis puede darse de forma localizada o generalizada, lo cual supondrá que sea de mayor o menor gravedad. De esta forma, el tratamiento de la enfermedad dependerá directamente del tipo de peritonitis que padezca tu mascota y de la gravedad de la misma. En cualquier caso, todo tratamiento de peritonitis debe tratar la infección de la enfermedad -en caso de que la hubiera-, debe estabilizar las constantes fisiológicas del animal y por último debe averiguar y corregir la causa del problema. En ocasiones en las que, por ejemplo, existe un cúmulo de líquidos y sea necesario un drenaje abdominal, el animal deberá someterse a una intervención quirúrgica.

Los tratamientos dependen del grado de peritonitis de cada mascotaLos tratamientos dependen del grado de peritonitis de cada mascota

De cualquier modo, la mejor manera de anticiparse a una posible enfermedad como la peritonitis -que puede llegar a ser muy grave y dolorosa para las mascotas- es que no faltes a tus citas periódicas con el veterinario y que seas consciente de los síntomas de esta enfermedad. El conocimiento de los síntomas y la inmediata visita al veterinario permitirá que, en caso de que tu perro padezca esta enfermedad, el tratamiento pueda empezar más pronto y por ello sea más fácil y rápida su recuperación.

Te puede interesar